[1x03] Capítulo tercero «Villa Musgosa»

Cuando los protagonistas de Ylat completen una Sesión, aparecerá aquí a la vista de todo el público.
Avatar de Usuario
Drake

Violencia gratuita
Promesa
Promesa
En este hilo: 6
Mensajes: 23
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: La Espada (Ejecutor / Verdugo)
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Drake » 31 Jul 2019, 19:32

Starkvind escribió:
30 Jul 2019, 21:54
Por otra parte, Drake da por finalizada la recuperación del chaval Mario. Parece que está bien, sin tener en cuenta su palidez sobrenatural y su ansia por comer carne poco cocinada, pero ya no tiene escalofríos ni molestias.
Por lo que contó Leezar sobre los monstruosos que vio en la torre, la palidez y el curioso apetito del chaval no me inspiran confianza. Entiendo que Leezar quiera otorgarle al crió algo más de libertad que una oscura celda, pero quizás es mejor pecar de precavido que lamentarse después. Una conversación con el herrero basta para que fabrique una especie de casco. Por las descripciones Leezar y las heridas del crió, esos monstruos son de morder así que un casco/bozal que no permita morder pero si comer, sera ideal.
Una vez el crió lo lleve, empezare a estar más tranquilo con todo este asunto.


Algo parecido a esto servirá.

Y sonaron las campanas en Piedrahundida.
Tras la reunión del consejo y haber aceptado matrimonio, el día no podía acabar con solo el vaso de vino del brindis, harían falta muchos vasos más. Vasos, vasos y jarras, harían falta muchas jarras para poder conciliar el sueño ese día sin tener que pensar demasiado en las consecuencia de lo que acababa de aceptar.

Fueron muchos los sitios por los que pase, empezando en las cocinas del fortaleza, bebiendo y bailando con las cocineras y el servicio. El cuartel de la guardia, el pequeño mercado del Piedrahundida, sus varias tabernas. Fue divertido, me lo estaba pasando realmente bien, pero vi a ese tal Buffalmacco, uno de los perros de Alim. No se que me paso, pero no pude evitarlo.



Mientras lo golpeaba una y otra vez solo algo me hizo parar, entre la multitud de gente que observaba el espectáculo estaba Pamela, la mujer de Nathan que me observaba con horror.

— ¡He! ¡Heeeeeeeee!, ¡¿A donde vas?! ¡¡Espera!! ¡No es lo que parece!, yo solo... yo... solo...

Acabe dando tumbos por los pasillos de la fortaleza y entrando en el despacho de Gerad. Acepto el vino que le ofrecí, se notaba que estaba cansado con tanto papeleo. Rememoramos historias del pasado entre trago y trago como hacíamos antes. Al final, me quede dormido. Antes habría durado hasta el amanecer, me he hecho mayor.


¿Dime, donde estas Malthus Haagenti?
Starkvind escribió:
30 Jul 2019, 21:54
Como todo está preparado y los demás nobles de Piedrahundida están demasiado ocupados en organizar su boda, Drake aprovecha para lanzarse a buscar a Malthus Haagenti por los alrededores de los Marjales de Omudax. Deberá realizar una tirada de Habilidad, a ver qué es lo que ocurre.
Se que Fabrizio se enfadara conmigo por desobedecerle, pero ¿Qué le vamos hacer? Es algo que simplemente no puedo evitar.

Salimos temprano, tengo un dolor fuerte en la cabeza, pero con algo de fruta durante el viaje se me pasara pronto. Seremos cuatro en total, yo, uno de los veteranos exploradores y dos jóvenes aspirantes que prometen. Quizás no saquemos nada en claro, pero al menos sera una buena practica para ellos. Cogemos provisiones para varios días y unos caballos. A medida que vayamos siguiendo rastros a pie, nos dividiremos en grupos de dos para abarcar más terreno, siempre en grupos de 2 o de 4, nunca solos.

Realizo una tirada de Habilidad.
Imagen
11 + 1 por los mapas de Lezzar + 1 por la bendición de Ylathia = 13 Éxito parcial

Abelio Floricarpio

Mártir de Ylathia
Oficial
Oficial
En este hilo: 14
Mensajes: 41
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: El Espíritu (Sacerdote)
Me gusta dados: 1

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Abelio Floricarpio » 01 Ago 2019, 00:33

Durante el trayecto a Villa Musgosa voy rezando salmos de un largo rosario de 21 cuentas poliedricas de 20 caras en colores naranja y azul. Me preocupa abandonar la seguridad de Piedrahundida pero es hora de demostrar que mis aspiraciones no son las de un cura paleto cualquiera.

Santas Doncellas!! Humo, olor a muerte y fuego, aldeanos desprotegidos... muertos vivientes, y reptiles!!!

Inhalo un largo toque de polvo de semillas de mi anillo hueco y comienzo a salmodiar bendiciones a grito pelado. Llevo atada al final de mi báculo, una frasca con "lágrimas de Ylathia " (Un sucedáneo de agua bendita) y avanzó como un capellán de guerra en la retaguardia, tal como la experta Enyra nos ordena, haciendo círculos con el báculo, salpicando a las tropas con el agua bendita.

Los aceros chocan, la sangre me salpica, avanzó tembloroso, no se si por miedo o por el ritmo cardíaco acelerado de la droga. Oigo la voz de Ylathia, no entiendo bien si me anima o me cuestiona, pero mi fe es increbantable. La veo... veo a la señora en el campo de batalla, vestida de blanco, alta, se alza sobre todos. Me llama.

Rezo en alto y camino sin miedo, sin importarme nada, estoy bendecido, los no muertos me abren un camino, mordiendo y arañando el aire a mi paso, pero soy intocable.
El agua bendita les bautiza y sufren, aullan, les quema su carne putrefacta y continuo .

Camino sobre una alfombra de musgo rojo, y a mi paso, vuelve a ser verde, y avanzó, sudoroso, con sangre en mi ropa y mi cara, gritando salmos desgañitado.

Oigo a Enyra poseída por una de las 21 doncellas, me da órdenes, los chamanes!!! Veo a Ylathia sobre ellos en el fragor del combate, avanzó hasta ellos y saco del zurrón el códice con las copias de las epístola a entre la dama Campeonata la firme y su madre Ylathia, lo alzó frente a esos seres escamosos arrancados del útero de una bruja putrefacta de eones pasados, y agarrando fuerte el tomo grito
"Y sólo aquellos que entiendan el sentido del camino recto, abandonaran la sinuosa senda que zigzaguea entre los pecados del hombre, y aquellas almas que se pierdan en la oscura noche del frío bosque renunciaran a su humanidad, sirviendo a infames prostitutas de la más baja estofa demoníaca, ambiciosos, insolentes y soberbios. Sucumbir a la recta hoja de Ylathia, madre de la ley, creadora del orden y defensora de los justos. Ella habla por mi boca y yo os prohibo usar vuestras sibilinas lenguas bifidas para mentir. Callad para Siempre y escuchad la atronadora voz de la señora estallar en vuestros oídos y desbordando vuestros impios corazones"

Las tropas están llenas de fe, llenas de gozo. La brillante estratagema de Enyra al mando da sus frutos, Leezar toma iniciativas , y saldremos de esta.
Obedezca a Enyra y uso la bendición ANTIMAGIA para dejar indispuestos a los prehistóricos chamanes reptilianos.

Poco a poco sólo queda silencio en el Marjal. La boca me sabe a metal. Me tiemblan los brazos de ondear el báculo. Me escuece la garganta y apenas me sale la voz ronca tras no parar de salmodiar y rezar entre el choque del acero con la carne. Metamborilean las sienes y un sudor mezclado con sangre ajena me nubla la vista. Ya no hay luz sobre el lugar, sólo moscas y muerte. Ylathia se ha ido de allí. No me queda polvo de semillas en el anillo. He logrado mantener el control a mis MOMENTOS DE ILUMINACION

Imagen

Bendigo a los supervivientes mientras todo se tranquiliza.

................... EL DISCURSO DE LEEZAR........

Estoy agotado, extasiado y aturdido. Me sangra la fosa nasal derecha. Estoy como saliendo de un mal sueño, y ahí está el enano, dando un discurso heroico de fe, armas y ... ¿magia? ¿MAGIA a los aldeanos víctimas de una horda zombie?
Me temo lo peor...pero en esta ocasión nadie lanza la primera hortalizas podrida. Tal vez estén agotados, temerosos, o la presencia de Enyra y la Guardia los íntimide... no se... pero oigo zumbar las moscas a mi alrededor.

Tomo la iniciativa saliendo de mi inopia y bendigo el frasco de poción de semillas de Leezar delante de los villanos, y canto a favor de la victoria

" Bienhallados todos los seres vivos que ayuden a Ylathia a adoquinar la calzada de honor, lealtad y firmeza que guíe a las almas puras de Ylat hasta la perfección moral de nuestra señora, perfecta, justa y ecuanime"

Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Promesa
Promesa
En este hilo: 7
Mensajes: 27
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Alim de Mostaganem » 01 Ago 2019, 08:16

Ante todo, estoy muy disgustado por la paliza que Drake, todo un guerrero avezado, ha proporcionado gratuitamente a Buffalmacco, un joven que acaba de dejar atrás la adolescencia, y que nunca se ha peleado más allá de las refriegas de críos callejeros. Acudo a Leezar para que intente ayudarle, a ver si es posible que no le queden secuelas en la cara. Si tuviese con qué (músculos y algún conocimiento de lucha), iría a darle una merecida paliza a Drake por esta villanía. A falta de músculos y de saber luchar, de momento no le dirijo la palabra, y le miraré con desprecio cada vez que me lo encuentre.

La verdad es que, si por mí fuera, mandaría la boda a la mierda; ahora me sabe mal haber liado todo esto, y me sabe mal sobre todo por Donna Bianca, a pesar de que algo me dice que a ella no le molestaría que su hombre guerrero la azote, pero de otra manera, claro. Sin embargo ahora no puedo echarme atrás. Aunque no sea por Drake, ahora tendrá que ser por la familia...
Starkvind escribió:
30 Jul 2019, 21:54
[...]el Barón Fabrizio Orovecchio, hablando preocupado con su ahijado Alim.

— De ninguna manera voy a dejar que vayas a Altoviento, Alim. — replica con severidad Fabrizio. — Esta unión ha surgido por meter las narices en los asuntos de los Leone. Y yo di el visto bueno. Los Buelhorn no nos deben nada, hijo. Una unión auspiciada por Ylathia y Xelastris es lo que necesitamos para levantar cabeza. — doy un paseo por la habitación, inquieto. — Tú no debes venir a Altoviento, ya sabes la opinión que tienen de los ujibos allí. Y no quiero que te pase nada. Viajaré con Paulina, los Buelhorn son su familia y será agradable para los dos estar un tiempo alejados de la Fortaleza. Tú, sin embargo, deberás viajar hasta Nidamore y darle las buenas nuevas a Bianca de parte de los Orovecchio. Estoy seguro de que podrás negociar una dote espectacular.

Aún a expensas de que su padre adoptivo se niega a permitirle hacer lo que quiere hacer, Alim sabe que debe superar una tirada de Persuasión para convencer a Fabrizio de otro curso de acción. Si no, el patriarca de los Orovecchio se marchará a medio día después de que la expedición de Enyra haya partido. La caravana de Fabrizio se encontrará con los restos de la batalla por Villa Musgosa, pero después continuará su viaje hasta Altoviento. Si Alim va, al final, hacia Altoviento, quizás es necesario que use su Gallardía para hacer entender a los Buelhorn de que todo esto es una buena idea.
A solas con Lord Fabrizio, le respondo:

—Lord Fabrizio... padre —me corrijo, al verle fruncir el ceño como siempre que no le llamo padre; y estando a solas, no me importa—, es cierto que esta unión ha surgido por caminos retorcidos, pero Ylathia escribe recto con renglones torcidos, según Monseñor Abelio. Es cierto que no aprecian a los möros en Altoviento, pero yo no soy un cualquiera, soy vuestro hijo adoptivo, y eso me convierte en un embajador de cierta respetabilidad. Además, tratar este asunto allí con Doña Paulina presente, podría ponerla en una posición muy incómoda, y seguramente sea mejor llevarla de visita cuando las aguas se hayan calmado. Además, yo soy el principal responsable de toda esta cadena de sucesos, y me corresponde resolverla.

Imagen
Fallo :oops:

—La decisión está tomada, hijo. Iremos tu mad... Doña Paulina y yo a Altoviento, y no se hable más. Sé que hablas de corazón y con la mejor intención, pero en este caso me fío más de mi experiencia que de tus ganas de hacer las cosas bien. Prepárate para ir a Nidamore.

Leo en sus ojos que, efectivamente, la decisión está tomada, y no hay más que decir. Asiento, le deseo las buenas noches y me retiro.

Por suerte, Lord Fabrizio y su esposa viajarán con una nutrida comitiva, como hacen siempre los nobles: más de 20 personas les acompañarán en el viaje, incluyendo guardias, sirvientes, cocineros, ayudantes, etc. No me resulta difícil integrarme en dicha comitiva como ayudante de cocina, y viajar de incógnito con ellos a Altoviento, después de soltarle unas cuantas monedas al cocinero jefe y persuadirle de las ventajas de llevarse bien con La Visión. Lo de Nidamore puede esperar por ahora.

Al poco de iniciar el viaje hacia Altoviento, llegamos al campo de La Batalla de Villamusgosa, donde Enyra hace un pormenorizado relato de lo sucedido. Siempre me sorprende de esta guerrera lo expresiva que es cuando habla de batallas y derramamiento de sangre, cuando es más bien parca en palabras para todo lo demás. Por supuesto el servicio de los señores no asiste a esta conversación, pero yo consigo situarme lo bastante cerca como para no perder detalle. Lord Fabrizio se muestra intranquilo, pero por otra parte ve que la gestión del problema que están haciendo sus subordinados va bastante bien encaminada.

En un momento dado, entre charlas y recorridos del campo de batalla, me acerco discretamente a Moseñor Abelio y le explico lo que ha pasado, por qué mi padre va en persona a Altoviento, y cómo me he colado en la comitiva como un sirviente, para ayudar en lo que pueda. Él no está nada contento de saber esto y tener que guardarlo como un pequeño secreto, porque no casa bien con su fe. Pero yo le insisto en que los caminos de Ylathia son inescrutables, y la sola mención de su Señora parece calmarlo. Le animo a que insista a mi padre en acompañarle, ya que en Altoviento son muy impresionables ante las figuras de poder religioso como él...
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Avatar de Usuario
Gerad

Maña perfecta Ojos de serpiente
Promesa
Promesa
En este hilo: 7
Mensajes: 24
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Manto (Consejero)
Me gusta dados: 1
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Gerad » 01 Ago 2019, 21:10

Puesto que Alim no consigue convencer a Fabrizio de que es capaz de llevar a cabo la tarea diplomática, me temo que me quedo sólo cuidando de PiedraHundida. Drake se ha ido después de dar una paliza a un "empleado" de Alim, tendremos que pagarle las visitas al curandero. Pero a ver quien le cura puesto que Abelio también se ha ido. Leezar y Enyra tampoco están.

Vuelvo a comerme toda la mierda. Para variar. Dedicaré este tiempo a ultimar los detalles de la boda de Drake, así como la fecha. A ratos libres continuaré revisando libros de la biblioteca por si descubro algo más de Viola Orovecchio, o Viola Giovanni, o como quiera llamarse, siempre con discrección...

Y por supuesto Mario siempre vigilado.

Abelio Floricarpio

Mártir de Ylathia
Oficial
Oficial
En este hilo: 14
Mensajes: 41
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: El Espíritu (Sacerdote)
Me gusta dados: 1

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Abelio Floricarpio » 02 Ago 2019, 19:11

++++++ENCUENTRO CON ALIM EN VILLA MUSGO++++

"oh Alim, pequeño hereje de confianza. Me ponéis entre la espada y la pared, pero vos y yo, caminamos sobre la misma cuerda floja de la diplomacia el poder. Sabes que aprecio tus aportes en la cohorte. Y por eso, sin que sirva de precedente, lo intentaré amigo. Voy a hablar con Fabrizio "

Imagen

Ouch

Regreso a la vera de Alim:
"Amigo de las arenas, Ylathia no prevee nuestras intenciones. Don Fabrizio, es robusto como la palabra de la señora, no ha torcido su brazo ante mis peticiones a cerca de lo muy importante que es su presencia en el trono estos oscuros días de espada y brujería, para iluminar el Marjal antes de la boda y la llegada de invitados "

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 15
Mensajes: 332
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 31
Contactar:

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Starkvind » 02 Ago 2019, 22:10

Drake escribió:
31 Jul 2019, 19:32
Se que Fabrizio se enfadara conmigo por desobedecerle, pero ¿Qué le vamos hacer? Es algo que simplemente no puedo evitar.

Salimos temprano, tengo un dolor fuerte en la cabeza, pero con algo de fruta durante el viaje se me pasara pronto. Seremos cuatro en total, yo, uno de los veteranos exploradores y dos jóvenes aspirantes que prometen. Quizás no saquemos nada en claro, pero al menos sera una buena practica para ellos. Cogemos provisiones para varios días y unos caballos. A medida que vayamos siguiendo rastros a pie, nos dividiremos en grupos de dos para abarcar más terreno, siempre en grupos de 2 o de 4, nunca solos.

Realizo una tirada de Habilidad.
Imagen
11 + 1 por los mapas de Lezzar + 1 por la bendición de Ylathia = 13 Éxito parcial
A medida que te alejas de Piedrahundida dirección oeste, queda claro que la comitiva de Malthus no parece haber recorrido el camino imperial. A las gentes que preguntáis, no reconocen la descripción del iblisio. En cuanto os adentráis en los marjales noroeste, al norte de la Torre de Gustaffon dirección Arboleda Pétrea, encontráis el cuerpo de uno de los guardaespaldas del brujo. Era un tipo de pocas palabras, musculoso, con varias cicatrices. Ahora es un cadáver reseco, como si hubiese muerto de inanición tras aguantar meses en una isla desierta. Tiene la cara chupada, el vientre casi inexistente y su piel es gris como un pergamino. Está apoyado en una roca, a cientos de metros del camino de cabras que lleva hacia la Arboleda Pétrea. Hay signos de combate por la zona, como si hubiesen asaltado al tipo y a quienes le acompañaban.

Uno de los exploradores novatos pega un respingo y se le escapa un chillido ahogado cuando encuentra un brazo cercenado flotando en una de las pozas de agua estancada cercana. Parece que pertenece a otra persona igual de corpulenta que el cadáver resecado, pero no hay rastro del resto del cuerpo. Os ponéis en guardia, temiéndoos lo peor, pero tras caminar una hora más dirección noroeste, ya en la linde de la provincia con El Dominio, os encontráis con una avanzadilla de hombres lagarto que han rodeado a un bastante malogrado Malthus. El brujo está armado con una espada llameante y se encuentra bastante herido; a su lado hay varios cadáveres de reptilianos, pero los que le han rodeado son muchos más.

Drake es un experto ejecutor y elabora una estrategia con sus tres subordinados que logra derrotar a las fuerzas de los reptiles en poco menos de diez segundos. Tres buenos disparos, un espadazo directo a la garganta del líder y el resto de miserables se rinden ante el ataque relámpago orquestado por La Espada de Piedrahundida. Malthus se sorprende al ver que lo habéis liberado, pero el blasón de los Orovecchio provoca que tuerza el gesto.

- ¡Condenados comerranas! ¡Me habéis seguido! - gruñe, antes de ser apuntado por tres arcos listos para asetearlo. - Su... supongo que os tengo que agradecer lo que habéis hecho... ¡malditos! - mira al suelo. - ¡Por Nastala, está bien! - señala hacia la formación montañosa al norte, lo que conocéis como el Corazón del Mundo. Arroja un pergamino manchado de sangre al suelo. - Hay un tesoro en aquella arboleda. Una reliquia de la antigua República de Benarja. La quería para mi, pero en fin. ¡Ahora dejadme en paz!

El brujo usa su conjuro de Paso de la bruma para teleportarse varios metros en dirección contraria y abandonar el lugar del encuentro. Drake, si quieres perseguirle, puedes hacerlo, o puedes explorar la Arboleda Pétrea, al norte. El mapa parece fiable y es bastante antiguo. La República de Benarja fue un antiguo país que ocupaba parte de los Pantanos Isophius y de la provincia de Idum Dael, pero fue arrasado por otro imperio pretérito, el Imperio de Artrexa. La intervención de Malasthar en esta guerra provocó que dejase de ser un reino y pasase a ser un imperio, y causó la desaparición tanto de Benarja como de Artrexa.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 15
Mensajes: 332
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 31
Contactar:

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Starkvind » 02 Ago 2019, 22:40

Abelio Floricarpio escribió:
02 Ago 2019, 19:11
++++++ENCUENTRO CON ALIM EN VILLA MUSGO++++

"oh Alim, pequeño hereje de confianza. Me ponéis entre la espada y la pared, pero vos y yo, caminamos sobre la misma cuerda floja de la diplomacia el poder. Sabes que aprecio tus aportes en la cohorte. Y por eso, sin que sirva de precedente, lo intentaré amigo. Voy a hablar con Fabrizio "

Imagen

Ouch

Regreso a la vera de Alim:
"Amigo de las arenas, Ylathia no prevee nuestras intenciones. Don Fabrizio, es robusto como la palabra de la señora, no ha torcido su brazo ante mis peticiones a cerca de lo muy importante que es su presencia en el trono estos oscuros días de espada y brujería, para iluminar el Marjal antes de la boda y la llegada de invitados "
Cuando la comitiva de Lord Fabrizio Orovecchio atraviesa Villa Musgosa, poco tiempo os da. No obstante, vuestra rauda reunión os impide, de verdad, llegar a elaborar un plan más complicado. Debo recordaros que las tiradas de Atributo solo las puedo solicitar yo, el Director de juego, siempre que la ficción lo necesite. Me parece adecuado que Alim se haya infiltrado entre la comitiva, lo que va a dar lugar a una situación interesante cuanto menos.

El camino hasta Altoviento durará dos semanas: atravesar los Humedales Infectos hacia el sur es bastante complicado, no por la falta de infraestructura si no por los constantes ataques de las criaturas y entes que pueblan esa provincia de Malasthar. Cuando ya dejáis atrás los pantanos y comenzáis a ver las tierras verdes del norte de Idum Dael, os tranquilizáis. La muerte de varios guardias a manos de las monstruosidades de los Humedales no ha ayudado al ánimo, aún sabiendo cual es el objetivo de vuestro viaje. Los territorios de los Buelhorn son acantilados, repletos de prados idílicos y pueblos pesqueros. La elevación de esta zona hace que la pesca de pequeños moluscos sea la forma de ganarse la vida de la plebe. La comitiva de los Orovecchio no es bien recibida entre las gentes: los paisanos escupen al ver pasar el emblema y las puertas se cierran. Cuando hacéis la última parada, en el pueblo de Cristárbol, en la linde del profundo Bosque de Volenn, varios aldeanos jóvenes os insultan y os lanzan bolas de boñiga. Una de ellas impacta en la cara de Fabrizio y lo mancha de excrementos vacunos, pero él, con una dignidad envidiable, se limpia con un pañuelo y continúa su camino.

Pasáis la noche en una de las posadas, durmiendo bastante preocupados. Alim escucha como Paulina Orovecchio se pasa la noche llorando desconsolada, mientras Fabrizio permanece en silencio. Pero ya se acerca el día de la reunión y no hay tiempo de pensar en melodramas. La visión de Altoviento es sobrecogedora: un casillo clásico de cuatro torres y una torre central, ubicados en lo más alto de una colina. A espaldas del castillo se encuentra el Mar de Y'Tum, con las olas rompiendo furiosas contra los acantilados. A vuestra espalda hay un camino pedregoso carente de vegetación, con un discreto bosque de pinos a los lados del camino. Os recibe Demetrius Buelhorn, el hermano pequeño de Josah Buelhorn, el líder de la familia. Los Buelhorn son conocidos por su temperamento desagradable, actitud fría y decisiones tajantes.

El desprecio se hace evidente cuando Demetrius envía a todos los sirvientes a las cuadras, lugar dónde tendrán que guarecerse. Se acerca una tormenta semillaral que azotará la región, por lo tanto moverse de Altoviento será imposible sin ponerse en peligro por los pindios caminos. Fabrizio y Paulina, acompañados de su guardia personal, entran dentro del baluarte Buelhorn, dispuestos a dar la cara por el reciente enlace entre Bianca Leone y Draconio Orovecchio. Como recordaremos, los Leone son una casa menor que presta vasallaje a los Buelhorn. Fueron ubicados en tierras cedidas por los Orovecchio a cambio de evitar que fuesen invadidas por monstruos, como ha pasado con los Humedales Infectos. El pueblo de Nidamore ha sido levantado a partir de oro de los Buelhorn, y esperaban unir a la viuda Leone con Miltelo, el primo más pequeño de Josah Buelhorn. Ahora todo ese negocio parece haberse esfumado, quizás por los tejemanejes de alguien o por estupidez propia.

Josah recibe a la comitiva Orovecchio sentado en la sala del trono del castillo, ubicada en la segunda planta de la torre central. Antes de que Malasthar conquistase Idum Dael y las provincias adyacentes, el Reino del Viento era una nación independiente. Los rumores sobre su cruel gobernante vinculan a los Buelhorn con la línea monárquica que pudo sobrevivir a la limpieza malasthina. Sin embargo, nadie pone en duda la lealtad de los Buelhorn. Su blasón representa los caballos que legaron al imperio para ir a la guerra contra los invasores, y su campo verde representa la riqueza de sus tierras. Josah espera que Fabrizio se explique, pero antes solicita que se queden a solas su hermana mayor, Paulina, Fabrizio y la guardia personal. Todo siervo que no ostente un rango equiparable a la seguridad, debe abandonar la sala.

Alim, aquí dejo la narración para ti. Dejo en tus manos si Josah quiere venganza, va a cometer una imprudencia intentando asesinar a Fabrizio o va a exigir algo imposible para forzar la situación. Habla con tus compañeros sobre si Fabrizio va a sobrevivir o no a este encuentro. Quizás puedas emplear tus trucos para rescatarlo, o quizás no. Lo que yo creo es que puede haber un intento de asesinato, pero los Orovecchio van a poder escapar a duras penas, y las cosa con los Buelhorn va a desembocar en una guerra civil. Lo peor que necesita el imperio ahora.

Te dejo parte de la narración, aunque me reservo el derecho de alterarla lo suficiente para que se ajuste a lo que tengo pensado. Buena suerte.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 15
Mensajes: 332
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 31
Contactar:

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Starkvind » 02 Ago 2019, 23:45

Gerad escribió:
01 Ago 2019, 21:10
Puesto que Alim no consigue convencer a Fabrizio de que es capaz de llevar a cabo la tarea diplomática, me temo que me quedo sólo cuidando de PiedraHundida. Drake se ha ido después de dar una paliza a un "empleado" de Alim, tendremos que pagarle las visitas al curandero. Pero a ver quien le cura puesto que Abelio también se ha ido. Leezar y Enyra tampoco están.

Vuelvo a comerme toda la mierda. Para variar. Dedicaré este tiempo a ultimar los detalles de la boda de Drake, así como la fecha. A ratos libres continuaré revisando libros de la biblioteca por si descubro algo más de Viola Orovecchio, o Viola Giovanni, o como quiera llamarse, siempre con discrección...

Y por supuesto Mario siempre vigilado.
Ya cuando queda poco para que acabe el mes, recibes una noticia que no te ha gustado nada. El convoy de seguridad que trasladaba a Elisia Jacenty fue asaltado poco después de entrar en El Dominio y todos los que viajaban en él fueron asesinados. De la pelirroja no queda rastro, pero Piedrahundida ha perdido a dos de sus mejores hombres. Deberás encargarte de los costes funerarios y de enviar un informe completo a las Cámaras de Varlyna explicando la ruta y la rutina del traslado. Esto no va a poner en peligro tu Reputación, pero según lo bien que lo hagas puedes aumentarla.

Dejo en tus manos si quieres tirar Habilidad a ver qué sale y del resultado sacamos la ficción, o elaborarlo tú con una buena narración. Lo dejo en tus manos.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 15
Mensajes: 332
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 31
Contactar:

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Starkvind » 03 Ago 2019, 00:04

Enyra Petreius escribió:
30 Jul 2019, 20:51
Cuando todo acaba podemos liberar a la gente de Villa Musgosa.

- Nos llevaban... nos llevaban a la torre. ¡Oh, Ylathia! Íbamos a ser un sacrificio para alguien. ¡Nosotros! ¡Sacrificados! Esto es por culpa de la magia. *Escupe al suelo* Si no fuese por esos malditos brujos y magos nada de esto habría ocurrido.
- Erráis mucho *callo al alcalde*. Si no fuese por Leezar y su magia este combate no habría terminado con tan buenos resultados.

El alcalde parece meditar un poco. No está conforme con lo sucedido pero le da las gracias a Abelio y a Leezar con un gesto con la cabeza. Me vuelve a hablar a mi:

- Nos sitiaron y resistimos como pudimos, pero estaban muy bien organizados. No nos dejaron avisaros de ninguna forma. *Suspira*. Tenían pensado convertirnos en esos seres que no están muertos, pero tampoco vivos.
- Bueno, el mal ya está exterminado. Volveremos a Villa Musgosa. Hay que avisar a Piedrahundida de todo esto.
Restaurar el orden en Villa Musgosa os va a llevar unos días. Después de despedir la comitiva de Lord Fabrizio, que se encontraba en dirección hacia Altoviento, habéis estado ayudando a los Rizzo a recomponer lo que han destruído los hombres lagarto. Enyra se encarga de adiestrar, como buenamente puede, a los jóvenes más prometedores para que puedan levantarse en armas si vuelven los reptilianos, pero esto, como ya he descrito, os llevará días. Los aldeanos murmuran que, a media noche, la luna se tiñe de rojo y se escuchan los lamentos de los que han muerto en los marjales. Aunque ya no haya criaturas muertas vivientes rondando por las proximidades, diriáis que estáis escuchando susurros y lamentos mientras descansáis en Villa Musgosa.

Pero pasan casi dos semanas y ya es hora de plantarle cara al mal que se encuentra encerrado en los sótanos de la torre. ¿Será él, el causante de todo esto? Cuando vuestro grupo llega a la Torre de Gustaffon, el mago os está esperando en el recibidor. De pie, completamente consciente y con una herida supurante en su vientre. Los alrededores de la Torre continúan siendo esos humedales que ya conocíais, aunque el musgo rojo cada vez es más abundante. El mago fija su mirada en Leezar, y le hace únicamente una pregunta.

- ¿De dónde sale un arcanista tan despreocupado?

Antes de que podáis responder, el agua de las charcas cercanas se evapora de repente, y de la tierra seca y ardiente surgen esqueletos cubiertos de llamas, calaveras flotantes rodeadas por fuegos azules y cuerpos quemados que crujen con cada paso que dan.

- Soy Mogg'Shattoth. Arúspice de las Tierras yermas de Rasmalk y Conde de las Mil Torturas. ¿Cómo osáis entrar en mis dominios, mortales?

Avatar de Usuario
Gerad

Maña perfecta Ojos de serpiente
Promesa
Promesa
En este hilo: 7
Mensajes: 24
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Manto (Consejero)
Me gusta dados: 1
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Gerad » 03 Ago 2019, 00:05

Starkvind escribió:
02 Ago 2019, 23:45
Gerad escribió:
01 Ago 2019, 21:10
Puesto que Alim no consigue convencer a Fabrizio de que es capaz de llevar a cabo la tarea diplomática, me temo que me quedo sólo cuidando de PiedraHundida. Drake se ha ido después de dar una paliza a un "empleado" de Alim, tendremos que pagarle las visitas al curandero. Pero a ver quien le cura puesto que Abelio también se ha ido. Leezar y Enyra tampoco están.

Vuelvo a comerme toda la mierda. Para variar. Dedicaré este tiempo a ultimar los detalles de la boda de Drake, así como la fecha. A ratos libres continuaré revisando libros de la biblioteca por si descubro algo más de Viola Orovecchio, o Viola Giovanni, o como quiera llamarse, siempre con discrección...

Y por supuesto Mario siempre vigilado.
Ya cuando queda poco para que acabe el mes, recibes una noticia que no te ha gustado nada. El convoy de seguridad que trasladaba a Elisia Jacenty fue asaltado poco después de entrar en El Dominio y todos los que viajaban en él fueron asesinados. De la pelirroja no queda rastro, pero Piedrahundida ha perdido a dos de sus mejores hombres. Deberás encargarte de los costes funerarios y de enviar un informe completo a las Cámaras de Varlyna explicando la ruta y la rutina del traslado. Esto no va a poner en peligro tu Reputación, pero según lo bien que lo hagas puedes aumentarla.

Dejo en tus manos si quieres tirar Habilidad a ver qué sale y del resultado sacamos la ficción, o elaborarlo tú con una buena narración. Lo dejo en tus manos.
TIRADA DE HABILIDAD PARA VER QUE TAL SALE EL TEMA DE LA FUGA = FRACASO

Imagen.

Marco viene con un informe cuando estoy reunido con los taberneros para ultimar el tema de las comidas de la boda. Joder, ahora está la cosa tensa negociando un precio mínimo. Le hago un gesto de que se encargue el, aunque no tenga ni puta idea. Nuestros mejores hombres han muerto por la mierda del brujo ese, y no estoy de humor para repasar el tema...

Avatar de Usuario
Leezar Lockbruck

Recuerdo negro
Oficial
Oficial
En este hilo: 10
Mensajes: 43
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Personaje: Leezar Lockbruck
Partida: Ylat
Posición: El Orbe (Mago)
Me gusta dados: 5
Me gusta recibidos: 2
Contactar:

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Leezar Lockbruck » 04 Ago 2019, 10:40

Starkvind escribió:
03 Ago 2019, 00:04
Enyra Petreius escribió:
30 Jul 2019, 20:51
Cuando todo acaba podemos liberar a la gente de Villa Musgosa.

- Nos llevaban... nos llevaban a la torre. ¡Oh, Ylathia! Íbamos a ser un sacrificio para alguien. ¡Nosotros! ¡Sacrificados! Esto es por culpa de la magia. *Escupe al suelo* Si no fuese por esos malditos brujos y magos nada de esto habría ocurrido.
- Erráis mucho *callo al alcalde*. Si no fuese por Leezar y su magia este combate no habría terminado con tan buenos resultados.

El alcalde parece meditar un poco. No está conforme con lo sucedido pero le da las gracias a Abelio y a Leezar con un gesto con la cabeza. Me vuelve a hablar a mi:

- Nos sitiaron y resistimos como pudimos, pero estaban muy bien organizados. No nos dejaron avisaros de ninguna forma. *Suspira*. Tenían pensado convertirnos en esos seres que no están muertos, pero tampoco vivos.
- Bueno, el mal ya está exterminado. Volveremos a Villa Musgosa. Hay que avisar a Piedrahundida de todo esto.
Restaurar el orden en Villa Musgosa os va a llevar unos días. Después de despedir la comitiva de Lord Fabrizio, que se encontraba en dirección hacia Altoviento, habéis estado ayudando a los Rizzo a recomponer lo que han destruído los hombres lagarto. Enyra se encarga de adiestrar, como buenamente puede, a los jóvenes más prometedores para que puedan levantarse en armas si vuelven los reptilianos, pero esto, como ya he descrito, os llevará días. Los aldeanos murmuran que, a media noche, la luna se tiñe de rojo y se escuchan los lamentos de los que han muerto en los marjales. Aunque ya no haya criaturas muertas vivientes rondando por las proximidades, diriáis que estáis escuchando susurros y lamentos mientras descansáis en Villa Musgosa.

Pero pasan casi dos semanas y ya es hora de plantarle cara al mal que se encuentra encerrado en los sótanos de la torre. ¿Será él, el causante de todo esto? Cuando vuestro grupo llega a la Torre de Gustaffon, el mago os está esperando en el recibidor. De pie, completamente consciente y con una herida supurante en su vientre. Los alrededores de la Torre continúan siendo esos humedales que ya conocíais, aunque el musgo rojo cada vez es más abundante. El mago fija su mirada en Leezar, y le hace únicamente una pregunta.

- ¿De dónde sale un arcanista tan despreocupado?

Antes de que podáis responder, el agua de las charcas cercanas se evapora de repente, y de la tierra seca y ardiente surgen esqueletos cubiertos de llamas, calaveras flotantes rodeadas por fuegos azules y cuerpos quemados que crujen con cada paso que dan.

- Soy Mogg'Shattoth. Arúspice de las Tierras yermas de Rasmalk y Conde de las Mil Torturas. ¿Cómo osáis entrar en mis dominios, mortales?
*Miro con dureza a la cáscara vacía que una vez fue Gustaffon, ahora ocupada por esa insidiosa entidad ¿es cosa mía o acaba de proporcionarnos su nombre verdadero? Quizás el despreocupado al final no seamos nosotros, sino él*

- Es la hora de que vuelvas al oscuro pozo del que viniste y purifiquemos estas tierras de una vez por todas... *observo a Enyra y Abelio, girando la cabeza para hacer hincapié en el ejército que nos sigue*

*El último fragmento de información que me quedaba para invertir el proceso de invocación y atadura que trajo al demonio a nuestro plano, que anduve investigando con el Grimorio, era precisamente saber el nombre verdadero de la criatura y su arrogancia ha provocado que al final posea tal información*
Hasta la persona mas pequeña puede cambiar el curso del futuro.

Avatar de Usuario
Drake

Violencia gratuita
Promesa
Promesa
En este hilo: 6
Mensajes: 23
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: La Espada (Ejecutor / Verdugo)
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Drake » 04 Ago 2019, 19:32

Starkvind escribió:
02 Ago 2019, 22:10
Encontráis el cuerpo de uno de los guardaespaldas del brujo. Era un tipo de pocas palabras, musculoso, con varias cicatrices. Ahora es un cadáver reseco, como si hubiese muerto de inanición tras aguantar meses en una isla desierta. Tiene la cara chupada, el vientre casi inexistente y su piel es gris como un pergamino.
¿Qué demonios le ha pasado a este hombre? Hace unos días estaba perfecto y ahora míralo. ¿Sera cosa de algún hechizo de Malthus? No podemos cargar con el cadáver, nos haría perder tiempo, pero esto habría que investigarlo, quizás Leezar pueda decirnos que le paso. Le corto la mano y parte del antebrazo, con eso sera suficiente para poder investigar que le ocurrido. Lo guardo envuelto en una tela dentro de la mochila y seguimos el viaje.


Starkvind escribió:
02 Ago 2019, 22:10
- ¡Condenados comerranas! ¡Me habéis seguido! - gruñe, antes de ser apuntado por tres arcos listos para asetearlo. - Su... supongo que os tengo que agradecer lo que habéis hecho... ¡malditos! - mira al suelo. - ¡Por Nastala, está bien! - señala hacia la formación montañosa al norte, lo que conocéis como el Corazón del Mundo. Arroja un pergamino manchado de sangre al suelo. - Hay un tesoro en aquella arboleda. Una reliquia de la antigua República de Benarja. La quería para mi, pero en fin. ¡Ahora dejadme en paz!
Me rió un poco de él mientras habla y cuando le veo que se aleja le despido con una sonrisa con el mapa en la otra mano.

-¡Que tengas buen viaje! ¡¡Y escríbenos cuando llegues a casa, para saber que estas bien!!

Si Malthus estaba dispuesto a continuar en estas condiciones, mal herido y sin escolta, supongo que el lugar que buscaba no debía ser muy peligroso. Seria una perdida de tiempo volver a Piedrahundida para volver a rehacer el camino. Aprovechando que estamos aquí y que tenemos provisiones iremos en busca de esa antigua reliquia de Berjana. Aun que no lo encontremos, al menos servirá para reconocer la zona del la Arboleda Pétrea que tanto le fascinaba a Leezar.

Abelio Floricarpio

Mártir de Ylathia
Oficial
Oficial
En este hilo: 14
Mensajes: 41
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: El Espíritu (Sacerdote)
Me gusta dados: 1

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Abelio Floricarpio » 04 Ago 2019, 20:14

++++JUNTO LEEZAR & ENYRA+++++++

"Criatura impia!!! Que salió del vientre de una cucaracha a dentelladas!!! Matando al asqueroso bicho que fue tu madre!!! Sucumbe al poder de Ylathia la única!!!"

Levanto el códice de evangelios en lo alto y recitó textos de exorcismo y purificación de memoria a grito pelado.

Avatar de Usuario
Enyra Petreius

Frialdad perfecta
Promesa
Promesa
En este hilo: 5
Mensajes: 24
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Blasón (General)
Me gusta dados: 17

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Enyra Petreius » 05 Ago 2019, 00:06

Starkvind escribió:
03 Ago 2019, 00:04
Antes de que podáis responder, el agua de las charcas cercanas se evapora de repente, y de la tierra seca y ardiente surgen esqueletos cubiertos de llamas, calaveras flotantes rodeadas por fuegos azules y cuerpos quemados que crujen con cada paso que dan.
No temo a ese ser. Al ver el pequeño ejército que tiene ese demonio hago un par de gestos con la mano para que el nuestro se ponga en posición. Aunque sean pocos no se puede subestimar al enemigo.
Leezar Lockbruck escribió:
04 Ago 2019, 10:40
- Es la hora de que vuelvas al oscuro pozo del que viniste y purifiquemos estas tierras de una vez por todas... *observo a Enyra y Abelio, girando la cabeza para hacer hincapié en el ejército que nos sigue*
Espero a la reacción de Leezar, no sabré sobre magia pero sí sé que este mago guarda algún truco bajo la manga. No puedo adelantarme a los acontecimientos y estropear su plan. Le miro fijamente esperando algún tipo de señal para lanzarnos a la batalla ultravioleta.
Abelio Floricarpio escribió:
04 Ago 2019, 20:14
Levanto el códice de evangelios en lo alto y recitó textos de exorcismo y purificación de memoria a grito pelado.
Las palabras de Ylathia hace que nuestras tropas estén más seguras de sí mismas, les da más ánimos para acabar con esta aberración cuanto antes.
La muerte nos sonríe a todos, así que devolvámosle la sonrisa.

Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Promesa
Promesa
En este hilo: 7
Mensajes: 27
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Alim de Mostaganem » 05 Ago 2019, 11:41

Off Topic
Lo siento, no voy a poder ser breve ;)
Antes de separarme definitivamente de los nuestros, le pido dos favores a Monseñor Floricarpio, haciendo hincapié en que de ello puede depender el futuro de nuestra casa: que me dé todas las semillas lodosas rojas que lleve encima, y que me deje algunas monedas de oro, que yo no he podido coger antes de venirme.
Off Topic
Aquí me saco algo de la manga: las semillas lodosas rojas tienen un efecto calmante, adormecedor. Las negras son excitantes y dan un montón de energía. Algo así como la diferencia entre cannabis índica y cannabis sátiva. Por lo que he leído por ahí, ¿eh?
Mejor pensado, que me dé también las negras, que también me pueden servir. Abelio considera la petición, y accede, entregándome una cajita de plata llena de semillas.

Partimos de viaje, un viaje largo y pesado, y cuyo incierto destino lo hacía aún menos atractivo. Es cierto que las hermosas tierras verdes de Idum Dael transmiten una cierta paz, pero no era eso lo que pasaba por nuestras cabezas. Y desde luego mucho menos por las de nuestros señores. Los llantos nocturnos de Doña Paulina nos partían el corazón, y el silencio impertérrito de Lord Fabrizio era el pilar sobre el que se apoyaban nuestras esperanzas. Las ofensas que recibimos por el camino por parte de los campesinos no prometían nada bueno: alguien había estado agitándolos contra nosotros; no obstante, Lord Fabrizio dejó muy claro que no se respondería a ninguna ofensa, y que su guardia actuaría exclusivamente en defensa propia.

Fuirmos recibidos por un tal Demetrius Buelhorn, un joven de aire seco y arrogante, un auténtico imbécil que se deleitaba con cada pequeña humillación que nos imponía: hacernos esperar, dar prioridad en atender a campesinos antes que a nosotros, alojarnos en las cuadras a todos los sirvientes de la casa Orovecchio... Maldito cretino.

En cuanto vi el ambiente de Altoviento, me temí lo peor, así que empecé a prepararme concienzudamente para lo que preveía. Es sorprendente lo fácil que es moverse por una casa noble con vestidos de sirviente de baja categoría: parece como si no existieses, los señores y los demás sirvientes se limitan a llamarte «¡Eh, tú!», y ladrarte órdenes. Si no tienen nada que pedirte u ordenarte, eres prácticamente invisible. Eso me permitió moverme con cierta soltura por el castillo, y examinar su construcción. Cuando mis señores fueron llevados a la sala del trono, ni siquiera intenté entrar: aquel no era lugar para un lacayo de tercera, como yo. En cambio pude atisbar desde la puerta que había una galería superior, donde sin duda se colocarían los nobles invitados para asistir a ceremonias de esas que tanto gustan a los de su clase. Tardé un poco en encontrar la puerta de acceso a la galería, pero no me costó entrar, porque no estaba cerrada con llave. De hecho ni siquiera tenía cerradura, sólo un simple tirador. Lamentablemente ya me había perdido parte de la conversación. En ese momento hablaba el que después supe que era Josah Buelhorn, hermano mayor de Demetrius y líder de los Buelhorn. Cortado por el mismo patrón de arrogancia y suficiencia que su hermano, lamentablemente:

—...dad! ¡No me puedo creer que, después de lo que la casa Buelhorn ha hecho por vosotros, cediéndoos la mano de mi hermana, manteniendo a esos vagos descamisados de los Leone para que protejan el flanco desértico de vuestras tierras, ahora pretendáis robarnos su vasallaje como si nada! ¡Y no me puedo creer que esa zorra, hija de mil cornudos, de Bianca se haya atrevido a esto!

—Mi señor —trató de calmarlo Lord Fabrizio, mientras su esposa sollozaba lo más silenciosamente posible en una esquina, repasando las 21 cuentas del rosario que Monseñor Abelio le había regalado—, comprended que el amor es una fu...

—¡Esto no es amor! ¡El amor no tiene nada que ver! ¡Si esa ramera callejera quiere fornicar con soldados recios, nosotros tenemos todos los que quiera, sin necesidad de acudir a un bufón tuerto y sin pelotas ni cerebro! ¡Esto es un asunto de lealtades y honor! ¡Y tú —gritó, dirigiéndose a mi señora Paulina—, deja de lloriquear!

Los guardias personales de Piedrahundida se removían inquietos, echando mano de vez en cuando a la empuñadura de sus espadas, pero Lord Fabrizio les frenaba con su mirada. Además, había el doble de guardias de Altoviento en la sala, lo que hacía poco viable una respuesta armada a los insultos del patán Bluehorn.

—¡Que venga Uragana, —exclamó Josah—, y que se lleve a Paulina a lloriquear a alguna de esas cámaras para mujeres! —y se mantuvo en silencio, dando zancadas por la sala, hasta que llegó la tal Uragana, una chica joven, de unos 16 años, un torbellino de energía radiante, pelirroja de ojos verdes (bueno, no llegué a verle los ojos desde la galería, pero apuesto a que eran verdes). Era, obviamente, hermana de Paulina y Josah, pero no me explico cómo podía tener ese pelo del color del cobre, que no se daba en su familia. ¿Sería bastarda?

—Ven, hermana, dejemos a los gallos peleándose hasta desgañitarse —le dijo Uragana a Paulina con una voz dulce como la miel, pero cargada de energía como el sol de la mañana, cálida como... Mas perdonad, que me desvío del relato. Las dos mujeres se retiraron, y Fabrizio intentó aprovechar el momento para suavizar la postura de Josah:

—Comprendo vuestra queja y el menoscabo que supone esta boda. Los Orovecchio estamos dispuestos a indemnizar a vuestra familia debidamente, con una compensación en oro y bienes que...

—¡No conocéis a los Buelhorn, Fabrizio! Nosotros no somos unos campesinos venidos a más, somos nobles de rancio abolengo, y el respeto no se puede pesar en oro y bienes. ¿Os habéis traído a la tonta de mi hermana, pensando que os serviría de salvoconducto? No sé cómo conduciréis vuestros asuntos en vuestra pocilga de Piedrahundida, pero las cosas no funcionan así en Altoviento. —Y dicho eso, hizo unos gestos extraños a sus guardias, que en menos de dos segundos tenían acorralados a los guardias de Piedrahundida con lanzas, mientras dos de ellos inmovilizaban a Lord Fabrizio.

—¿Qué...?
—Sois un ladrón, Fabrizio, en nada diferente de un ratero de mala muerte. Y aquí sólo hacemos una cosa con los ladrones —susurró más que gritó, con una mirada cargada de odio, mientras sacaba su espada.

Los siguientes segundos transcurrieron con una rapidez asombrosa, y a la vez con una lentitud difícil de entender o explicar. Un guardia sujetó a Lord Fabrizio de rodillas en el suelo, mientras otro le aferraba la mano derecha con fuerza sobre una mesa. Josah descargó la espada con fuerza, amputando la mano de Lord Fabrizio y convirtiendo la mesa en astillas. No sé cómo conseguí contener un grito, pero para crédito de Lord Fabrizio, él tampoco abrió la boca, aunque el color abandonó su cara.

—Lleváoslo, y que el barbero le cauterice la herida. Después encerradlo en los calabozos. Desarmad a sus guardias y encerradlos también. Tengo que pensar qué vamos a hacer con los Orovecchio.

Los soldados obedecieron con suma rapidez, y Josah se quedó a solas con otro hombre, quien con voz empalagosa y servil le preguntó:

—¿Qué haremos ahora, mi señor?
—Hum, no podemos matar a Fabrizio sin más; mi hermana no lo comprendería. Pero no sería raro ni incomprensible que falleciese durante un intento de fuga, digamos que mañana por la noche. ¿Me entiendes, Jladianus?
—Perfectamente, mi señor. Será una pena que Fabrizio intente algo tan descabellado y sin posibilidades, je, je, je —y diciendo esto, el tal Jladianus se retiró tres pasos de espaldas, se dio la vuelta, y se fue, mientras Josah cogía un cáliz de otra mesa y lo estrellaba con furia contra la pared.

—————— C O N T I N U A R Á ——————
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 15
Mensajes: 332
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 31
Contactar:

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Starkvind » 06 Ago 2019, 04:49

Vamos a alargar la duración de este mes una semana más. Debido a mis vacaciones, esta última semana no he publicado todo lo que me hubiese gustado. Así que continuamos un poco más.

La confrontación con Gustaffon Olatheus

El ser demoníaco que se encuentra erguido ante vosotros no tiembla ante vuestras vacuas amenazas. Sonríe con crueldad cuando Abelio le muestra un tomo polvoriento de garabatos ilegibles.

— Sois unos necios al pensar que podéis oponeros a mí. Las palabras vacías de un mortal creyendo en un ente ficticio son entretenimiento. — hace un gesto con su brazo, abarcando su ejército de cadáveres en llamas. — ¿Purificarme? Una palabra demasiado poderosa para un aprendiz, enano. ¡Rendíos y servidme, o contemplad como arraso vuestras tierras con los fuegos de mil infiernos!


Enyra, debes realizar una tirada de Ejército. Si no obtienes un éxito completo, deberás Degradar el atributo Ejército de los Orovecchio. Ten en cuenta los distintos bonificadores y habilidades de tus compañeros. Abelio y Leezar, si Enyra no obtiene, al menos, un éxito parcial, tendréis que hacer tiradas de Frialdad para aguantar el tipo ante la repentina invasión de muertos vivientes en llamas.

De una forma u otra, el resultado del enfrentamiento debe ser narrado, en orden, por Enyra, Leezar y Abelio. El destino del demonio que mora en el interior de Gustaffon depende del resultado de las tiradas. ¿Derrotará a las fuerzas de los Orovecchio? ¿O su muerte traerá algo de luz sobre la familia?


Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 15
Mensajes: 332
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 31
Contactar:

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Starkvind » 06 Ago 2019, 05:17

El secreto del Robledal Pétreo
Drake escribió:
04 Ago 2019, 19:32
Me rió un poco de él mientras habla y cuando le veo que se aleja le despido con una sonrisa con el mapa en la otra mano.

-¡Que tengas buen viaje! ¡¡Y escríbenos cuando llegues a casa, para saber que estas bien!!

Si Malthus estaba dispuesto a continuar en estas condiciones, mal herido y sin escolta, supongo que el lugar que buscaba no debía ser muy peligroso. Seria una perdida de tiempo volver a Piedrahundida para volver a rehacer el camino. Aprovechando que estamos aquí y que tenemos provisiones iremos en busca de esa antigua reliquia de Berjana. Aun que no lo encontremos, al menos servirá para reconocer la zona del la Arboleda Pétrea que tanto le fascinaba a Leezar.
El Robledal Pétreo (cometí un error al nombrarlo en mi post anterior, lo corregimos desde ya) es una región poco extensa al norte de los Marjales de Omudax, limítrofe a la cordillera del Corazón del Mundo. Cuando eráis jóvenes, los Orovecchio visitasteis este lugar acompañados de vuestro padre Tadeo. No había nada interesante, salvo largas extensiones de piedra, tan altas como torres de castillo. Se contaba que la zona había sido parte de una antigua ciudad, poblada por moradores de la Era de las Antigüedad, pero que una terrible maldición aconteció sobre los habitantes y, a día de hoy, lo que queda son los cimientos de sus enormes edificios. Las piedras se encuentran erguidas sobre el terreno, provocando que las corrientes de aire atraviesen la zona y calen en los huesos como lenguas gélidas del norte.


El mapa que has obtenido de Malthus Haagenti es complicado de seguir, parece bastante antiguo. Pero tu experiencia como estratega y el buen hacer de tus compañeros te permiten localizar el tesoro enterrado en la zona noroeste del Robledal. Después de cavar durante cuatro horas, tocáis con la pala uno de los valiosos cristales perlados. Este tipo de gema preciosa se emplea en la creación de Espejos de nexo, maravillas de lo arcano que permiten la comunicación instantánea entre dos puntos, siempre y cuando estén armonizados entre sí. Lo más probable es que los benarjíes hubiesen guardado estos cristales antes de un asalto del ejército artrexi, pero ahora están muertos y desaparecidos.

Tus hombres y tú los sacáis de la tierra, limpiándolos y admirando su perfección. Esto es una auténtica reliquia, y devolverlo a Piedrahundida generará 1d4 Recurso de Lujos, que vendrá muy bien a la familia. Comienzas a regresar a tu hogar, con una victoria entre tus manos. Al menos, has olvidado tus responsabilidades para con los Leone y has desfogado algo de adrenalina con esos hombres lagarato. Por cierto... ¿no hay demasiado repitiliano morando por los pantanos? Haz la tirada y muestra el resultado de cuantos Lujos (1d4) has obtenido para la familia.


Cuando llegas a Piedrahundida, Enyra y su grupo aún se encuentra en Villa Musgosa atendiendo la desgracia. Fabrizio ya ha marchado a Altoviento y Alim se ha escabullido entre el servicio. Tú no lo sabes, pero no lo encuentras por ningún lado. El único con el que podrás relacionarte es Gerad, que acaba de recibir una misiva bastante escandalosa del Imperio.

Exigen que los Orovecchio justifiquen, urgentemente, la huída de Elisia Jacenty. El informe que preparó Marco era un estercolero de palabras, y el Emperador no está nada contento con la respuesta de un vasallo. Recae ahora en vosotros responder. Además, Drake, realiza una tirada de Reputación: si tienes éxito, puedes subir un punto. Por otra parte, Gerad debe realizar una tirada de Ánimo: si no tiene éxito, se degradará.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 15
Mensajes: 332
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 31
Contactar:

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Starkvind » 06 Ago 2019, 05:22

Alim de Mostaganem escribió:
05 Ago 2019, 11:41
[...]
Esperaré a la resolución de la trama que has montado. Me agrada lo suficiente como para traer aquí el tema de Marlak Fuegosombrío, «Traicionero». Por lo pronto y por la dureza de lo que ha ocurrido, creo que Alim se merece una tirada de Ánimo. Si no la supera, su Ánimo se degradará un nivel.


Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Promesa
Promesa
En este hilo: 7
Mensajes: 27
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Alim de Mostaganem » 06 Ago 2019, 18:22

Tirada de degradación de ánimo.

Imagen

Mierda.
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Avatar de Usuario
Drake

Violencia gratuita
Promesa
Promesa
En este hilo: 6
Mensajes: 23
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: La Espada (Ejecutor / Verdugo)
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x03] Capítulo tercero

Mensaje por Drake » 07 Ago 2019, 00:36

Starkvind escribió:
06 Ago 2019, 05:17
Haz la tirada y muestra el resultado de cuantos Lujos (1d4) has obtenido para la familia.
Imagen

+4 recursos de Imagen Lujo.
Starkvind escribió:
06 Ago 2019, 05:17
Además, Drake, realiza una tirada de Reputación: si tienes éxito, puedes subir un punto.
Reputación actual Deplorable (2) (33-)

Imagen

Éxito. +1 a Reputación.
Starkvind escribió:
06 Ago 2019, 05:17
El único con el que podrás relacionarte es Gerad, que acaba de recibir una misiva bastante escandalosa del Imperio.

Exigen que los Orovecchio justifiquen, urgentemente, la huída de Elisia Jacenty. El informe que preparó Marco era un estercolero de palabras, y el Emperador no está nada contento con la respuesta de un vasallo. Recae ahora en vosotros responder.
Entro en la fortaleza feliz y celebrando lo encontrado, quien sabe, una mina en esa zona quizás nos otorgue más riquezas en el futuro, es algo digno de celebrar. Cuento las hazañas de los novatos de forma exagerada en el barracón para que lo celebren los soldados y marcho a contarle las buenas noticias a Gerad.

Entro de forma escandalosa en su despacho y lo veo leyendo una carta con preocupación. La verdad que la situación de la tal Elisia me es bastante ajena y no estaba muy al tanto de ello. Supongo que toda mi atención se fue en atender al tal Mario. Yo quería descansar y festejar el gran descubrimiento, pero no podrá ser. Le cuento brevemente lo de la Robledal Pétreo y le entrego lo encontrado.

— Saldré en busca de Elisa. Quizás con suerte la encuentre. Quien sabe, si andaba en nuestras tierras buscando algo, muy lejos no habrá podido ir.

Los hombres que me han acompañado se quedaran en el barracón y serán sustituidos por 3 veteranos exploradores y unos cuantos soldados más de forma discreta. Quiero que sigan celebrándolo sin pensar que hay otros problemas. Mejor ir acompañado, con tanto hombre lagarto por la zona no puedo tomarme esta segunda batida a la ligera. En menos de una hora desde mi llegada vuelvo a estar otra vez en marcha con suficientes provisiones nuevas para una semana y me aseguro de tener grilletes, cadenas y cuerdas suficientes en las alforjas. Me gusta, esto me gusta.

Imagen
Última edición por Drake el 08 Ago 2019, 14:57, editado 1 vez en total.

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados