[1x05] Capítulo quinto «Pastos de Rasmalk»

Cuando los protagonistas de Ylat completen una Sesión, aparecerá aquí a la vista de todo el público.
Avatar de Usuario
Enyra Petreius

Frialdad perfecta
Oficial
Oficial
En este hilo: 9
Mensajes: 48
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Blasón (General)
Me gusta dados: 19

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Enyra Petreius » 30 Ago 2019, 17:23

Abelio sale al fin del Templo. Me pongo en pie y lanzo a un lado la manzana que estaba comiendo.

- Ya era hora.

Doy dos pasos adelante y los guardias que hacen de cordón humano mantienen la posición.
Abelio Floricarpio escribió:
29 Ago 2019, 23:10
Abelio es muy convincente, lleva años dando misas, sabe hablar, y algunos soldados sucumben al discurso, y a que entre los flagelantes tienen hermanos, cuñados e hijos. Y todos profesan la misma religion.
Otros resisten firmes junto a su capitana. Pero esto parece minar la confianza general de la tropa.
Como ya indiqué antes todos los soldados que no se marcharon al principio de todo este lío son fieles a la Familia Orovecchio. Su discurso no hace mella en ellos. Los intentos que hace Abelio por intentar convencerme no surten efecto.
Alim de Mostaganem escribió:
30 Ago 2019, 10:06
—¡Enyra! ¡Mi señora! —le grito, haciendo gestos de que me permita acercarme.
Oigo una voz familiar, la busco con la mirada. Al ver que es Alim le dejo pasar. Se acerca y es cuando me cuenta todo su plan. Asiento con la cabeza y nos acercamos a Abelio. Los soldados están lo suficientemente lejos como para no distinguir bien lo que se dice en una conversación a tono normal, así que todo lo descrito por el hijo postizo de Fabrizio tiene lugar, pero en el exterior (por dar coherencia con lo último que ha puesto Abelio). Yo me quedo un poco apartada, lejos pero cerca, a varios pasos.
Alim de Mostaganem escribió:
30 Ago 2019, 10:06
Enyra pone cara de sorpresa, y no puede evitar que una sonrisa acabe aflorando a sus labios.
La sonrisa es porque pienso que mis tortazos podrían ser más productivos porque serían más fuertes.
Abelio Floricarpio escribió:
30 Ago 2019, 15:11
Agarro fuerte a Alim tras las bofetadas .
A marabunta humana está desquiciada, gritando, haciendo frente a la Guardia.
"Alim, muchacho.... ¿¡Que dices que ha pasado?! Loco!!! Locoooooo!!!! La única posibilidad de esta población de prosperar, de enriquecerse, de vencer a las poblaciones vecinas que nos hostigan!!! ¿has olvidado ya la mano de tu padrastro? Débil. Ere débil y cobarde!!! Tu maldita fe afeminados de multidioses es DEBIL!!!! Y lo has demostrado. Ladina ratilla de palacio!!!
Con Ella hubiésemos tenido de todo. ¿Que tenemos ahora? Nada.
¿una comedora de corazones? ... "
Sollozo sangre, las monedas caen de mis ojos que son 2 ampollas quemadas y ciegas.
"... dime Ujibo.... ¿existe de verdad algún Dios? ¿Dios es la palabra? La FE es el único Dios. Y esta gente, tenía FE . ¿Que tienen ahora? Hambre, miedo, odio, pobreza.
¿crees que Leezar puede dar de comer a toda esta gente con un hechizo? ¿crees que Gerad elegirá bien el próximo mes? ¿Enyra ha conquistado algo?
¿va a ser Piedra Hundida el burdel del viejo Fabrizio por siempre? Mirale... le quiero....es mi primo... Pero su gobierno está muerto. Sólo ocurren desgracias. Y mira su hermano Draconio, sólo ha traído deshonra y su vida cuelga de un hilo, siempre está tan borracho que no ganará su duelo y rechazo una boda de interés sin polémicas.
¿quieres todo esto? ¿crees que quedará algo por heredar chaval? Sólo ruinas!!!! Yo ya no veo, he perdido mis ojos, y también es culpa vuestra!!! "
- Esto comienza a cansarme, Monseñor Abelio. Lo intentaste, ujibo. Ahora le toca a los mayores tomar el control.

((Tenéis que imaginaros la escena a cámara lenta)) Me acerco hacia el que fue el pastor de los pobres habitantes de Piedrahundida.

- Toda una vida dedicada al sacerdocio y a Ylathia tiradas a la basura y que acabe así...

Abelio balbucea cosas sin sentido. Señala el pozo, "musgo rojo" musita, pero al mirar no hay nada. Sigo avanzando. "La sangre de la santa", dice después y comienza a tocar sus ropajes; quitando la suciedad que caracteriza su sotana no hay nada más. Dice mi nombre y cosas como que clavarán mi cabeza en una pica. No me amedrenta y continuo andando. Se toca la cara de forma paranoica, nervioso; pero no hay nada. Sigo avanzando. Ya casi a su altura señala a la muchedumbre susurrando "Abajo con los falsos Orovecchio". Él ha caído sobre sus rodillas, me encuentro a su espalda. Cojo aire y empuño mi espada, con un movimiento rápido y certero le asesto un gran golpe en la nuca del loco predicador.

Silencio y fundido en negro para Abelio.

Imagen
Así mira Enyra a Abelio.

Cae el suelo, inconsciente. De sus manos cae un gran puñado de semillas lodosas y de la boca le caen babas negras de haber ingerido una gran cantidad de ellas, quizá por que farfullaba mientras me acercaba eran alucinaciones de lo que estaba pasando. Le ato de pies y manos y le amordazo. Pego un gran silbido y hago un gesto circular con mi mano a un grupo de guardias. Varios se acercan con una camilla para llevárselo. Cuando llegan les digo:

- Tiene llagas en los ojos y están ensangrentados. No sé si recuperará la vista. Tratadle bien, pero no le desatéis ni le quitéis la mordaza, ¿entendido? Alessia os acompañará y me mantendrá informada.

Me acerco a Alim.

- Alim *te das cuenta de que es la primera vez que no me dirijo a ti con el sobrenombre de "ujibo"*, le prometí un juicio justo. Soy una mujer de palabra. Ha obrado mal, ha perdido la cabeza y no sé si volverá a ser el de antes, pero es de la familia, al fin y al cabo. Alessia estará con él en todo momento y no le dejará ni a sol ni a sombra. Yo me quedaré por aquí hasta que todo esto se tranquilice. Mañana, si todo va bien, levantaré el el Protocolo Masamadre. Dile al resto del consejo que esta noche nos reuniremos. Tu puedes quedarte y ser la cara visible de la Familia conmigo o marchar. Eres libre de hacer lo que quieras.

Doy un par de pasos pero me giro hacia él.

- ¿Y se puede saber qué coño ha sido esa explosión? Más os vale que me contéis qué ha sido de verdad y nada de que ha sido la santa salvando la ciudad.

Si Alim decide o no contarle algo es libre de hacerlo, pero cuando llegue Alessia se lo contará igualmente. Y no le va a gustar nada que los barriles hayan explotado por un descuido de Leezar... ya es la segunda vez que la lía por un descuido y Enyra no da terceras oportunidades (como habéis podido comprobar).
La muerte nos sonríe a todos, así que devolvámosle la sonrisa.

Avatar de Usuario
Leezar Lockbruck

Recuerdo negro
Experto
Experto
En este hilo: 16
Mensajes: 86
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Personaje: Leezar Lockbruck
Partida: Ylat
Posición: El Orbe (Mago)
Me gusta dados: 5
Me gusta recibidos: 2
Contactar:

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Leezar Lockbruck » 30 Ago 2019, 17:36

*Recobro el conociniento. Mi vista de enano me permite distinguir el techo del túnel, sin embargo, el polvo suspendido en el aire lo hace todo borroso. Junto a mí se mueven los soldados leales a Enyra, tosen y maldicen*

- ¿Qué ha pasado? *pregunta Octavio con voz rasposa*

- La pólvora detonó antes de tiempo... *me cuesta articular las palabras*

*A duras penas me pongo en pie y ayudo a los otros cuatro hombres a hacer lo mismo. Cuando todos recuperamos la compostura, el muchacho más jóven del grupo enciende su lámpara. El destrozo de las catacumbas es absoluto, pero la estructura parece que aguanta. Al fondo, cuando la polvareda comienza a disminuir, vemos de nuevo los rayos de luz que descienden por el Pozo de Ylathia*

- ¡Señor! *grita otro de los soldados, el corpulento y nobletón Otto* ¡El musgo rojo!

*Observo como el musgo se arrastra lentamente desde el epicentro de la explosión y frunzo el ceño. Parece que en cualquier lugar donde el mal aflore en Piedrahundida, ese musgo también lo hace*

- Preparad las antorchas *digo al grupo, manteniendo los nervios bajo control* vertiremos el aceite de las lámparas detrás nuestro para limpiar el túnel...

*Avanzamos hacia el túnel de salida por el pozo soltando el aceite detrás nuestro. Salpicando todo a nuestro paso hasta que el sol vuelve a acariciar nuestra piel*

- ¡Marco lanza la escala con la cuerda para salir por el templo!

*Marco procede con premura. En el fondo del pozo hay un cráter, cortesía de Mario y su noble sacrificio. Cuando los cuatro soldados ya están arriba, lanzo las antorchas hacia el aceite y comienzo a subir por la cuerda. No queda rastro alguno de ese nuevo demonio con forma humana que ha corrompido a tantos habitantes de Piedrahundida, ni tampoco de Mario y el maldito grimorio. Quizás al fin el mal sobrenatural no dé un descanso*

*Cuando alcanzo la superficie, observo atónito como se extienden más cuerpos de las infelices vestales por el pavimento, todas ellas con un profundo y macabro corte donde deberían tener el corazón*

*Parece que el musgo rojo no alcanzó la superficie y el que había, ahora es pasto de las llamas. Observo cómo un infeliz que debió negarse a aceptar a la presunta santa cuelga boca abajo del techo, desangrado, llenando un gran cuenco bajo él*

- Esta locura había llegado demasiado lejos... *mascullo*

*Los soldados salen gritando del templo*

- ¡La falsa santa ha muerto! *grita de júbilo Marco*

- ¡Leezar acabó con la ramera! *grita Octavio*

*Salgo con dificultad del templo y observo a Enyra frente a mi, rodeada del resto del ejército*

- Ya no deberemos preocuparnos más de esa impostora diabólica... *la digo con semblante serio*

*Observo cómo se llevan a Abelio y niego con la cabeza*
Hasta la persona mas pequeña puede cambiar el curso del futuro.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 14
Mensajes: 381
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Starkvind » 30 Ago 2019, 19:17

Conversación con el Inquisidor
Gerad escribió:
29 Ago 2019, 17:06
Como Manto es mi deber recibir al inquisidor, así que le recibo con mis ayudantes.

- Mi señor Borney, llevamos meses dedicados a la guerra, perdiendo hombres y recursos, en nombre del gran Imperio de Malasthar. Y los traicioneros Buelhorn no nos han dejado mas opción que un duelo o acabar con los ya mermados ejercitos que disponemos para el Imperio. Una persona de su posición entenderá que ha sido la mejor opción.

Tomo aire

- Y respecto a las burdas representaciones de Ylathia, llegais en buen momento. Sospechamos que una entidad sobrenatural ha engañado al Obispo Floricarpio, y nuestra General está tomando cartas en el asunto.

Intento mostrarme seguro a la vez que intento convencerle de nuestro punto de vista. (Engatusar de buenas es lo mío)
El inquisidor tuerce su rostro hacia una mueca de asco impresionante. No se corta en escupir sobre la elegante alfombra que cubre el salón principal con un gargajo verdoso, aderezado con trozos negros, quizás provenientes de una incipiente caries. Una vida de masticar tabaco y tortura a herejes provoca daños en la dentadura, sin duda.

— Escucha, Orovecchio. Esto que está pasando en tus tierras está a punto de convertirse en campos ardientes de heréticos. — te golpea con el dedo en el pecho, echándote para atrás. — Disuelve a esa multitud que está reunida alrededor del Templo y conciértame una audiencia con el Obispo inmediatamente. ¡Esto es herejía, Orovecchio! ¡HEREJÍA! — en su último chillido salen despedidas gotas de saliva grisácea. Una de ellas impacta contra el moflete derecho de Gerad.

Pero... antes de que pueda hacer algo el menor de los Orovecchio, una enorme explosión resuena más allá de los muros de la fortaleza principal. Una humareda surge del Templo de Ylathia y los ojos del inquisidor Borney están a punto de salirse de las cuencas.

— ¡ESPERO QUE TENGÁIS UNA BUENA EXPLICACIÓN PARA TODO ESTO, OROVECCHIO! ¡O LA INQUISICIÓN CAERÁ SOBRE VOSOTROS COMO HALCONES HAMBRIENTOS!

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 14
Mensajes: 381
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Starkvind » 30 Ago 2019, 19:41

La captura del Obispo

Todo ha sucedido como ha sido descrito por Abelio y Enyra. Sí, todo. Abelio es consciente y ha sentido como el musgo rojo recorría el suelo del Templo, atrapándole en una especie de vid corrupta carmesí. Por otra parte, Enyra ha dejado inconsciente a un febril Abelio, embriagado de los efectos de las semillas lodosas. Su cuerpo se retuerce, ya inconsciente, encima de la camilla que le traslada hasta las mazmorras de la fortaleza. Pero Abelio sigue consciente en el interior de su mundo desquiciado, reptante y flagelante. Él se encuentra en el centro del Templo de Ylathia, transformado en el tronco de un árbol rojizo que se ha formado a partir del musgo rojo. Su rostro surge entre los pliegues y oquedades de la madera, mientras susurra para sí mismo «La sangre de la diosa». Alim y Enyra han sido devorados por los zarcillos y raíces que brotan entre los adoquines. Toda Piedrahundida ha sucumbido a la presencia divina de La Piadosa. O eso es lo que él cree en esa representación onírica de la realidad. ¿O son los demás los que viven una fantasmagoria?

Las tropas de Enyra Petreius no tardan en reducir a los escasos flagelantes que había logrado convencer Abelio con su retórica. Para Abelio era un auténtico ejército, lleno de fieles guerreros que se amputarían las manos para hacer feliz a su Señora. Pero la realidad era muy distinta: los vagabundos, víctimas de la guerra, borrachos y oportunistas varios vieron un auténtico filón el presentarse para servir a una orden religiosa. La oportunidad de comer, aunque fuesen gachas aguadas. En unas horas los peregrinos y fanáticos religiosos se han disuelto. No obstante, la tranquilidad en Piedrahundida está bastante lejos de llegar a sus calles.

En locales de baja estofa, a la luz de las velas, se escuchan murmullos sobre como Abelio el Fiel, el HIjo de Primos, fue asesinado por la despreciable y maloliente Enyra. Muy pocos piensan que la Generala de los Orovecchio no se merece ese puesto, y que debería estar ostentado por un hombre. Unos pocos desean seguir sirviendo a La Piadosa. ¿Qué habrá pasado con ella, ahora que ya no está?

El escuadrón de Enyra entra en la fortaleza arrastrando al convaleciente Abelio. Desde el impacto, ha estado retorciéndose y vomitando un líquido negruzco, pastoso y acompañado de abundante saliva. Los soldados no tardan en arrojar el cuerpo tembloroso de El Espíritu de los Orovecchio en una sucia celda. Tambaleante, intenta incorporarse y tumbars en el camastro. Está enormemente cansado y poco puede ver a través de sus ojos heridos e infectados. Pero la vuelve a escuchar, la voz de la diosa. De sus manos empiezan a surgir monedas y Abelio es consciente de lo que está pasando: La Piadosa no era quien realizaba esos milagros, era él. Rayos de luz surgen de sus cuencas oculares al mismo tiempo que pierde por completo la vista. Y la conciencia.

El inquisidor observa la escena con el ceño fruncido. Gerad ha hecho todo lo posible para evitar una purga imperial, pero ahora que está Abelio neutralizado, quizá haya una oportunidad. Y todavía queda la boda con los Leone y el duelo con los Buelhorn. Pero ahora toca describir qué es lo que ha ocurrido al inquisidor y juzgar a quienes sean responsables de semejante herejía.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 14
Mensajes: 381
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Starkvind » 30 Ago 2019, 20:25

Pastos de Rasmalk

Abelio se despierta en una llanura completamente roja, cubierta en su totalidad por musgo rojo. Su cuerpo está atrapado aún por el árbol que surgió en el Templo de Ylathia, pero a medida que se va desesperezando la madera se va deshojando hasta que puede moverse libremente. Nota que sus extremidades están más ágiles, que los achaques de una vida sedentaria y dedicada al clero ya no existen. Es libre, se siente libre. ¿Quizás ha trascendido su forma mortal e Ylathia le ha recompensado con un hueco en su tierra prometida?

Nada parecido, pues en cuanto Abelio pega un par de carreras por esa explanada, no tarda en darse cuenta de algo horroroso. Lo que parece hierba carmesí son en realidad terminaciones nerviosas, vivas, pero arraigadas en la tierra, que acarician sus tobillos con un tacto repugnante y desagradable. Los árboles son enormes troncos de carne pulsante, repleta de lo que parecen venas y acaban en orificios centrales de los que surge un líquido pastoso y blanquecino. El cielo anaranjado no muestra ningún cuerpo celeste, ni siquiera nubes. Abelio nota que el ambiente está viciado, es casi imposible respirar, y mientras intenta no ahogarse el musgo rojo empieza a reptar por su cuerpo desnudo. ¿En qué momento se había desnudado? Entonces lo ve. A él.


— Mírate, miserable. Reptando por los pastos de Rasmalk con el alma completamente corrompida por la maldad. — la figura desnuda, llena de cicatrices y pústulas repugnantes de Mogg'Shattoth se pone a la altura de Abelio. Su cuerpo escuálido contrasta con su enorme cabeza y la obscena longitud —y grosor— de su espinoso miembro viril. El demonio se pone de cuclillas para hablarle directamente a la cara. — Tu fe no era más que una patraña, infeliz. Has dado más de la mitad de tu vida a una mentira. ¿Cómo te encuentras ahora, Abelio Floricarpio? — del suelo surgen dos tentáculos alargados, con superficie rugosa, e igual de pulsantes que el resto de la vegetación blasfema que hay en este lugar. — Te lo han arrebatado todo: tu placer al consumir el polvo machacado de las semillas, arrancadas de los criaderos de los yaricah. — las pupilas de Abelio se dilatan hasta casi cubrir el iris. — ¿No lo sabías? Pobre idiota. Te han arrebatado tu fe en Ylathia, la Diosa de la Moneda, la Precursora. ¿Dónde está ahora tu poder, mugriento? — el diablo le pega un enorme bofetón a Abelio que le salta varios dientes y le desencaja la mandíbula. Lágrimas empiezan a llenar las cuencas de sus ojos, ahora sanados.

— Obsérvame. Observa este maldito y pestilente lugar. ¿Crees que quiero estar aquí? Te enfrentaste a mi en la Torre del mago. Fuíste un auténtico héroe para tus fieles. La Lanza de Ylathia, ¿eh? — Mogg'Shattoth agarra el cuello de Abelio y lo eleva varios metros en el aire. El sacerdote siente que el oxígeno le abandona. Sus pies cuelgan como si fuesen morcillas blanquecinas.

Detrás del demonio empiezan a surgir del suelo criaturas humanoides sin rasgos en el rostro. Seres hermafroditas, sin pechos ni órganos genitales, que se acercan poco a poco a contemplar el calvario de Abelio. Algunos son tan valientes como para acercarse y acariciar los muslos del sacerdote. Otros, más atrevidos, intentan tocar sus genitales, pero siempre se apartan a tiempo. Mogg'Shattoth exhala un aliento pestilente, mezcla de almizcle, requesón y líquido amniótico.

— Tu familia ha permanecido en esos pantanos gracias a mi ayuda. Exijo sacrificios cada generación: habéis incumplido mis peticiones durante dos generaciones. Gustaffon fue el primer candoroso que utilicé, pero no tuve éxito. La estúpida rediviva que entró en tus dominios fue mi segundo intento, pero su absoluta necedad le costó caro. Ahora quedas tú, vilipendado por tu familia, sentenciado a morir por tus primos y odiado por todos.

El cuerpo de Abelio no soporta más el dolor. La asfixia de Mogg'Shattoth provoca que todos los orificios del miserable Floricarpio comiencen a expulsar sus respectivos fluídos, sin ton ni son. Los seres informes se frotan y retuercen contra el suelo mancillado por esos nauseabundos fluídos.

— Sé mi heraldo, Abelio. Y te aseguro que no volverás a sufrir dolor. Yo te llevaré hasta la verdadera Ylathia, la que se encuentra enterrada bajo un desierto de cristal. Quiero mis sacrificios, Abelio. Y tú serás quien se lo haga saber a tu familia. — hace una pausa y te acerca su hedionda boca al oído. Tiene un escalofrío por todo el cuerpo y siente como tus miembros se mueven como mantequilla. — Y si te matan, serás uno más de mi cohorte... — señala a los condenados que están revolcándose por los charcos inmundos. Abelio siente como si esos «árboles» se moviesen a gran velocidad. Toda la escena parece irreal. Y cuando Mogg'Shattoth le libera de su presa, cae hacia el suelo como un saco de patatas.

Abelio se despierta de golpe en la oscuridad de las mazmorras. Se ha orinado y defecado encima, pero siente que ha recuperado algo de sí. ¿O no?

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 14
Mensajes: 381
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Starkvind » 30 Ago 2019, 20:52

Drake escribió:
29 Ago 2019, 17:46
Los invitados de una boda.
Atiendo personalmente a Bianca Leone y su gente, lo que les ha sucedido no tiene perdón y sera castigado con severidad, los perros Buelhorn carecen de honor, atacar a sus propios vasallos de esta forma. Me repugna. Sera un placer arrancarle la vida a Josah Buelhorn.

Mi trato con Bianca Leone es de sumo respeto y más con la terrible situación que ha tenido que vivir. Intento acomodar a la mayoría de los supervivientes como mejor puedo, encargándome en especial de que las mujeres y los niños sean acogidos temporalmente por las familias de Piedrahundida. Los hombres y soldados tendrán que conformarse con tiendas de campaña provisionales.

Bianca Leone no puede evitar sentirse culpable. El amargor de la viudedad y la soledad la llevo a cometer un terrible error. Se confeso entre lagrimas tras dar un paseo con ella por piedra hundida. No pude evitar sentir pena. Una mujer que se marchitaba en la soledad, que sentía el anhelo del calor, hecho mano de una pequeña trampa para obtener lo que quería. Y ese deseo la ha llevado a perder todo cuanto tenia. La intente consolar en un abrazo mientras sus lagrimas mojaban mi hombro.
En uno de esos paseos —que han sido varios—, mientras caminabas de la mano de Bianca (ella ha intentado ir, al menos, agarrada a ti), has observado algo que te ha perturbado. Pamela, la viuda de Nathan, ha pasado a formar parte del coro de la Iglesia de Ylathia. No recuerdas que fuese demasiado religiosa, pero parece que ha hallado algo de paz sirviendo a la Precursora. Todo estaría bien si no fuese porque ahora se ve con Boron, el corpulento y deslenguado mesonero de la fonda La Lodosa Feliz, y se nota en las marcas que tiene en los brazos o en el cuello.

Información sobre Boron

Boron siempre quiso yacer con Pamela, se conocían desde muy jóvenes, y ha estado intentando conquistarla desde que Nathan marchó a la guerra. Las habladurías cuentan que dejó entrar en su cama al grueso mesonero en más de una ocasión. No obstante, ahora es evidente que están juntos: una preciosa viuda, con hijos muy jóvenes y hambrientos es un pajarito perfecto para los encantos de un sucio, grasiento y alopécico hostelero.


Con todo el alboroto que se ha montado debido a la aparición de La Piadosa, Pamela ha dejado de asistir a las misas que imparte Abelio. Eso ha propiciado que pase más tiempo con Boron. Y lo que pueda pasar a partir de ahí. Estás seguro de que se hubiese acercado a ti a pedirte ayuda, pero al verte con Lady Leone del brazo ni siquiera se lo ha pensado. Simplemente te ha saludado amistosamente, como hacía siempre, y ha seguido con sus tareas.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 14
Mensajes: 381
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Starkvind » 30 Ago 2019, 21:11

Cronología de los eventos

Como hay alguna duda sobre en qué orden han pasado las cosas, voy a poner MI OPINIÓN como director de juego sobre lo que ha pasado. Es posible que no encaje con lo que habéis imaginado, pero en la ficción ha sucedido en este orden.

Avatar de Usuario
Gerad

Maña perfecta Ojos de serpiente
Oficial
Oficial
En este hilo: 9
Mensajes: 41
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Manto (Consejero)
Me gusta dados: 1
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Gerad » 30 Ago 2019, 21:30

Starkvind escribió:
30 Ago 2019, 19:17

— ¡ESPERO QUE TENGÁIS UNA BUENA EXPLICACIÓN PARA TODO ESTO, OROVECCHIO! ¡O LA INQUISICIÓN CAERÁ SOBRE VOSOTROS COMO HALCONES HAMBRIENTOS!
Marco entra en la sala, y espera a que le atienda. Consigo convencer al Inquisidor de que me deje que me cuenten lo ocurrido. Me susurra todo mientras mantengo el semblante firme. Cuando se va, acude a reunir al consejo de forma urgente. Vuelvo y le relato la historia al inquisidor.

- Señor Inquisidor, me han traido el informe de lo ocurrido. Un ser mágico maligno conocido como La Piadosa ha manipulado al obispo Abelio. Cuando hemos reaccionado ha sido algo tarde, por lo cual me disculpo. El muy hereje había empezado a pregonar blasfemias contra la religión verdadera, y ha intentado hacer un nuevo culto para hacerse con el poder. Nuestra general ha resuelto todo de manera eficiente. El ser ha sido destruido con la explosión que habéis oído y Abelio está en el calabozo. Ese blasfemo ha escupido en la fe verdadera y en esta familia, y va a ser juzgado.

Espero que mis explicaciones le sirvan, al final es la verdad.

------------------------------------------

En cuanto sea posible hay reunión del consejo. Estoy muy cabreado. Estoy sentado en la silla de Fabrizio, y dos soldados me escoltan.

- Señores. Este puto caos termina aquí. Abelio está en el calabozo y estoy pensando en si desterrarle, o cortarle el cuello. Dependerá de lo que el Inquisidor decida. He intentado ser flexible pero ni una mas. Mientras Fabrizio no esté las órdenes las doy yo.


Me levanto y me pongo frente a Leezar. Los dos soldados permanecen a mi espalda.

- Vos, no se si sois el más inteligente de la mesa o el más estúpido. ¿Lo suficiente listo para fabricar esas bombas y no para no ser capaz de esperar a que os den la orden? ¿En serio no sois capaz de prevenir que se cuele un puto crío? Lo de la Torre fue una chapuza y esto otra. Me habéis deshonrado delante del Inquisidor y habéis empeorado aun más nuestros problemas.

Pego un puñetazo en la mesa.

- Si no os echo de aquí es por mi hermano. Os he defendido de esos aldeanos que odiaban a la magia pero ya no mas. Como oséis a hacer pis sin mi permiso toda Piedrahundida sabrá que el ente que nos ha hecho enfrentarnos entre hermanos era por la Magia.

Respiro fuerte. Tengo la vena del cuello hinchada.

- Necesitamos ensalzar la figura de un héroe. Vamos a mejorar las habilidades de Enyra. Y vamos a contar la historia de como ella destruyó a La Piadosa para salvar Piedrahundida.

Miro a Leezar fijamente.

- Y como tengáis el valor de intentar justificaros o de contrariar lo que acabo de decir, quemarán todos y cada uno de vuestros libros. NI UNA PUTA PALABRA.

Para dar mas énfasis a mi amenaza un soldado raso hace un gesto a Leezar. Tiene una antorcha y está retándole. La magia sigue siendo odiada por la mayoría y joder a un mago es algo que muchos desean.

Respiro y vuelvo a sentarme.

- En cuanto sea posible y con la comida que tenemos haremos una fiesta en honor del santo inquisidor para toda la aldea.

Dejo que los demás opinen del tema Abelio.

------------------------------------

Acciones del mes de momento
1 - Crear cantera
2 - Entrenar a Enyra
3 - Expandir rumores (acción de burdel) ensalzando a ña general y adornando lo ocurrido
4 - Festividad para subir la moral.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 14
Mensajes: 381
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Starkvind » 30 Ago 2019, 21:50

Modificaciones de Recursos

Por cierto, no hemos aplicado las normas sobre modificaciones de Atributos de la Organización, así que toca llevarlo a posteriori. Empezamos.

Todos los jugadores

Debéis modificar negativamente vuestra Solvencia. Si no tenéis Solvencia, perdéis inmediatamente 1 punto de Reputación o Influencia (a elegir). Después de esta modificación, pasamos a las personales

Abelio Floricarpio

Debes modificar negativamente tu Reputación y tu Influencia. El influjo blasfemo de La Piadosa te ha salido bastante caro. No puedes usar tus Bendiciones ni narrar algún poder sobrenatural hasta redimirte.

Alim de Mostáganem

Las acciones de Abelio y la ausencia de Fabrizio han provocado la anulación de bastantes acuerdos y tratos que tenías con los delincuentes de Piedrahundida. Debes modificar negativamente tu Influencia.

Enyra Petreius

Tus acciones con la Rebelión de los Falsos Flagelantes han recorrido de boca en boca las calles de la ciudad. Aunque hay unos pocos que no aceptan tu posición, eres querida por el pueblo. Debes modificar positivamente tu Reputación.

Gerad Orovecchio

Debes modificar negativamente tu Reputación. Lo que ha visto el inquisidor Borney al llegar a Piedrahundida no dice cosas demasiado buenas de vuestra gestión.

Leezar Lockbruck

Vuelves a sufrir Reputación negativa, pero no tienes. No puedes volver a crear PNJ que te ayuden en la trama. Ya se te han dado varios avisos al respecto: no puedes tener sirvientes ni PNJ que hagan las cosas que tu PJ no haría. Además, no puedes obtener Reputación hasta redimir tu personaje mediante la ficción, y tampoco puedes modificar positivamente tu Influencia.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 14
Mensajes: 381
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Starkvind » 30 Ago 2019, 21:53

Gerad escribió:
30 Ago 2019, 21:30
Acciones del mes de momento
1 - Crear cantera
2 - Entrenar a Enyra
3 - Expandir rumores (acción de burdel) ensalzando a ña general y adornando lo ocurrido
4 - Festividad para subir la moral.
La festividad requiere que la Organización tenga Riqueza. Vosotros, lamentándolo mucho, no la tenéis. Habrá que solucionar eso.

Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Oficial
Oficial
En este hilo: 11
Mensajes: 55
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Alim de Mostaganem » 30 Ago 2019, 22:10

Gerad escribió:
30 Ago 2019, 21:30

Dejo que los demás opinen del tema Abelio.
------------------------------------
Acciones del mes de momento
1 - Crear cantera
2 - Entrenar a Enyra
3 - Expandir rumores (acción de burdel) ensalzando a ña general y adornando lo ocurrido
4 - Festividad para subir la moral.
A partir del momento en que Abelio es encarcelado, voy a visitarlo regularmente. De hecho, los primeros días, mientras está con un MUY OBVIO síndrome de abstinencia, paso muchas horas con él, poniéndole toallas húmedas en la cabeza, y animándole a beber cuanto pueda (y a comer, si puedo).

En la reunión del Consejo, aclaro que Abelio dejó de gobernar su cuerpo y su mente desde el momento en que la Piadosa ejecutó sobre él algún tipo de hechizo, cuando le tocó físicamente (es decir, cuando le metió un sopapo que le hizo dar una voltereta con medio salto mortal). Cuando salió del templo era obvio que no controlaba ni siquiera sus propios movimientos, que no era él. Creo que merece un juicio justo, con un juez neutral, donde se puedan aclarar estas cuestiones.

Además me pongo muy firme en que cualquier castigo severo deberá ser pospuesto hasta el retorno de Lord Fabrizio. Sólo él tiene autoridad suficiente para dictar una sentencia de muerte o de exilio. Sé que Gerad está muy enfadado, así que procuro hablarle en todo momento con un tono deferente y sosegado, en todo caso.
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Avatar de Usuario
Drake

Violencia gratuita
Oficial
Oficial
En este hilo: 12
Mensajes: 48
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: La Espada (Ejecutor / Verdugo)
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Drake » 30 Ago 2019, 22:34

Un día más, otra reunión más.
Me encuentro boca abajo, colgado de las piernas haciendo flexiones cuando una persona del revés me avisa de la reunión. Mientras me limpio el sudor en un cuenco de agua, me avisan de otra reunión. Pues si que hay reuniones hoy.

Mi indignación con el tema de la pólvora es absoluta, fabricar explosivos a espaldas del consejo es algo que no tolero y expongo entre gritos. No se trata de hacer hidromel casera en el sótano de casa sin que papa y mama no se enteren, se trata de malditos explosivos y creo que ya hemos visto suficientes explosiones hasta ahora. Mi no es rotundo, pero al consejo le parece genial volar la plaza del pueblo, que le vamos hacer.

Con la Inquisición nos hemos topado.
Permanezco junto a Gerad cuando se reúne con Rewill Borney y sus hombres. La conversación es larga y tensa, todo esto mientras ocurren los altercados en la iglesia de Yhaltia. Después de la explosión, acompaño a Rewill Borney y a sus hombres hacia la iglesia en busca del Obispo que tanto solicitan ver. Al llegar al patio de armas vemos a unos hombres trasladar a Abelio inconsciente hacia las mazmorras. Acompaño al inquisidor Rewill y sus hombres y les dejo hablar con Abelio, si Rewill lo permite permaneceré presente durante el interrogatiro.

El sonido del agua.
Gerad ha convocado una reunión al día siguiente de los acontecimientos de hoy, se habla mejor con la cabeza templada y Enyra tardara todo el día en calmar a las gentes de piedra hundida con todo lo sucedido.

Mi curiosidad con lo que ha sucedido en ese pozo no me deja conciliar el sueño, es algo que tengo que ver con mis propios ojos. Viendo como recobro la vida en el templo de Yhaltia, nada me asegura que esa mujer pueda estar realmente muerta. Tiene gracia, me he tirado toda mi infancia jugando con mis hermanos por cada rincón de este castillo y resulta que al final no eramos conscientes de la existencia de estos pasadizos secretos, habrían sido un buen sitio donde poder jugar al escondite.

Camino lentamente por el estrecho pasillo cuando llego a la estancia del pozo. Toda la estancia es negra, todo esta cubierto por el hollín, entre los cascotes se pueden distinguir algún que otro cadáver calcinado. Permanezco un tiempo largo removiendo piedras para ver si distingo el cuerpo de la Santa cuando de repente noto una ligera brisa. Con la antorcha y el bailar del fuego puedo distinguir de donde proviene. Toco la pared negra pero no veo nada, solo noto el aire, al mirarlo bien de lado veo el espacio en la pared, visto de lejos al ser toda la estancia negra cuesta distinguir un nuevo pasillo que hace un codo. Al entrar en el, el pasillo va transformando la mampostero en piedra natal y al poco de caminar se oye levemente, agua. Se trata de algún túnel natural subterráneo por donde circula el agua, la localización del pozo adquiere su sentido.

Recorro el túnel que varia de formas y tamaños, el agua me llega por los tobillos. Intuyo que he recorrido lo suficiente como para salir de Piedrahundida pero no sabría decirlo exactamente ya que no he ido en linea recta todo el camino. En un instante el tunel converge con otros y el caudal es mayor, ya no se puede ir de otra forma que no sea buceando. Al salir, una cueva grande, de ella nace el rió y se pierde por los pantanos.
Imagen
Miro al rededor y puedo distinguir unas huellas salir de la cueva que se me pierden, sin la luz de la antorcha es complicado de rastrear. Tendré que volver a Piedrahundida mojado y en la oscuridad de la noche, estoy bastante lejos del castillo.

Avatar de Usuario
Gerad

Maña perfecta Ojos de serpiente
Oficial
Oficial
En este hilo: 9
Mensajes: 41
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Manto (Consejero)
Me gusta dados: 1
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Gerad » 31 Ago 2019, 01:10

Alim de Mostaganem escribió:
30 Ago 2019, 22:10

Además me pongo muy firme en que cualquier castigo severo deberá ser pospuesto hasta el retorno de Lord Fabrizio. Sólo él tiene autoridad suficiente para dictar una sentencia de muerte o de exilio. Sé que Gerad está muy enfadado, así que procuro hablarle en todo momento con un tono deferente y sosegado, en todo caso.
Pego otro puñetazo en la mesa.

En tono muy firme le recuerdo a Alim que va a ser juzgado por un Inquisidor, y si el inquisidor le deja con vida ya veremos, y le hago un repaso de todo esto.
Abelio Floricarpio escribió:
29 Ago 2019, 16:04

"¿Que sois ahora, traidores? Gentes de Piedra Hundida, sed testigos de cómo los usurpadores del vetusto trono de Lord Fabrizzio en cuanto el viejo abandona a su pueblo. Se reúnen incumpliendo la ley...sin mi!!! La voz de la Diosa, el poder religioso!!!
¿queréis que os gobierne un tullido sin mano incapaz de engendrar herederos? ¿dejaremos que os gobierne un grupo de conspiradores formado por un extranjero o un enano mago ?"
Abelio Floricarpio escribió:
29 Ago 2019, 19:35
Tras el temblor y la columna de fuego, Abelio insiste en "CONVENCER MASAS" a los soldados:
¿Lo veis? La Diosa está furiosa!!! Arrepentidos. Enyra, abraza la verdadera fe y dirige a los flagelantes!!! Fabrizio ¿donde está? ¿sacando sus apetitos con la única mano que le queda en una ciénaga?
Además de esas traiciones también se le añade asesinar a un guardia, haciéndole escupir oro hasta que la plebe le destripó, y fomentar una guerra civil.

- He sido permisivo y así me lo han pagado. La decisión de lo que le ocurrirá será mía porque SI tengo esa autoridad. Empiezo a creer que no me respetáis lo más mínimo. ¿En serio tan mala ha sido mi labor? ¿Me tenéis por un incompetente?

Aprieto el puño, ha elegido un mal día ponerse duro.

- Cuando vuestros espías dejen de morir y exponernos continuamente, cuando seáis capaz de prever ataques contra nosotros, y sobre todo cuando seáis capaz de proteger a vuestro padre, que fue amputado en vuestra presencia, entonces usáis ese tono firme conmigo.

Avatar de Usuario
Drake

Violencia gratuita
Oficial
Oficial
En este hilo: 12
Mensajes: 48
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: La Espada (Ejecutor / Verdugo)
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Drake » 31 Ago 2019, 04:50

Starkvind escribió:
30 Ago 2019, 21:50
Todos los jugadores

Debéis modificar negativamente vuestra Solvencia. Si no tenéis Solvencia, perdéis inmediatamente 1 punto de Reputación o Influencia (a elegir). Después de esta modificación, pasamos a las personales
Pierdo un punto de Influencia.

Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Oficial
Oficial
En este hilo: 11
Mensajes: 55
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Alim de Mostaganem » 31 Ago 2019, 07:18

Gerad escribió:
31 Ago 2019, 01:10
Alim de Mostaganem escribió:
30 Ago 2019, 22:10

Además me pongo muy firme en que cualquier castigo severo deberá ser pospuesto hasta el retorno de Lord Fabrizio. Sólo él tiene autoridad suficiente para dictar una sentencia de muerte o de exilio. Sé que Gerad está muy enfadado, así que procuro hablarle en todo momento con un tono deferente y sosegado, en todo caso.
Pego otro puñetazo en la mesa.

En tono muy firme le recuerdo a Alim que va a ser juzgado por un Inquisidor, y si el inquisidor le deja con vida ya veremos, y le hago un repaso de todo esto.
[...]

Aprieto el puño, ha elegido un mal día ponerse duro.

- Cuando vuestros espías dejen de morir y exponernos continuamente, cuando seáis capaz de prever ataques contra nosotros, y sobre todo cuando seáis capaz de proteger a vuestro padre, que fue amputado en vuestra presencia, entonces usáis ese tono firme conmigo.
Buenooo, cómo está el patio... Me siento en una postura bastante encogida. Me arden las mejillas y las orejas, y no es algo que me pase a menudo.

Imagen

Al cabo de unos segundos, digo por lo bajinis: «Si un hermano cae, la familia lo recoge».

—¡¿QUÉ DICES, ALIM!? —me responde Gerad.
—No, nada, nada —pero estoy seguro de que todos lo han oído.

Por otra parte, después de pensarlo un poco, me llega al alma que se haya referido a Fabrizio como "mi padre".
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Oficial
Oficial
En este hilo: 11
Mensajes: 55
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Alim de Mostaganem » 31 Ago 2019, 11:38

Bien, a medida que la reunión se alarga y mi rubor desaparece, voy pensando lo que voy a hacer:

1. Voy a buscar a los cobardes que asesinaron al guardia para sacarle monedas de oro de dentro. Esos van a pagar sí o sí, cueste lo que cueste. Usaré el burdel para investigar quién está gastando monedas de oro con la efigie de Ylathia, de las que salieron de este horrible suceso, y no pararé hasta que esa gentuza cuelgue de sus bien merecidas horcas.

2. Sigo cuidando de Abelio, como he dicho. Voy a pasar muchas noches leyendo textos sagrados de Ylathia, para poder darle conversación y conocer los entresijos de nuestras creencias religiosas. Puede acabar siendo algo útil, vista nuestra coyuntura.

3. Si el Consejo está de acuerdo, visto que la Iglesia en este momento está decapitada, me encargaré de que Richerento oficie las misas de la forma más sencilla posible. Tendré gente vigilándole en dichas misas, y como empiece a liar a la gente en la línea de Abelio, haré que acabe en la trena. Además asumiré temporalmente la recolecta y gestión de las semillas lodosas. En lo que a mí respecta, su gestión nunca debió estar en manos del poder religioso, así que espero que se mantenga en las manos civiles que el Consejo dicte.
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Avatar de Usuario
Leezar Lockbruck

Recuerdo negro
Experto
Experto
En este hilo: 16
Mensajes: 86
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Personaje: Leezar Lockbruck
Partida: Ylat
Posición: El Orbe (Mago)
Me gusta dados: 5
Me gusta recibidos: 2
Contactar:

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Leezar Lockbruck » 31 Ago 2019, 13:36

*Escucho impasible el rapapolvo de Gerad y mantengo los nervios y mi semblante como se espera de un enano: pétreo e imperturbable. Recuerdo las palabras tentadoras del demonio, sobre la desconfianza de la genre y que haga lo que haga siempre se me señalará con el dedo. Toda mentira tiene una pizca de verdad como me dijo mi maestro y los demonios son los reyes de la mentira*

*Miro al soldado que amenaza mis libros con la antorcha y vuelvo la mirada hacia Gerad. Por un momento, considero la alternativa de hacer que la antorcha se le caiga con uno de mis hechizos y desatar mi cólera en uno de mis discursos. Sin embargo, sé que tendré más posibilidades de explicar a una cabra el sentido de la udimbre que al hermano enojado y frustrado de mi amigo o al guardia palurdo que usaría las hojas de mis libros como abono. Me callo*

*Durante el resto del Consejo prosigue, no aporta nada más que silencio. Intervenir posiblemente haga que se me suelte la lengua y no es el momento*

*Cuando se disuelve la reunión, me dirijo a la biblioteca tras recoger mis libros y los dejo ahí. Me enfrascaré en la lectura, pero eso será después. Ahora me dirijo al templo*

*Quiero ayudar a los soldados a limpiar ese pozo de corrupción: cadáveres y sobre todo, supervisar que no quede rastro de magia oscura en el lugar*
Hasta la persona mas pequeña puede cambiar el curso del futuro.

Avatar de Usuario
Drake

Violencia gratuita
Oficial
Oficial
En este hilo: 12
Mensajes: 48
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: La Espada (Ejecutor / Verdugo)
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Drake » 01 Sep 2019, 15:54

El consejo del consejo después del consejo.
Permanezco callado durante las primeras intervenciones y veo con cierta gracia como Gerad se despacha a gusto.

— Bueno, bueno. La intención de Leezar en el fondo ha sido buena, por mi parte me he opuesto rotundamente a utilizar ningún tipo de explosivo, pero por suerte no hemos tenido que lamentar ninguna desgracia. La cuestión es que cuando se hace un trabajo, uno se ha de cerciorar de que se ha hecho y de que se ha hecho bien. ¿Donde esta el cadáver de la Rufiana, alguno lo ha visto?

Una leve espera observando las caras de los presentes.

— ¿Hace falta que os recuerde, que esa cosa ha sobrevivido a una explosión mayor que la que Leezar ha preparado? Basándome en acontecimientos recientes... los dirigibles son bastante más volátiles y destructivos que la pólvora negra que preparasteis. Y si algo más explosivo dejo un cuerpo calcinado ¿Donde esta el cuerpo? Ni siquiera encontré los restos de Mario. No se vosotros, pero en las guerras cuando un hombre explota, aun que no quede nada, suele dejar las botas.

La duda parece reflejarse en las caras del consejo y mi retorica les cansa, iré al grano.

— Después de pasar la tarde entera con el inquisidor Rewill Borney y su interrogatorio conn Abelio, pude dedicar la noche a examinar el pozo. Como ya he dicho, no encontré nada salvo los cuerpos calcinados de aquellas pobres chicas entre las ruinas. Pero había un pasillo difícil de ver a primera vista y menos aun a la luz de las antorchas. Un pasillo que daba a cueva natural de aguas subterráneas que yo mismo recorrí anoche, el rió desemboca en una cueva abierta y se pierde entre los pantanos. Me temo habría que plantearse la posibilidad de que La Piadosa, sigue con vida e incluso que tenga a Mario y al grimorio.
Drake escribió:
30 Ago 2019, 22:34
Con la Inquisición nos hemos topado.
Permanezco junto a Gerad cuando se reúne con Rewill Borney y sus hombres. La conversación es larga y tensa, todo esto mientras ocurren los altercados en la iglesia de Yhaltia. Después de la explosión, acompaño a Rewill Borney y a sus hombres hacia la iglesia en busca del Obispo que tanto solicitan ver. Al llegar al patio de armas vemos a unos hombres trasladar a Abelio inconsciente hacia las mazmorras. Acompaño al inquisidor Rewill y sus hombres y les dejo hablar con Abelio, si Rewill lo permite permaneceré presente durante el interrogatiro.
(Como es algo que aun no se ha solucionado no lo añado a mi aportación al consejo, esperare a que se aclare esta parte)

Avatar de Usuario
Enyra Petreius

Frialdad perfecta
Oficial
Oficial
En este hilo: 9
Mensajes: 48
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Blasón (General)
Me gusta dados: 19

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Enyra Petreius » 01 Sep 2019, 21:17

Por primera vez me siento en la mesa con el resto del consejo, creo que va siendo hora de dejar de estar en un segundo plano.
Enyra Petreius escribió:
30 Ago 2019, 17:23
- Tiene llagas en los ojos y están ensangrentados. No sé si recuperará la vista. Tratadle bien, pero no le desatéis ni le quitéis la mordaza, ¿entendido? Alessia os acompañará y me mantendrá informada.
Esta vez Alessia no está en el consejo. Como dije permanecerá muy cerca de Abelio. Cuando tengan lugar los interrogatorios también estará allí.

Escucho atentamente a Gerad.
Gerad escribió:
30 Ago 2019, 21:30
Respiro fuerte. Tengo la vena del cuello hinchada.

- Necesitamos ensalzar la figura de un héroe. Vamos a mejorar las habilidades de Enyra. Y vamos a contar la historia de como ella destruyó a La Piadosa para salvar Piedrahundida.
Agradezco el voto de confianza que Gerad tiene en mi. He podido comprobar cómo en poco tiempo he pasado de ser una general del ejército cualquiera a ser alguien importante para él. Y eso me agrada, me hace sentir más parte de la familia. Pero...

- No querría importunaros más de lo que está ya, Gerad, pero creo que ha olvidado un tema un tanto importante que me parece que deberíamos discutir. Los Leone, Doña Bianca y su gente está aquí en Piedrahundida. Debemos hacer algo con los refugiados o nuestra gente podría comenzar a impacientarse o pensar que a más bocas que alimentar menos grano en el granero.
Gerad escribió:
30 Ago 2019, 21:30
Me levanto y me pongo frente a Leezar. Los dos soldados permanecen a mi espalda.
[...]
No tengo mucho más que decir ante la sentencia de Gerad hacia el enano. La mala ejecución del plan pudo acabar muchísimo peor de lo que fue. Pero la cara de enfadado y decepción no la puedo ocultar.
Drake escribió:
01 Sep 2019, 15:54
Un pasillo que daba a cueva natural de aguas subterráneas que yo mismo recorrí anoche, el rió desemboca en una cueva abierta y se pierde entre los pantanos. Me temo habría que plantearse la posibilidad de que La Piadosa, sigue con vida e incluso que tenga a Mario y al grimorio.
- Eso que decís, Lord Drake, es muy preocupante. Si lo desea podría realizar batidas de búsqueda. Tengo varios hombres que son excelentes rastreadores y estarían encantados de estar a sus ordenes. En mis ratos libres del entrenamiento podría unirme a usted y ayudar con lo que haga falta.
La muerte nos sonríe a todos, así que devolvámosle la sonrisa.

Avatar de Usuario
Enyra Petreius

Frialdad perfecta
Oficial
Oficial
En este hilo: 9
Mensajes: 48
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Blasón (General)
Me gusta dados: 19

Re: [1x05] Capítulo quinto

Mensaje por Enyra Petreius » 01 Sep 2019, 21:22

Imagen

Solvencia degradada a 0 patatero. Enyra ha gastado lo poco que tenía ahorrado para compensar a la familia de Will; también se ha encargado ella misma de los costes funerarios.

La vida militar está muy mal pagada. :losiento:
La muerte nos sonríe a todos, así que devolvámosle la sonrisa.

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado