Se encontraron 4 coincidencias

por Gerad
26 Ago 2019, 11:16
Foro: Capítulos finalizados
Tema: [1x04] Capítulo cuarto «Templo de Ylathia»
Respuestas: 57
Vistas: 1477

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Leezar Lockbruck escribió:
21 Ago 2019, 11:00

- Como comenté en el consejo, ya tenemos a nuestra disposición una red de comunicación basada en las anfípteras entre Villa Musgosa y Piedrahundida... como ahora es vos el que está al cargo de los dominios de los Orovecchio y no Fabrizio, le recuerdo la importancia de crear unos puestos de vigilancia a lo largo de nuestras fronteras, de modo que podamos entrenar a los vigías en el envío de estos reptiles alados... *señalo a Enyra* nadie más capaz que nuestra general para seleccionar a tales vigías y yo mismo, me presto a instruirles en el trato con esas criaturas y su envío a Piedrahundida, de modo que así podamos estar informados de cualquier incursión o problema en el señorío. Incluso, tengo ideado un Plan B para que en el caso de que un hipotético ataque sea repentino y no de tiempo a los vigías a escribir un mensaje: cada puesto de vigilancia dispondrá de varias anfípteras, de las cuales, una de esas criaturas, ya tendrá una misiva atada a una de sus patas, compuesta simplemente por un símbolo, cada puesto dispondrá de un símbolo que lo identifique, y una cruz negra como mensaje, de forma que en el caso de que el ataque les pillase por sorpresa, simplemente tuvieran que soltar a la criatura y así poder informarnos de que el asentamiento correspondiente al símbolo ha recibido un ataque fatal y es necesaria nuestra actuación. El resto de criaturas de las que dispondrá cada puesto de vigilancia serán empleadas para escribir mensajes más detallados, todos ellos con el símbolo correspondiente para evitar confusiones, y en los que nos podrán informar de cualquier eventualidad...

*Sin más guardo silencio a espera de alguna respuesta, ya sea afirmativa o negativa. Si no recibo tal respuesta, me dirigiré a mis aposentos y a la Biblioteca a comenzar con mis estudios para derrotar al Grimorio de Gustaffon, así como el aprendizaje de cualquier conjuro que pueda servirme para tal evento*
- Id avanzando hasta que sea posible financiarlo, pero será el consejo quien lo apruebe.
Starkvind escribió:
22 Ago 2019, 00:07

Cuando estás recogiendo tu escritorio, encuentras una carta manuscrita. Esta carta no la habías visto y no sabes quién ha podido ponerla, pero te pones a leer. Es un pergamino de los Orovecchio, quien la haya escrito ha obtenido el material en Piedrahundida. Supongo que tenéis un lacrado, una marca o un material muy concreto que te permite reconocer tus pergaminos. Bueno, el contenido del texto es el siguiente:
Elisia Jacenty escribió: Querido Gerad Orovecchio:

El trato que me has otorgado en Piedrahundida me ha llegado al corazón. Lamento no haber podido conocerte en otras condiciones, pero la vida nos enfrenta a tribulaciones superiores a nuestros deseos.

Me van a rescatar sin ninguna duda en cuanto abandone tus dominios. Le he dado esta carta a uno de los jóvenes de la parroquia y le he pedido expresamente que, si mi caravana sufría algún percance, te la hiciese llegar. Por favor, no lo castiguéis, es todavía demasiado inocente.

No he sido completamente sincera contigo, me temo. Me has parecido alguien muy cabal para ser de Malasthar, supongo que por los prejuicios. Aquí te dejo escrita la verdad de lo que ocurrió en el dirigible. No sé si servirá para algo, pero no quiero que acuséis a quien no se lo merece.

Estuve buscando durante semanas al tal Fëanâro Vardamir, hasta que lo encontré en el Aeródromo de Rhys. Iba acompañado de un grupo de aventureros, conocidos suyos desde hace años. Nâro había causado un enorme dolor a una de mis protegidas, una chiquilla inocente con una carrera musical prometedora, y quería castigarlo por su irresponsabilidad. Estuvimos discutiendo, pero me dejé llevar por los buenos momentos que compartimos juntos, y me uní a su aventura. Querían escoltar a una dracónida —diría que era la líder del grupo— que se parecía demasiado a la Generala Nêcraxia hasta los Picos Matanza, la cordillera que separa Vilennea y Malasthar del Reino de Éilerenn.

Durante el trayecto, Jiggalen Pamphilos se encaprichó de una de las compañeras de Nâro, una iblisia de piel pálida. Su prometida, Tayana, había mantenido algún tipo de relación escandalosa con Sert, su primo, y Jiggalen quiso vengarse en la propia noche de bodas... ¿te imaginas qué locura? Esto desembocó en el descubrimiento de algo más siniestro...

MANCHA DE TINTA

Bueno, sé que Nâro ya no está. En el dirigible no solo nos habíamos colado los siete aventureros, si no que en la sala de máquinas moraba la madre de Nâro. No sé por qué, nunca me lo explicó, pero se había convertido en una horrenda rediviva devoradora de corazones, conocida como La Piadosa. Nos enfrentamos a...
Parece que no le dio tiempo a escribir más. La carta finaliza con otro manchurrón de tinta. El mes que viene recibirás la respuesta del Tribunal de Beslitz y de los Buelhorn.
Al recibir esta carta automáticamente informo de su contenido a Alim. Es información muy importante que debemos tener en familia para prepararnos para lo peor...
Starkvind escribió:
22 Ago 2019, 01:42

Suele querer hablar con Alim y con Gerad, a los que considera más «aptos» que el resto de habitantes de la fortaleza. En verdad, sus intenciones parece más haberse escapado de casa porque no le dejaban hacer lo que le daba la gana que otra cosa. Es infantil, caprichosa y endiabladamente inteligente. El tinte ha empezado a caérsele del pelo y ha empezado a mostrar de nuevo su brillante pelo rojo.
La niña Urgana siempre está incordiando, al final todas las crías son iguales. La dejo hacer lo que quiera, nos interesa tenerla contenta, e intento tratarla un poco como una adulta y darle casi todo lo que quiere, sin pasarse, aunque no sirva de mucho. Siempre que hablo con ella mido bien que información digo, intentando no dar datos importantes sobre nuestro ejercito o recursos. Al final es de la familia enemiga y debemos tener cuidado.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ante la llegada de la Piadosa, las palabras de la carta de Elisia vienen a mi mente. Drake y Alim estaban informados, pero los demás no. Abelio... Quizá sea mejor que no sepa lo que es, tenemos que manejar esto con cuidado y el es... inestable. Mando a mis hombres informar a Enyra y Leezar, que se preparen para lo peor, pero con discreción. Leezar recibirá instrucciones de informarse de como destruir a nuestra invitada, o exorcizarla o lo que sea. Lo peor es que quizá solo Abelio sea capaz de hacerlo, en cuyo caso si que tendremos que informarle...
por Gerad
20 Ago 2019, 20:44
Foro: Capítulos finalizados
Tema: [1x04] Capítulo cuarto «Templo de Ylathia»
Respuestas: 57
Vistas: 1477

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Fabrizio Orovecchio escribió:
18 Ago 2019, 17:25
La emoción me juega una mala pasada. No logro mantenerme de pie, me tropiezo con mis propios pies y caigo encima del cuerpo exánime, montando un espectáculo lamentable producto de mi cansancio, de mi herida y de la situación que me sobrepasa. El servicio se me queda mirando atónito, mientras Drake, Gerad, Leezar y Alim me observan en silencio. Me incorporo como puedo y carraspeo.

— Disculpadme, no me encuentro bien. Gerad, Alim, encargaos de esto. Mañana salgo muy temprano hacia el Santuario de los Pantanos y no me puedo demorar.
Asiento, aunque no he podido evitar poner la cara de preocupación al ver la escena.

- Partid sin problema, hermano. Alim y yo mantendremos todo en orden.
Abelio Floricarpio escribió:
19 Ago 2019, 01:45
El pánico me invade y cambio de tema

"Richerento!! Puede estar envenenado por el impostor, ponerle en cuarentena! "
Pese a que veo hecho una mierda a mi primo, ya no me fio de nada. Y menos tras los putos zombis. Llamo a los guardias y les ordeno la cuarentena inmediata de Richerento. El mismo protocolo que con Mario. Al menos de una habitación a otra podrán hablar...

Abandono la zona, dejando a Bruto al cargo de todo lo que pueda necesitar Abelio. Será mis ojos con todo este tema. Cuando esté en mejor estado recibirá un mensaje sobre lo importante que es de que convenza al joven Pamphilos de que no debe hacerse un monje hermitaño. Está en deuda con nuestra familia y un monje no puede pagar sus deudas. Nos interesa que vuelva como aliado.

Lo primero que hago es visitar a Enyra.

- Mi General, creo que vamos a entablar un duelo a muerte contra los Buelhorn. Voy a redactar ahora mismo las misivas. Sé que yo mismo solicité vuestro nuevo equipo y recursos para un entrenamiento especial, pero quizá sea más necesario ahora que sea Drake quien lo reciba. Me gustaría saber si lo aprobáis.

Charlo un rato con Enyra sobre todos los problemas que tenemos, cuando Leezar aparece y nos informa de su conversación con Mario.
Leezar Lockbruck escribió:
18 Ago 2019, 10:59
- Mogg'Shattoth gobernó sobre esas criaturas... no es de extrañar que parte de la consciencia del demonio que aún habita en este plano a través del grimorio, le conduzca hacia el principal asentamiento de esos seres reptilianos para volver a subyugarlos bajo su voluntad, aunque esa voluntad esté tan mermada y solo sea una sombra de lo que fue Mogg'Shattoth, no deja de ser una amenaza si se le deja el tiempo suficiente de existencia...

- Entonces no hay tiempo que perder... hablaré con Enyra y Abelio, debemos acudir a las Ruinas de los Hombres Lagarto para terminar de una vez por todas con ese ser inmundo y con la amenaza reptiliana...
Leezar Lockbruck escribió:
20 Ago 2019, 18:59
*Por consiguiente, tanto Gerad como Enyra se pueden dar por informados de mi conversación con Mario. Les propondré llevar a cabo una expedición a finales de mes o principios del siguiente, de modo que disponga de tiempo suficiente para poder prepararme a través del estudio de mis libros y en la Biblioteca. Enfrentarse a esta nueva amenaza demoníaca no es ninguna broma y no se debe subestimar el oscuro poder que puede contener el ahora desatado Grimorio de Gustaffon*
- Este mes es imposible mandar una expedición, tenemos a toda la guardia en alerta por los malditos Buelhorn, las murallas reparando... Me temo que deberá esperar al siguiente consejo. Aunque Enyra podría dedicar todo el tiempo posible a preparar a las tropas para la visitar a los hombres lagarto... Quedará en vuestras manos. (Dado que no hay acciones disponibles para este mes, por eso pasa al siguiente)

Dejo a todo el mundo y marcho a mi despacho. Pongo a Marco a hacerse cargo de las tareas. Necesito concentración para preparar las misivas. Ningún trazo de ninguna palabra de la carta puede mostrar debilidad.

Empiezo por la de los Buelhorn.
Gerad Orovecchio escribió: Querido Josah Buelhorn:

Lamento mucho oír como mi hermano intentó atacaros. En clara desventaja, siendo una comitiva diplomática y en presencia de su mujer no tiene ningún sentido. Creo que ambos sabemos que Fabrizio Orovecchio no actúa así.

He repasado vuestras exigencias para la liberación de mi hermano. El problema es que mi hermano está aquí en Piedrahundida con nosotros, con una mano menos y una historia completamente diferente a la vuestra, por lo que me temo que no vamos a acatar ninguna de ellas.

Habéis insultado a esta familia, mentido descaradamente por carta, y jugado sucio. Pero los Orovecchio aún creemos en las tradiciones del Gran Impero de Malasthar. Os hago saber lo siguiente.

Sir Draconio Orovecchio, Espada de Piedrahundida y Caballero del Imperio de Malasthar desafía a duelo a Josah Buelhorn, señor de Altoviento.

Y por si tenéis alguna duda, hemos informado de todos los hechos al Tribunal de Beslitz, donde se realizará el duelo. Como bien mencionabais en vuestra carta, no queremos hacer enfadar al Impero, ¿no?

Gerad Orovecchio, señor en funciones de Piedrahundida
Sello la carta y la envío a la familia Buelhorn. Puesto esto, escribo al Tribunal de Beslitz, recuerdo que tenía un buen amigo dentro del tribunal, seguro que nos ayuda tenerle en nuestro favor.

TIRADA DE INFLUENCIA = FRACASO

Imagen

Mierda, no recuerdo ni su nombre. No sería tan buen amigo. Joder. Marco entra y me ve cabreado conmigo mismo. Me pregunta, y le cuento el pastel. Sonríe y me sirve un vaso de vino.

Contador de Historia- Señor, vuestro "amigo" es Sir Elthon. Recuerde, aquel noble al que salvó de una pelea en una taberna en la capital... Hace años que no cuenta la historia, creo que la ha ido olvidando...

Joder que puta cabeza. Este chico es un genio. Ahora recuerdo porque trabaja para mi. Le sonrío y le despido. Sir Elthon Travole. Aquella noche iba muy borracho, y ofendió a unos parroquianos problemáticos. Eligió muy mal donde tomarse unas copas, al fin y al cabo era nuevo en la ciudad, acababa de empezar su oficio en el Tribunal. Y para evitar problemas al tabernero me puse en medio, comencé a contar chistes y todos acabamos de fiesta de nuevo. Esa noche le salvé de una buena, y quedó en deuda conmigo. Amigos para siempre.
Llegó el momento de cobrarse la deuda y saludar a mi viejo amigo.

Gerad Orovecchio escribió: Al Alto Tribunal de Beslitz:

Muy a mi pesar escribo esta carta para informar de los actos infames y poco caballerescos del líder de la familia Buelhorn. En vez de solucionar los conflictos de forma legal, optaron por lo siguiente:

Jorah Buelhorn ha mutilado la mano a Sir Fabrizio Orovecchio, sin darle opción a defenderse en justa batalla. Apresó a la comitiva diplomática, utilizó a sus hombres para que le sujetaran y le cortó la mano. Después, dejó preso a mi hermano y sus hombres, mandando una carta con actos inventados solicitando dinero como un vulgar timador.

Sir Fabrizio pudo escapar, pero no todos sus hombres ni su mujer, Paulina.

Dados estos actos tan poco apropiados para un líder de familia noble, declaramos necesario un juicio por combate, siendo informado Jorah Buelhorn.

Para defender a la familia Orovecchio, la justicia y la verdad, luchará Sir Draconio Orovecchio, caballero del Imperio de Malasthar.

Sin mas asunto, espero que el Imperio tome este asunto con la importancia que tiene.

Gerad Orovecchio, señor en funciones de Piedrahundida
La carta irá acompañada de un buen agasajo de vino para Sir Elthon. Esperaremos a ver que ocurre.
por Gerad
16 Ago 2019, 10:58
Foro: Capítulos finalizados
Tema: [1x04] Capítulo cuarto «Templo de Ylathia»
Respuestas: 57
Vistas: 1477

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Starkvind escribió:
15 Ago 2019, 01:04
Gerad, haz una tirada de modificación negativa de Riqueza. A cambio, sea cual sea el resultado, se mudarán nuevos colonos a las inmediaciones de Piedrahundida. No obstante, tendrás que describir cómo lo llevas a cabo, qué clase de personas se desplazan, etc.
TIRADA DE DEGRADACIÓN = FRACASO

Imagen

Cuando acaba la reunión, me pongo manos a la obra con mi parte de las tareas del mes. Me reúno con Marco y Bruto, y nos tiramos una mañana debatiendo las mejores medidas para atraer población a Piedrahundida. Llegamos a que dada la situación actual de necesidad, los nuevos colonos tendrán los próximos puestos de trabajo disponibles con 3 meses de reducción de impuestos, y las casas viejas en mal estado que se han ido abandonado se les entregarán para que dispongan de alojamiento, aunque necesitarán unas cuantas reparaciones. Dejar esas casas a punto necesitarán dinero. Dinero que apenas nos queda. Pero no hay otra salida. Quizá usando mi propio dinero y unas cuentas imaginativas...

TIRADA DE SOLVENCIA = ÉXITO

Imagen

Si, podría funcionar. Vamos a repasar las cuentas otra vez...

TIRADA DE DEGRADACIÓN = FRACASO

Imagen

Bruto me saca de mis ensoñaciones e ilusiones. Es imposible. Necesitamos traer a gente, y por ello, nos quedamos sin más dinero en las arcas. Tanto tiempo comprando recursos que no generamos, los meses de guerra con la mitad de gente... Al final hemos llegado al límite.
por Gerad
13 Ago 2019, 20:31
Foro: Capítulos finalizados
Tema: [1x04] Capítulo cuarto «Templo de Ylathia»
Respuestas: 57
Vistas: 1477

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Guardo silencio. Espero mi turno mientras hago cuentas, números en la cabeza que desaparecen cada vez que veo la tez blanquecina de Fabrizio, y el vendaje de lo que antes era su mano. Tengo que mantener la compostura. Respiro. Cuento otra vez. Muñón. Respiro. Veo como Enyra termina de hablar y carraspeo. Tomo aire para relajarme.

- Como cada mes, voy a exponer las cuentas.

Miro a Fabrizio, asiente. Todo tiene su importancia al final.

- Por fin tenemos una generación de alimentos “casi” sostenible. Digo casi puesto que aunque generamos lo que consumimos, necesitamos almacenar bastante alimento para el próximo invierno. Mejorar las granjas es una obligación.

Muñón. Tez lívida. Respiro. Intento que no se me note afectado.

- Nos quedaría una unidad de piedra en el almacén, que debería usarse para Reparar las murallas. No creo que sea el mejor momento para dejar un agujero defensivo en la ciudad, viendo las circunstancias.

Miro a Enyra. Pese a llevar a sus espaldas la guerra con Shadaleen, los problemas con la Torre Gustaffon y Villa Musgosa, se mantiene estoica y llena de energía. ¿De dónde sacará la fuerza?

- Se avecinan tiempos duros, creo que nuestra General va a tener que tomar muchas decisiones difíciles y arriesgar todo en nombre de la familia Orovecchio – me muerdo la lengua para no decir “otra vez” – creo que dado que no podemos invertir recursos ahora en una crear armería o mejorar los campos de entrenamiento, puede que si podamos Mejorar sus habilidades con una armadura nueva y mejores armas. Mejorar la cabeza del ejército, mejorará al ejercito.

Le hago un gesto de respeto con la cabeza. Y sigo.

- Por último, aconsejo que en vistas del futuro, empecemos a Reclutar población para el mes el próximo mes. No sé como estaremos, pero sé que es necesario crear una cantera y otra granja. Ya veremos el orden. Pero sin gente no podremos crear nada.

Dejo los papeles a un lado y doy un trago a una copa de vino. Nunca bebo en estas reuniones pero esta vez es diferente. Esta vez el asunto no es grave. Es muy grave.

- Tenemos dos invitadas sorpresa en la fortaleza. La primera es una dracónida que dice ser quien no es. Tenemos que descubrir quien es y que hacía con los Buelhorn. Si la tenían prisionera será por algo. Quizá yo pueda intentar sonsacarla, a ver si saco algo en claro. En cuanto a Urgana Buelhorn, sé que os ayudó a escapar pero no sabemos que intenciones tiene. Es importante que alguien siempre un par de ojos encima de ella. – Miro a Alim, dejando claro que espero que se encargue de ello – Seguro que con vuestros contactos podremos anticipar si ha venido a traicionarnos o a ayudarnos. Y si ha venido a ayudarnos, ¿a cambio de qué? ¿Ha traicionado a su familia de verdad? Agradezco su ayuda al devolvernos a mi hermano. Pero no se que tiene en la cabeza y no saberlo me pone en tensión.

Doy otro trago al vino. Respiro. Miro el muñón otra vez. Es un puto imán para mis ojos.

- El “amable” señor de Altoviento me ha escrito una carta, y es mi deber responderla. Creo que debo ser duro con el y demostrar que no les tememos, aunque tense aún mas la cuerda. Es el momento de apuntalar la alianza con los Leone, los Rizzo y los Grimaldi. Debemos contar con sus hombres. – Miro a Abelio – Vos, primo mío, sois la mejor baza para que los Pamphilos, y más concretamente su ejército y su dinero se unan a nuestra causa.
- Según Josah Buelhorn, creen que Fabrizio sigue en Altoviento. Que no sepan que está aquí puede jugar a nuestro favor, dándonos tiempo para prepararnos para la más que probable guerra. Anular el matrimonio de Fabrizio con Paulina… Es decisión únicamente de Fabrizio
– le miro intentando no sonar tan duro como sé que va a sonar – pero quizá es la única petición a la que podamos acceder de su lista. Dar marcha atrás a la boda nos hará perder los recursos de los Leone. Drake no va a dejar de ser caballero jamás. Y a un mentiroso y traidor como Josah no pienso darle dinero por daños y perjuicios. Ellos nos deben el dinero.

Me siento, bebo otro trago de vino y dejo que los demás opinen sobre todo lo que acabo de exponer. Miro a Drake con un semblante que el conoce. Necesito su consejo con todo esto...