[1x04] Capítulo cuarto «Templo de Ylathia»

Cuando los protagonistas de Ylat completen una Sesión, aparecerá aquí a la vista de todo el público.
Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 15
Mensajes: 372
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

[1x04] Capítulo cuarto «Templo de Ylathia»

Mensaje por Starkvind » 11 Ago 2019, 01:03

Fortaleza de Piedrahundida

Imagen

Primera jornada de Elestio (3), Semilla.

Las aventuras que han tomado los distintos miembros del Consejo de Piedrahundida a lo largo y ancho de la región no les ha dado tiempo a respirar: ha sido una noticia tras otra, sin casi tomar un descanso ni pararse a pensar en lo que estaba pasando. El impacto del dirigible de los Buelhorn contra la muralla sur de Piedrahundida ha destrozado parte de la misma, pero sus pasajeros ahora se encuentran a salvo. El líder de la familia, Fabrizio, se encuentra recuperándose de la pérdida de su mano derecha a manos de una Casa que consideraba aliada. No se sabe muy bien qué va a pasar ahora con la región, y los plebeyos están nerviosos esperando una solución por parte de sus dirigentes.

El caso de Nêcraxia

Imagen

Uno de los invitados que Alim de Mostáganem se ha traído de Altoviento es una corpulenta dracónida que afirma ser la Gran Generala Nêcraxia. No obstante, aquellos que habéis seguido sus órdenes en el campo de batalla y habéis presenciado su imponente físico, sois conscientes de que no es más que una embustera. «Nêcraxia» está esperando que comuniquéis a Beslitz su secuestro por parte de los Buelhorn y pueda regresar a su hogar en El Dominio. Se ha aposentado en una de las habitaciones de invitados y solo parece preocuparse por comer y disfrutar de los lujos de una vida noble. Está bastante herida de las maldades que haya sufrido en Altoviento, pero a parte de eso...

Una nueva invitada

Imagen

En cuanto impactó el dirigible «Cuerno de Josah», Uragana no pudo ocultar su alegría y salió pegando brincos. Menos mal que Alim tuvo que intervenir a en el último momento o iba a acabar asaetada por los soldados de los Orovecchio que salieron a investigar el accidente. De momento se ha comportado como se espera de una noble en su posición, pero no parece muy dispuesta a colaborar. ¿Quizás se quiere escapar?

La reputación de Drake
Drake escribió:
07 Ago 2019, 00:36
Starkvind escribió:
06 Ago 2019, 05:17
Además, Drake, realiza una tirada de Reputación: si tienes éxito, puedes subir un punto.
Reputación actual Deplorable (2) (33-)

Imagen

Éxito. +1 a Reputación.
Para aclarar este asunto, he modificado los términos que antes se consideraban Degradación. Espero que quede más claro ahora: cuando uno de vuestros Recursos se modifique, debéis sacar igual o menos que vuestro valor de Modificación. En este caso, el valor de Modificación de la Reputación de Drake es 33-, solo sería un éxito si hubiese sacado 33 o menos. Como es un 72, no podemos considerarlo éxito. Dentro de la ficción, el hallazgo de los tesoros benarjíes no ha sido tan impactante como el enfrentamiento con los Buelhorn. Veremos qué hace Drake en las subsiguientes tramas.

Acciones del anterior mes
  1. Mejorar los Campos de cultivo a Rango 2. Coste: 2 Madera, 2 Piedra.
  2. Comerciar: con los Rizzo o los Grimaldi por Piedra. Podríamos obtener 5 unidades de Piedra a cambio de una degradación de Riqueza. O darles 1:1 Madera o Alimento.
  3. Violencia : Enviar una partida de guerra a la Torre de Gustaffon. Limpiar los monstruos que acechan esa zona. Enyra necesitará, al menos, una semana para asegurar la zona.
  4. Diplomacia: Enviar un convoy diplomático para dar una respuesta a la Casa Leone y a la Casa Buelhorn, según lo que quiera Drake. Yo me encargaré de esto.
  5. Explorar los Marjales de Omudax para localizar el rastro de Malthus Haagenti. Drake se encargará de elegir los exploradores y organizar la batida.
Preguntas

Cuando os solicito que respondáis a estas preguntas, tenéis que llegar a un consenso entre vosotros. Emplead los mensajes privados, el WhatsApp, etc. para que lo que constestéis tenga coherencia entre sí y la ficción se desarrolle fluídamente.
  • ¿Qué habrá ocurrido con Leezar, el diabólico grimorio de Gustaffon y la Torre? ¿Por qué se ha destruído la Torre? ¿Era una ilusión o ha sido decisión del grupo?
  • ¿Qué medidas vais a tomar con «Nêcraxia» y Uragana Buelhorn?
  • ¿Drake aceptó escoltar a Wilham hasta Piedrahundida o le dio muerte en ese mismo instante? Si le ha dejado vivir, ¿qué tiene que ver este tipo con la Iglesia de Ylathia?

Misiones
  • La Organización ha recibido un fuerte golpe en su Fama por los eventos acontecidos en Altoviento. La próxima vez que se modifique positivamente su Fama, tendrá una posibilidad de 75- para subir, en lugar de subir automáticamente.
  • La muralla sur de la Fortaleza ha sido dañada por el impacto del dirigible. Repararla costará una Acción de Líder y una unidad de Piedra. Aunque podéis dejarla así y no perder el tiempo ni los recursos.
  • Alguien tiene que tirar por el Evento aleatorio. Tirad 1d8 (martes, miércoles, jueves, viernes de ambas semanas) y a ver qué sale. Además, tirar 1d100 para el tipo de Evento.

Avatar de Usuario
Fabrizio Orovecchio
Habitante de Ylat
Habitante de Ylat
En este hilo: 4
Mensajes: 19
Registrado: Julio 2019
Personaje: Barón Fabrizio Orovecchio
Partida: Ylat
Contactar:

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Fabrizio Orovecchio » 11 Ago 2019, 01:12

Aparezco el día de la reunión renqueante: uno de mis sirvientes intenta acercarse a ayudarme, pero le rechazo con aspavientos. Tomo asiento en mi lado de la mesa y observo la silla vacía de Paulina. Lo que ha ocurrido me ha dolido más que toda las guerras en las que he participado. Jamás se me había humillado de esta manera, siento que ya ha pasado mi era como cabeza de los Orovecchio. Observo a mis fieles consejeros: desde el determinado Drake, pasando por la fidelidad de Alim y la valentía de Enyra.

Extraigo un papel de pergamino y lo abro con dificultad: sufriré la ausencia de mi mano el resto de vida que me queda. Leo en voz alta la carta que enviaron los Buelhorn a mi hermano Gerad, pero gracias a que pudimos largarnos de aquel castillo infecto, puedo leerla yo. Se suponía que esto eran las condiciones de mi liberación, pero no tardarán en enviar una nueva... Paulina... te echo tanto de menos...
Josah Buelhorn escribió: Querido Gerad Orovecchio:

Tu hermano, Fabrizio Orovecchio, ha intentado atacarnos en nuestro propio hogar. Ha azuzado a su escolta contra nuestros guardias y él mismo ha intentado matarme. Pero tú ya sabes que siempre he sido mejor combatiente que tu hermano. No quiero alargarme más, pero no deseo que tengamos que resolver esto por las malas.

Devolveremos a Fabrizio Orovecchio si se cumplen las siguientes condiciones:
  • Queremos que se anule oficialmente, por el Cardenal de Ylathia Abelio Floricarpio, el matrimonio entre Fabrizio Orovecchio y Paulina Buelhorn.
  • Queremos que se anule cualquier celebración relacionada con el futuro matrimonio entre Draconio Orovecchio y Bianca Leone. Ese enlace no va a ocurrir.
  • También queremos una disculpa por escrito y la renuncia a la caballería de Draconio Orovecchio. La ofensa a nuestra familia ha sido demasiado grande, a pesar de que sea un héroe de guerra.
  • Por último, y no menos importante, el pago de 5.000.000 estrellas imperiales [monedas de oro] en concepto de daños y perjuicios.
Si estas condiciones no se cumplen antes del final de la primera semana de Elestio del año en curso, 1262, tendremos que tomar medidas desagradables. Por lo pronto hemos pasado a cuchillo a dos de vuestros soldados. Y no dejaremos de hacerlo hasta recibir respuesta por vuestra parte. Sé que eres un tipo listo, Gerad. No querrás hacernos enfadar, ni a nosotros ni a el Imperio.

Josah Buelhorn, señor de Altoviento
— Amigos... he intentado hacer las cosas bien, pero he pecado de bondad. No he aprendido nada de nuestros enfrentamientos con los malasthinos... Bien, no quiero perder más el tiempo... ¿qué vamos a hacer?

Fijo mi mirada en Abelio y Leezar, mis aliados afincados en el dominio divino y arcano, y en Gerad, mi joven y habilidoso hermano que sabe salir de cualquier agujero. Yo ya no me encuentro con fuerzas.
Si un hermano cae, la familia lo recoge.

Abelio Floricarpio

Mártir de Ylathia
Experto
Experto
En este hilo: 13
Mensajes: 74
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: El Espíritu (Sacerdote)
Me gusta dados: 1

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Abelio Floricarpio » 12 Ago 2019, 03:51

Observo descarnado a mi señor. Me siento agotado tras la batalla de la Torre. Afónico de salmodiar, todo sangre de mis cuerdas vocales si pronunció más de 3 palabras seguidas. Me limpio con la raida manga los labios. Debo dar gracias a Ylathia de no haber resultado herido. Pero tras haber vencido al ente malignontengo un sabor agridulce . Ha sido horrible. Estoy conmocionado.
Y en presencia de Fabrizio en tal estado me arrodilló roto de espíritu y susurro una oración.
Lentamente , con pausas entre palabra y palabra y alguna tos con flema roja, logró decir:

"Venganza... señor...Paulina...La boda....hasta donde...na...na...nazca el...sol. piedra Hundida!"

Mis intenciones quedan claramente resumidas.

"Ayuda...a... Pamphilo....tal vez.... hombres....re...re....recursos...aliados"

Debemos reunir fuerzas y contraatacar. Pero necesito una cama, un baños, semillas, un potaje y mucho vi no especiado caliente por lo pronto.

Abelio Floricarpio

Mártir de Ylathia
Experto
Experto
En este hilo: 13
Mensajes: 74
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: El Espíritu (Sacerdote)
Me gusta dados: 1

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Abelio Floricarpio » 12 Ago 2019, 07:33

EVENTO
Imagen

Imagen

Espero que semejante 99 sea terremoto, plaga de peste o visita de Ylathia a la tierra :bomba:

Avatar de Usuario
Leezar Lockbruck

Recuerdo negro
Experto
Experto
En este hilo: 7
Mensajes: 74
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Personaje: Leezar Lockbruck
Partida: Ylat
Posición: El Orbe (Mago)
Me gusta dados: 5
Me gusta recibidos: 2
Contactar:

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Leezar Lockbruck » 12 Ago 2019, 11:32

*Tomo asiento en la mesa del consejo, mostrando en mi rostro una mezcla de alivio y preocupación. Alegría por haber derrotado al demonio Mogg'Shattoth, preocupación por la amarga victoria*
Starkvind escribió:
11 Ago 2019, 01:03
Preguntas

Cuando os solicito que respondáis a estas preguntas, tenéis que llegar a un consenso entre vosotros. Emplead los mensajes privados, el WhatsApp, etc. para que lo que constestéis tenga coherencia entre sí y la ficción se desarrolle fluídamente.
  • ¿Qué habrá ocurrido con Leezar, el diabólico grimorio de Gustaffon y la Torre? ¿Por qué se ha destruído la Torre? ¿Era una ilusión o ha sido decisión del grupo?
  • ¿Qué medidas vais a tomar con «Nêcraxia» y Uragana Buelhorn?
  • ¿Drake aceptó escoltar a Wilham hasta Piedrahundida o le dio muerte en ese mismo instante? Si le ha dejado vivir, ¿qué tiene que ver este tipo con la Iglesia de Ylathia?
*Enciendo mi pipa de fumar y doy una fuerte calada para avivar las ascuas. Exhalo el humo formando unos círculos que se alejan hacia el techo mientras pienso en la conclusión de la batalla de la Torre de Gustaffon*

*Lo que encontré en los aposentos de Gustaffon, donde dejé el grimorio en mi precipitada huida, fue indescriptible. Cuando salí de ahí tras bajar los doce niveles, no pude más que apoyarme en una de las blancas piedras que conformaban el recién creado Círculo de Leezar, nombre por el que los habitantes de Villa Musgosa han empezado a conocer esa formación arcana de piedras, para tomar aire y aclarar mis perturbados pensamientos*

*Cuando conté a Enyra y Abelio lo que en la cima de la torre moraba, la decisión fue unánime: la torre debía ser destruida, quemada hasta los cimientos. Ese lugar estaría ya siempre maldito y había que evitar que cualquier persona, arcanista o no, tuviera la tentación de morar ahí. Por ello, debíamos hacer que tal lugar dejase de ser apetecible para residir, pues no podíamos correr el riesgo de que por algún motivo, la maldición y el mal que aún podía perdurar, volviera a emerger*

Imagen

*Con mi mente de nuevo en el consejo, me mantengo en silencio fumando de mi pipa y escuchando los nuevos problemas que amenazan a Piedrahundida. A pesar de que la Torre de Gustaffon no podrá ser reutilizada, al menos el demonio y el musgo rojo han desaparecido*
Hasta la persona mas pequeña puede cambiar el curso del futuro.

Avatar de Usuario
Drake

Violencia gratuita
Oficial
Oficial
En este hilo: 5
Mensajes: 41
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: La Espada (Ejecutor / Verdugo)
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Drake » 13 Ago 2019, 15:44

Una parada en el camino.
Starkvind escribió: Los que se encargaron de recoger los restos fueron bastante descuidados, pues parte de la carreta aún se encuentra a un lado del camino. Examina el derelicto y averigua que fueron atacados con fuego.
¿Quizás la prisionera era capaz desde el principio de lanzar conjuros y simplemente se libero? Esperaremos a que el soldado mejore para que nos de su versión, ahora no quiero atosigarle con preguntas.
Starkvind escribió: — Ya era hora de que vinieseis a por éste miserable. No creo que pueda volver a empuñar una espada, pero al menos no pisará El Erial demasiado pronto. — carraspea y muestra un documento en pergamino, con una marca oficial. — Antes de que intentéis asetearme... — señala a uno de los exploradores Orovecchio. — ...os advierto que estoy protegido por la Iglesia de Ylathia, en régimen de caballero ylathiano. — se levanta y muestra el blasón de su familia. — Soy Wilham Albus Mouette, de la Casa Mouette de Aermont, Reino de Shadaleen. Nuestras naciones han estado en guerra, pero mi presencia en vuestras tierras no es más que para expandir la palabra de Nuestra Señora Ylathia. Las peticiones de vuestro obispo han llegado a oídos del Alto Prócer, y aquí estoy para ayudaros a encontrar la reliquia de la que habla monseñor Abelio Floricarpio.
Le dejo hablar mientras observo el documento que me muestra, parece correcto. Se lo devuelvo amablemente.

— Gracias Wilham Albus Mouette por cuidar de este hombre. Hasta donde tengo entendido es usted libre de viajar por donde quiera, nuestros reinos firmaron un tratado de paz. Mi nombre es Sir Drake Orovecchio — hago una ligera pausa por si su rostro cambia al oír mi nombre — le advierto que no ha venido precisamente en la mejor época del año para hacer turismo, últimamente andamos teniendo algunos problemillas, por lo que no le aconsejo viajar solo, podría ser peligroso. Pero como ya he dicho, es usted libre de viajar por donde quiera.

Empiezo a dar ordenes para que recojan la zona y transporten con sumo cuidado al soldado herido, no importa si tardamos más de lo deseado en su traslado, lo importante es que llegue bien.

— Si lo desea Wilham, puede acompañarnos a Piedrahundidad, le presentare en persona a Abelio Floricarpio si lo desea. Sera para mi todo un placer.

Decida lo que decida Wilham Albus indico a los soldados que memoricen el aspecto y ropajes de Wilham, luego harán saber esta información a todo hombre de la guardia o del ejercito. Todo soldado de Piedrahundidad ha de poder reconocer a este hombre, por si tramase algo. Incluso hablare con un pintor para que haga un retrato de él.

Avatar de Usuario
Enyra Petreius

Frialdad perfecta
Oficial
Oficial
En este hilo: 4
Mensajes: 41
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Blasón (General)
Me gusta dados: 19

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Enyra Petreius » 13 Ago 2019, 18:57

Fabrizio Orovecchio escribió:
11 Ago 2019, 01:12
— Amigos... he intentado hacer las cosas bien, pero he pecado de bondad. No he aprendido nada de nuestros enfrentamientos con los malasthinos... Bien, no quiero perder más el tiempo... ¿qué vamos a hacer?
Me duele ver a Lord Fabrizio así. Doy un paso adelante para hablar pero...
Abelio Floricarpio escribió:
12 Ago 2019, 03:51
"Venganza... señor...Paulina...La boda....hasta donde...na...na...nazca el...sol. piedra Hundida!"

"Ayuda...a... Pamphilo....tal vez.... hombres....re...re....recursos...aliados"
Hablo cuando Abelio termina. Me adelanto otro paso y me inclino un poco para demostrar mis respetos. No puedo doblarme mucho, mantengo mi costado agarrado con la mano contraria a la que tengo la herida.

- Mi señor, el Monseñor Abelio tiene razón. Podemos tener un fuerte aliado económico con Jiggalen Pamphilo. Es el último que queda de su familia, y nosotros somos lo más parecido que le queda a una. Que Bianca Leone haya decidido traicionar su vasallaje hacia los Buelhorn significa que podemos usarlos en nuestro beneficio y exigirles vasallaje hacia nuestra casa, tener tanto apoyo económico como militar. Si Lord Drake aún quiere continuar con ello hacia adelante se podrían firmar los acuerdos matrimoniales en privado, sin que nadie lo sepa, para que no haya sabotajes, y con la tranquilidad hacer el paripé de la boda, convites y demás parafernalias.

Me fijo en el pesar que hay en los ojos de Fabrizio.

- Mi señor, Doña Paulina estará bien. Es su hermana y una importante moneda de cambio... Lamento ser tan directa pero llegados a este punto hay que hablar sin tapujos. La rescataremos, se lo juro. Le doy mi palabra.

Mi ímpetu hace que jure clavando la rodilla en el suelo, sin acordarme del dolor del costado. Hago una mueca de dolor pero me mantengo firme.

- No creo que el resto de nuestros hombres corran tan buen destino como el que Ylathia le tiene reservado a Doña Paulina.

Me pongo en pie y miro a Alim.

- Alim, supongo que querrás enviar espías a la casa Buelhorn. Sería una buena idea. En cambio lo que no me parece tan buena idea haber traído a la hermana menor y menos que ande por ahí suelta, quizá ella sea una espía. Quizá no haya sido mandada por sus hermanos y actúe por iniciativa propia, pero hay que tenerla vigilada bien de cerca. También estaría bien saber si hay algún espía entre nosotros.
La muerte nos sonríe a todos, así que devolvámosle la sonrisa.

Avatar de Usuario
Gerad

Maña perfecta Ojos de serpiente
Oficial
Oficial
En este hilo: 4
Mensajes: 41
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Manto (Consejero)
Me gusta dados: 1
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Gerad » 13 Ago 2019, 20:31

Guardo silencio. Espero mi turno mientras hago cuentas, números en la cabeza que desaparecen cada vez que veo la tez blanquecina de Fabrizio, y el vendaje de lo que antes era su mano. Tengo que mantener la compostura. Respiro. Cuento otra vez. Muñón. Respiro. Veo como Enyra termina de hablar y carraspeo. Tomo aire para relajarme.

- Como cada mes, voy a exponer las cuentas.

Miro a Fabrizio, asiente. Todo tiene su importancia al final.

- Por fin tenemos una generación de alimentos “casi” sostenible. Digo casi puesto que aunque generamos lo que consumimos, necesitamos almacenar bastante alimento para el próximo invierno. Mejorar las granjas es una obligación.

Muñón. Tez lívida. Respiro. Intento que no se me note afectado.

- Nos quedaría una unidad de piedra en el almacén, que debería usarse para Reparar las murallas. No creo que sea el mejor momento para dejar un agujero defensivo en la ciudad, viendo las circunstancias.

Miro a Enyra. Pese a llevar a sus espaldas la guerra con Shadaleen, los problemas con la Torre Gustaffon y Villa Musgosa, se mantiene estoica y llena de energía. ¿De dónde sacará la fuerza?

- Se avecinan tiempos duros, creo que nuestra General va a tener que tomar muchas decisiones difíciles y arriesgar todo en nombre de la familia Orovecchio – me muerdo la lengua para no decir “otra vez” – creo que dado que no podemos invertir recursos ahora en una crear armería o mejorar los campos de entrenamiento, puede que si podamos Mejorar sus habilidades con una armadura nueva y mejores armas. Mejorar la cabeza del ejército, mejorará al ejercito.

Le hago un gesto de respeto con la cabeza. Y sigo.

- Por último, aconsejo que en vistas del futuro, empecemos a Reclutar población para el mes el próximo mes. No sé como estaremos, pero sé que es necesario crear una cantera y otra granja. Ya veremos el orden. Pero sin gente no podremos crear nada.

Dejo los papeles a un lado y doy un trago a una copa de vino. Nunca bebo en estas reuniones pero esta vez es diferente. Esta vez el asunto no es grave. Es muy grave.

- Tenemos dos invitadas sorpresa en la fortaleza. La primera es una dracónida que dice ser quien no es. Tenemos que descubrir quien es y que hacía con los Buelhorn. Si la tenían prisionera será por algo. Quizá yo pueda intentar sonsacarla, a ver si saco algo en claro. En cuanto a Urgana Buelhorn, sé que os ayudó a escapar pero no sabemos que intenciones tiene. Es importante que alguien siempre un par de ojos encima de ella. – Miro a Alim, dejando claro que espero que se encargue de ello – Seguro que con vuestros contactos podremos anticipar si ha venido a traicionarnos o a ayudarnos. Y si ha venido a ayudarnos, ¿a cambio de qué? ¿Ha traicionado a su familia de verdad? Agradezco su ayuda al devolvernos a mi hermano. Pero no se que tiene en la cabeza y no saberlo me pone en tensión.

Doy otro trago al vino. Respiro. Miro el muñón otra vez. Es un puto imán para mis ojos.

- El “amable” señor de Altoviento me ha escrito una carta, y es mi deber responderla. Creo que debo ser duro con el y demostrar que no les tememos, aunque tense aún mas la cuerda. Es el momento de apuntalar la alianza con los Leone, los Rizzo y los Grimaldi. Debemos contar con sus hombres. – Miro a Abelio – Vos, primo mío, sois la mejor baza para que los Pamphilos, y más concretamente su ejército y su dinero se unan a nuestra causa.
- Según Josah Buelhorn, creen que Fabrizio sigue en Altoviento. Que no sepan que está aquí puede jugar a nuestro favor, dándonos tiempo para prepararnos para la más que probable guerra. Anular el matrimonio de Fabrizio con Paulina… Es decisión únicamente de Fabrizio
– le miro intentando no sonar tan duro como sé que va a sonar – pero quizá es la única petición a la que podamos acceder de su lista. Dar marcha atrás a la boda nos hará perder los recursos de los Leone. Drake no va a dejar de ser caballero jamás. Y a un mentiroso y traidor como Josah no pienso darle dinero por daños y perjuicios. Ellos nos deben el dinero.

Me siento, bebo otro trago de vino y dejo que los demás opinen sobre todo lo que acabo de exponer. Miro a Drake con un semblante que el conoce. Necesito su consejo con todo esto...

Abelio Floricarpio

Mártir de Ylathia
Experto
Experto
En este hilo: 13
Mensajes: 74
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: El Espíritu (Sacerdote)
Me gusta dados: 1

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Abelio Floricarpio » 14 Ago 2019, 03:22

Hablo con un hilo de voz titilante y rasposo:

"Si....confío en Jigalen. Y veo...aliados... en los ... Rizo.
Voy...a....escribir....misivas....al...pontificado. pediré...a....a....yuda.... a la Inquisición "

Se abre la gran puerta del homenaje, entra Señor Drake con un par de guardias y alguien más, por su ropa, en concreto el fajín verdiazul algo rápido a su cintura, y el rosario de 21 poliedros en su cuello, reconozco que es un emisario de la iglesia de Ylathia.

Drake entra a zancadas , orgulloso como le caracteriza, y no puede evitar uno de sus comentarios jocosos :
"Oveja muerta, reunion de pastores... Lamento llegar tarde pero así me hacéis un resumen. Me duele la cabeza"

Fabrizio en esta ocasión ignora la falta de protocolo, le he observado taciturno, mandíbula tensa, mirando el vendaje de su miembro amputado.

Veo su mirada, y entonces todo se para, oigo el susurro, parece que la reunión suceda a cámara lenta y una luz azulada inunda la sala, me ciega, no veo nada....

Abelio comienza a hablar con una voz firme y celestial, que nada tiene que ver con su afonia. Sus compañeros de cohorte le miran extrañados, parece tener los ojos vueltos, y le tiemblan las manos mazas bajo la cintura.
Su nueva voz dice
"El justo chapoteara en la sangre del traicionero. No hay bolsa de monedas que pague la sanción de la inmoralidad y la mentira. Mi palabra es ley y mi filo es orden. Y de mi pecho se saciaran en mi infinita bondad los hijos e hijas de los cautos y los creyentes, quienes acuñaran mi tez en las monedas que pagarán sus favores, nadando en la abundancia por los siglos de los siglos"

Abelio se asusta según termina el discurso, parece despistado, atolondrado, tose sangre y no puede casi hablar, como hace unos instantes...
"Lo...Lo...he...visto....Ella...Me...Me....ha tocado la frente....Me...Me...ha enseñado....quiere que... que.... Piedra Hundida....sea....peregrinaje...Ella....nos
..bendice....Me ha mostrado el lugar donde encontrarla!"

La cohorte está escandalizada por el numerito de ventrilociuo. El emisario, se acerca, y me alarga la mano con una carta

"Alabadas las 21 doncellas alumbrada del vientre celestial de Ylathia. Usted debe ser Abelio Floricarpio. La archidiócesis occidental está fascinado con sus ensayos. Esto es Para usted."

Tomo el rollo lacrado, y hago gestos a Cephilio y Richerento con la mano :
"Sed hospitalarios con...el....señor"

Me llevo la mano al cuello. Cada vez me queda menos voz, necesito una buena sopa de huevos de culebra alada

Miro a Drake, Con gratitud por escoltar al emisario:

"El novio...nunca...llega...tarde....amigo. Piedra Hundida, va a resplandecer hasta...donde...se pone el sol"

Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Oficial
Oficial
En este hilo: 6
Mensajes: 49
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Alim de Mostaganem » 14 Ago 2019, 07:25

Unos instantes de silencio han servido para que los murmullos que ha provocado Monseñor Abelio se extingan por sí solos. Espero a que sus monaguillos se lleven a su colega religioso, este que acaba de visitarnos con su rosario y su fajín de colores, y me dirijo a mi familia:

—Queridos padre —sí, por primera vez le llamo padre delante de toda la familia, y estaré atento a ver si alguien frunce el ceño o hace algún otro gesto—, tíos, familiares y aliados: ante todo gracias por la bienvenida. Nuestro viaje a Altoviento ha sido más duro de lo que pensábamos, y nos ha costado mucho más de lo que es aceptable. No, tío, la anulación de la boda de Lord Fabrizio con Paulina es una decisión que sólo le compete a él. Y de todas maneras, he visto lo suficiente de los Buelhorn como para saber que eso no les aplacaría por sí solo. Sus peticiones no son «una cosa o la otra», sino que lo quieren todo: la anulación, la humillación de Sir Drake, la «devolución» de los Leone y, si de paso puede ser, la humillación completa y total de los Orovecchio.

Hago una pausa pensativa, y continúo con gesto serio:

—No podemos pasar por alto lo que ha sucedido, ni ceder a su arrogancia, porque si ahora les damos la mano, pronto vendrán a por el braz... —en ese momento me doy cuenta de mi metedura de pata, y miro con lágrimas en los ojos a Lord Fabrizio—. Disculpa la metáfora tan desafortunada, padre. No, no podemos ceder. Tenemos que prepararnos para lo peor.

Y diciendo esto, saco un papel con algunas notas que he tomado antes de la reunión. Mirándolo, empiezo a plantear los puntos que me parecen necesarios para este mes:

—Coincido en que la reparación de la muralla es prioritaria, y en cuanto a los asuntos de creaciones o mejoras de dominios, me fío de lo que dice mi tío. Por mi parte, sugiero una acción para este mes que no podemos soslayar: necesitamos espiar a los Buelhorn, saber qué están haciendo, qué traman, y cómo. Aunque su caballería está muy mermada por la guerra, seguramente no tanto como para que su estúpida arrogancia no les lleve a intentar algún tipo de ofensiva contra nosotros; la carta de Josah así lo augura. Por mi parte, soy consciente de las dos invitadas que tenemos y de las dudas que plantean desde el primer momento. En particular, Uragana está siendo escoltada constantemente por dos de nuestros hombres, sobre todo teniendo en cuenta la tensión con su familia, para protegerla de posibles actos vengativos de civiles de Piedrahundida (y para tenerla vigilada y saber en todo momento dónde está y qué está haciendo). La dracónida seguramente no necesita escolta, pero siempre hay uno o dos pares de ojos sobre ella. Por mi parte, me planteo interrogar a la dracónida estos días, para saber quién es, por qué estaba presa en Altoviento, y qué planes tiene. También sonsacaré a Uragana, para saber qué tiene en la cabeza. En cuanto a lo expuesto por Enyra, tiene toda la razón: voy a investigar si tenemos espías de los Buelhorn entre nosotros. O más bien, a investigar cuántos hay y quiénes son.
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Avatar de Usuario
Leezar Lockbruck

Recuerdo negro
Experto
Experto
En este hilo: 7
Mensajes: 74
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Personaje: Leezar Lockbruck
Partida: Ylat
Posición: El Orbe (Mago)
Me gusta dados: 5
Me gusta recibidos: 2
Contactar:

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Leezar Lockbruck » 14 Ago 2019, 12:59

*Me mantengo atento durante toda la conversación sobre los problemas con los Buelhorn, fumando de mi pipa. De vez en cuando observo a mi amigo Fabrizio y se me parte el corazón por el estado en el que está, no el físico, sino el anímico. Asiento a las propuestas por el competente Gerad y me alegra ver la disposición de todos los miembros del consejo por contribuir ante esta crisis que se nos plantea*

- Por fortuna, el problema de la Torre de Gustaffon se ha podido solucionar antes de esta nueva adversidad en la que Piedrahundida se encuentra envuelta... *miro a Fabrizio* si me permites la confianza, viejo amigo *asiente y suspira* no pienso permitir que te fustigues por haber obrado de buena fe ante esas sabandijas de los Buelhorn... todos en esta sala hemos cometido errores y no creo que haga falta recordar el mío sobre el asunto de Gustaffon... *sacudo la pipa para vaciar las brasas ya apagadas* pero tú... ¿cual ha sido tu error? *miro al resto de presentes hasta volver la mirada en Fabrizio* ¡Ninguno! *doy un brusco golpe en la mesa* acudiste de manera honorable a Altoviento, como es de esperar en una persona de tu condición y quienes cometieron el error no fuiste tú o ninguno de esta casa, sino que fueron ellos... *frunzo el ceño algo airado* su arrogancia es la que ha provocado todo esto y ello, será su perdición... *vuelvo a relajarme a dulcificar la expresión de mi rostro hasta convertirlo en una sonrisa* por ello mi querido amigo, no te mortifiques, pues no hay nada que hicieras que deba incurrir en remordimientos, sino en decisión y firmeza ante la adversidad, en hacer justo castigo contra esos indeseables de los Buelhorn...

*Vuelvo a cargar la pipa, parece que el ánimo de Fabrizio vuelve a mejorar*

- La carta que nuestros enemigos nos han enviado puede servir únicamente como combustible para el fuego en el próximo invierno, el conflicto es inevitable, pues su afrentas son ya imposibles de tapar con fina diplomacia... *enciendo la pipa y doy una calada* por todo ello, lo que debemos hacer ahora es, como han señalado el resto de miembros del consejo, prepararnos para la guerra... la reparación de la muralla como ha dicho Gerad es algo básico, junto a la mejora de nuestras granjas para ir almacenando alimento de cara al próximo invierno... *miro a Alim y sonrío* por suerte, contamos entre nosotros con un excelente experto en lo que atañe a la información y como ha señalado él mismo, Gerad y Enyra, será tan importante enviar espías a Altoviento como mantenerse atento en las labores de contraespionaje, más aún teniendo a esa muchacha Buelhorn entre nosotros... *saco un mapa de los marjales* con respecto al tema militar, tanto Drake y Enyra son los encargados de tales menesteres, pero espero serles de ayuda con este mapa... *lo desenrollo y se puede ver cómo en él, en donde se señalan los canales, pantanos y caminos seguros de tránsito, he marcado ciertos puntos* teniendo en cuenta que la principal virtud del ejército enemigo es la caballería, deberán evitar las áreas pantanosas de nuestros dominios, por lo que es preferible que mantengamos una actitud defensiva, de hostigamiento ante posibles fuerzas incursoras, aprovechando el terreno... *señalo los puntos en el mapa* estas zonas son las únicas transitables por la caballería, os los he señalado como puntos donde deberían apostarse centinelas, arqueros principalmente, que camuflados se ocupasen de hostigar a los invasores, aprovechando los cuellos de botella que estos caminos constituyen... *le entrego el mapa a Enyra* no soy un estudioso del arte de la guerra, pero espero que esto te sirva como apoyo en los planes que seguro que se te ocurrirán...

*Me acomodo en mi asiento*

- Por último, quisiera comentar dos cosas más. La primera es que la comunicación entre Villa Musgosa y Piedrahundida a través de Anfípteras ya se ha establecido; con ello quisiera proponer la expansión de esta línea y crear una red de comunicación con diversos puestos de vigilancia repartidos por los marjales, de modo que de forma rápida e instantánea se pueda alarmar a la fortaleza de cualquier incursión tanto humana como reptiliana... *me toco la barba* ya estoy diseñando un código que sea empleado por esos puestos de vigilancia, en los que no se requiera tan siquiera que los vigilantes se entretengan en escribir los mensajes, ya os iré informando de ello en adelante... y por último, con respecto a los preparativos para las hostilidades, quisiera ofrecer mis conocimientos alquímicos y mágicos para poder mejorar el armamento de nuestros soldados, de forma que pueda servir como cierto apaño hasta que sea posible aumentar nuestro ejército...

*Termino de hablar y continúo fumando de mi pipa*
Hasta la persona mas pequeña puede cambiar el curso del futuro.

Avatar de Usuario
Drake

Violencia gratuita
Oficial
Oficial
En este hilo: 5
Mensajes: 41
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: La Espada (Ejecutor / Verdugo)
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Drake » 14 Ago 2019, 22:04

La reunión que se nos puede ir de las manos.
Empiezo a pensar que no solo Buffalmacco se merecía un buen escarmiento viendo a donde nos ha llevado todo este asunto y peor aun, ¿hasta donde va llegar? Me apena la situación de mi hermano pero no hay tiempo para el sentimentalismo. Escucho en silencio a la mesa hablar y deliberar, guerra, espionaje, guerra. Pero... ¿Como hemos llegado hasta aquí? Carraspeo fuertemente tras la intervención de Leezar.

— ¿No os entra curiosidad, curiosidad por entender que esta sucediendo? Dejarme recapitular;
  • Alim manda a un inútil a hablar con los Leone, vasallos de los Buelhorn, estos lo descubren y nos empiezan a exigir cosas.
  • Se decide apaciguar a los Leone llendo a visitarlos. Bueno esto no lo he comentado anteriormente pero... Bianca Leone solo trato conmigo, me drogo y se aprovecho di mi. No le di mayor importancia, muchas mujeres me han deseado por lo que una más no me extraño. Pensé que con eso estaría todo el problema zanjado.
  • Tiempo despues, propuesta de matrimonio que todos visteis bien en aceptar.
  • Se le plantea a los Buelhorn, le cortan la mano a mi hermano, secuestran a su mujer y al rato... ¿Os libera una cría de apenas, 15 años? ¿Enserio?
  • Y ahora nos exigen ridiculeces, que de aceptarlas llevarían a esta casa a la extinción.


— ¿No es demasiado redondo todo? Por un simple descuido con los Leone, que no olvidemos que son vasallos de los Buelhorn ¿A esto hemos llegado, por una simple boda con una noble de una casa menor? Huele a escusa, escusa barata para justificar una guerra gratuita. En la carta dicen que Fabritzio intento asesinar a Josah, claro, no puedes darle muerte en ese mismo instante por que seria sospechoso, pero igual de sospechoso es que después de semejante supuesta traición, se escape cual pedo en el aire poco tiempo después.

— Sin duda alguna se trata de un complot, fijaos ¿Tenemos alguna noticia nueva de los Leone? No, claro que no... y vete a saber cuanto tiempo más seguirán estando en silencio. ¿Y que me decís de Uragana? Casi se mea de risa al ver que nos habíamos quedado sin muralla, solo la falto aplaudir de felicidad.

— Si os soy sincero, yo no mandaría ningún espía a ningún sitio. Los estarán esperando y lo único que obtendremos serán unas cabezas cortadas y más escusas que usaran para iniciar una guerra injustificada. Si tienen un problema con nuestra casa, lo solucionaremos como se solucionan las cosas en Malasthar, en un combate publico entre caballeros, sin derramamiento de sangre inocente, no somos bárbaros. Si desean atacarnos como los perros traicioneros que son, tendrán que hacerlo ellos primero.


Hago una ligera pausa mirando el rostro de todos los de la mesa.

— Esto es lo que yo pienso...

Me sirvo un largo vaso de vino de la jarra y me recuesto a la espera de que lo que he dicho sirva de algo.

Avatar de Usuario
Fabrizio Orovecchio
Habitante de Ylat
Habitante de Ylat
En este hilo: 4
Mensajes: 19
Registrado: Julio 2019
Personaje: Barón Fabrizio Orovecchio
Partida: Ylat
Contactar:

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Fabrizio Orovecchio » 15 Ago 2019, 00:35

Mi familia se encuentra apoyándome en todo, no sé qué haría sin ellos. Respiro profundamente e intento sacar fuerzas de dónde sea. Me incorporo.

— Cierto es que debemos preparanos para lo que estén preparando los Buelhorn. Sin embargo, aún no entiendo por qué se han vuelto tan hostiles. — casi me estremezco al recordar la cara de odio de Demetrius y la frialdad de Josah. — Josah y yo compartimos pelotón cuando servíamos como escuderos de los Forneustone. Me casé con su hermana cuando su familia estaba al borde del declive por la mala gestión de su padre. — empiezo a enfurecerme, pero me calmo casi al momento. — ¡Por Ylathia! ¿Qué locura les habrá llevado a comportarse así con nosotros?

Escucho propuestas de espionaje, de guerra, por la afrenta que han cometido contra mi. Me acaricio el muñón, dónde antes estaba mi mano, y recuerdo algo.

— Confío plenamente en vosotros, pero no deberéis preocuparos por esto. — señalo la herida. — Mañana mismo partiré hacia el Santuario de los Pantanos para solicitar ayuda a nuestros aliados rusalka. — mientras pronuncio esto, miro a Enyra de soslayo. — Su oráculo, Lady Nilsea, fue una gran aliada cuando nos enfrentamos a la Tribu Musgarrazo. Y además, se acerca la época de desove de los yaricah, y quiero comprobar que las vainas de semillas lodosas se encuentran en buen estado.

Sé que Abelio se va a oponer a esta idea. Supongo que el resto de mi familia también, pero seré férreo con mi decisión.

Gerad, dejo la administración de Piedrahundida en tus manos. Esto no debe salir de estos muros: si alguien os pregunta, estaré convaleciente por una infección de la herida. Prefiero que se piense que voy a morir que abandono mi hogar. — hago una pausa. Sé que Drake ha traído a la Fortaleza a un emisario shadalense de la Iglesia de Ylathia. — Abelio, encárgate del mensajero de la Iglesia, pero que no se quede mucho tiempo por aquí. No es el mejor momento para tener a un extranjero aquí.

Procedo a sacar el pergamino de objetivos del mes, pero antes hago otra pausa. Suspiro y miro fijamente a Alim.

— Nos ayudaron a huir de Altoviento, pero ni Uragana ni la que dice ser Nêcraxia se pueden quedar aquí. — carraspeo. — Yo he servido bajo la Gran Generala y esa vulgar dracónida no es ella. Si no puedes encargarte tú, pide ayuda a tus compañeros. — sonrío. — Tanto Enyra como Drake son bastante competentes. No me fío de Uragana, pero viendo la extraña actitud de los Buelhorn, sospecho que algo más debe pasar entre los muros de su castillo.

Ahora repasemos las acciones del mes, familia.

Acciones del mes en curso, Elestio de 1262
  1. Mejorar las Granjas a Rango 2. Coste: 2 Madera, 2 Piedra.
  2. Llevar a cabo la reparación de la muralla sur. Coste: 1 Piedra.
  3. Enyra deberá pasar por el Centro de entrenamiento y pagar 5 PD para aumentar su Rango a 2. Le llevará este mes. Las instalaciones quedarán ocupadas por los ejercicios de Enyra.
  4. Reclutar población, tanto de los Marjales de Omudax y de los Humedales infectos. Sé que podemos esclavizar a los resquicios de la tribu de hombres lagarto o puedo traer unos cuantos rusalka para que nos ayuden. Esto nos modificará negativamente la Riqueza, que deberá tirar Gerad.
  5. Enviar una batida de espionaje a las Tierras del Viento, para ver qué traman los Buelhorn y comprobar si está en buen estado mi Paulina. No obstante, tendremos que estar atentos por si envían nuevas exigencias. De esto se encargará mi querido Alim.
Si un hermano cae, la familia lo recoge.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 15
Mensajes: 372
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Starkvind » 15 Ago 2019, 00:52

Abelio Floricarpio escribió:
14 Ago 2019, 03:22
Se abre la gran puerta del homenaje, entra Señor Drake con un par de guardias y alguien más, por su ropa, en concreto el fajín verdiazul algo rápido a su cintura, y el rosario de 21 poliedros en su cuello, reconozco que es un emisario de la iglesia de Ylathia.

Drake entra a zancadas , orgulloso como le caracteriza, y no puede evitar uno de sus comentarios jocosos :
"Oveja muerta, reunion de pastores... Lamento llegar tarde pero así me hacéis un resumen. Me duele la cabeza"

Fabrizio en esta ocasión ignora la falta de protocolo, le he observado taciturno, mandíbula tensa, mirando el vendaje de su miembro amputado.
Abelio, en este caso entiendo tu entusiasmo por añadir a la escena la presencia de Wilham. No obstante, y como ha mostrado varias veces, Drake no lo metería en una reunión familiar. De hecho, dentro de la ficción esto ocurre el primer día del mes y hemos descrito que todos llegasteis unos días antes de que finalizase el mes anterior, Hibisquel. Además, os pido que entre jugadores no pongáis palabras en la boca de otros: podéis describir ficción de cualquier tipo, siempre y cuando no toméis el control de otro jugador y no escribáis algo que contradiga la información ya puesta en escena.

De verdad, gracias por tu entusiasmo pero debo intervenir aqui para mantener una coherencia y una armonía entre jugadores. :guino:

Así que, volviendo a Piedrahundida, modificaremos tu declaración hacia algo más en concordancia con lo ocurrido y con las intenciones de este individuo. Tras la reunión mensual y declaración de Fabrizio, ya en los pasillos de vuestra torre familiar, Drake te indica que hables con el emisario. Él te lleva a dónde se aloja, en una de las alas de invitados, y os deja a solas. El tipo está esperándote, tomando un té hervido del pantano y disfrutando de una lectura de Las Agonías de la Precursora, de Calotgero Oroforte, sacada directamente de tu biblioteca personal. Qué irrespetuosidad, seguro que ha sido Richerento, que ha intentado sorprender al noble.

Al entrar en la sala, Wilham te observa de cabo a rabo. Empieza a carcajearse y deja el libro encima de la mesa, apoyado boca abajo, estropeando la encuadernación. Se levanta y cierra la puerta de un portazo. Te encuentras a solas con el emisario que llevas solicitando desde hace un par de meses.

— Joder, eres la viva imagen de la endogamia. ¡Menudas pintas! — rápidamente te estampa contra la pared y te hace notar una daga en el vientre. — Pensaba hacerme pasar por un mojigato de veras, pero estoy muy cansado. Este sitio es una puta mierda y cuanto antes me largue, mejor. — sonríe, como si estuviese disfrutando todo esto.

Extrae la carta que ha llegado para ti. Cuando ves el sello lacrado de la Iglesia de Ylathia, tienes tu momento de canalización. Empujas al individuo hacia atrás con tus dos brazos y proclamas las palabras de tu señora.
Abelio Floricarpio escribió:El justo chapoteara en la sangre del traicionero. No hay bolsa de monedas que pague la sanción de la inmoralidad y la mentira. Mi palabra es ley y mi filo es orden. Y de mi pecho se saciaran en mi infinita bondad los hijos e hijas de los cautos y los creyentes, quienes acuñaran mi tez en las monedas que pagarán sus favores, nadando en la abundancia por los siglos de los siglos-
Antes de que puedas acabar te pega un puñetazo que te deja casi inconsciente. Escupes algo de sangre y te encuentras atontado.

— Deja ese paripé que os traéis los paletos con los dioses. Si les importásemos una mierda no existiría gente como yo, ¡jajaja! — te ofrece la mano para que te levantes, pero en el último momento te pega otro puñetazo en la cara. Notas como el tabique de tu nariz se desplaza unos centímetros y sangras como un cochino recién sacrificado. — Te lo voy a poner fácil: el cuerpo quemado que encontrásteis en el dirigible... ¿dónde está? Y dímelo rápido, porque me temo que tu amiguito con el pelo tazón ha ingerido una sustancia venenosa y bastante contagiosa, y como no se tome un antídoto igual esta mierda de lugar apestoso se vuelve un cementerio en unas horas.

Te tira hacia atrás. No sabes qué está pasando, te sientes humillado y furioso. ¿Quién será este individuo? ¿Qué hará Abelio ante semejante ataque dentro de los muros de su hogar? Siéntete libre de responder, estaré atento para resolver esta situación.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 15
Mensajes: 372
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Starkvind » 15 Ago 2019, 01:04

Fabrizio Orovecchio escribió:
15 Ago 2019, 00:35
Acciones del mes en curso, Elestio de 1262
  1. Mejorar las Granjas a Rango 2. Coste: 2 Madera, 2 Piedra.
  2. Llevar a cabo la reparación de la muralla sur. Coste: 1 Piedra.
  3. Enyra deberá pasar por el Centro de entrenamiento y pagar 5 PD para aumentar su Rango a 2. Le llevará este mes. Las instalaciones quedarán ocupadas por los ejercicios de Enyra.
  4. Reclutar población, tanto de los Marjales de Omudax y de los Humedales infectos. Sé que podemos esclavizar a los resquicios de la tribu de hombres lagarto o puedo traer unos cuantos rusalka para que nos ayuden. Esto nos modificará negativamente la Riqueza, que deberá tirar Gerad.
  5. Enviar una batida de espionaje a las Tierras del Viento, para ver qué traman los Buelhorn y comprobar si está en buen estado mi Paulina. No obstante, tendremos que estar atentos por si envían nuevas exigencias. De esto se encargará mi querido Alim.
Para ir adelantando la trama, vamos a ver esas tiradas. Las acciones de este mes requieren únicamente de dos tiradas por vuestra parte.
  1. Gerad, haz una tirada de modificación negativa de Riqueza. A cambio, sea cual sea el resultado, se mudarán nuevos colonos a las inmediaciones de Piedrahundida. No obstante, tendrás que describir cómo lo llevas a cabo, qué clase de personas se desplazan, etc.
  2. Alim, haz una tirada de Maña con un penalizador -1 a la misma por vuestra situación con los Buelhorn. Dependiendo del resultado, deberás narrar qué es lo que ocurre en Altoviento. Vamos a poner que la misión llevará un par de semanas completarla. Si quieres enviar un esbirro o ir tú queda en tus manos, aunque asumiremos que la tirada depende de tus capacidades.

Además, os dejo los siguientes puntos de ficción que han quedado pendientes y que aún no se han resuelto. Os dejo que elaboréis todo lo que creáis respecto a ellos, pero lo que pongáis tiene que estar en consenso y no ser contradicho más adelante.
  1. ¿Qué pasa con las Ruinas Hombres Lagarto?
  2. ¿Qué responderá el Imperio al saber que hay una impostora que se hace pasar por Nêcraxia?
  3. ¿Uragana está loca o planea algo? ¿Qué intenciones tiene?
También os comunico que tengo una escena bastante cruda relacionada con los Leone ya escrita, pero que no la pondré hasta que avancemos un poquito en el mes. Así que os pido que tratéis como que están en completo silencio, a no ser que vaya alguien directamente a Nidamore.

Si queréis hacer caso a Drake y solicitar un duelo a los Buelhorn, uno de vosotros tendrá que realizar una tirada de Influencia para ver si el resultado cala en el Imperio. El proceso es sencillo: se explican por carta las infracciones del ofensor y el Tribunal de Beslitz evalúa si merece la pena intervenir. Esto cuesta dinero, pero si se celebra un juicio por combate sancionado bajo la justicia de Beslitz, el ganador le arrebataría todas sus posesiones al perdedor, y éste último sería exiliado, bien fuera del Imperio, o se le daría una oportunidad en las regiones más alejadas del núcleo imperial: la inclemente Fanghis o los pobres Arrozales.

Respecto a Jiggalen Pamphilos, ya se encuentra completamente recuperado y converso a la fé de Ylathia. Ha solicitado al servicio de la Fortaleza que le preparen una escolta y un carruaje para viajar hasta su hogar. Las peticiones de Abelio para el matrimonio o solicitudes de ayuda para con vuestros problemas le ha dado bastante igual. Se nota que es un malasthino de pura cepa y solo se preocupa por lo suyo. Aunque agradece los cuidados y la conversión desde la fe bondadosa de Xelastris a la fe espartana de Ylathia.

Imagen

Está muy convencido de que el accidente del Estrella Brumosa fue culpa de su lascivia y está preparado para meterse en la Hermandad de los escarífices de La Precursora. Esta orden masculina de monjes se recluye en monasterios montañosos y llenan su cuerpo de cicatrices para representar sus pecados en el mundo. Están considerados los más puros y los más locos de la Iglesia de Ylathia. ¿Estará bien que el joven Pamphilos, último heredero de su familia, abandone sus deberes como noble y se convierta en un ermitaño más?

Abelio Floricarpio

Mártir de Ylathia
Experto
Experto
En este hilo: 13
Mensajes: 74
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: El Espíritu (Sacerdote)
Me gusta dados: 1

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Abelio Floricarpio » 16 Ago 2019, 00:33

MI EMBOSCADA :

Abelio está bendecido con el tercer ojo de Ylathia. Ha sido fácil descubrir las intenciones del farsante.

Recibo un primer golpe, dejo que fanfarronee sobre sus intenciones hasta saber lo poco que descubre, y cuando veo que pretende inmovilizarme, revierto su presa.
Los frailes de Ylathia recibimos formación seminal en el arte de la lucha varonil de los eunucos de Ylathia.
Hombre contra hombre, sólo en calzones, llaves y zancadillas para aprovechar el peso y el ímpetu del rival en su contra. Que tiempos aquellos de monaguillo en el seminario, jóvenes Mancebo en hermandad fraternal, sudorosos, piel resbalando con piel.

Hago un giro de bailarín eunuco en torno al impostor cuando se avanza hacia mi confiado, le driblo y

Cu cu tras, ahora estoy detrás. Y ningún monje de Ylathia sale de casa sin un punzón en la cuerda del calzón.

Sigo muy afónico, le ronroneo al oído ronco desde atrás, agarrándose el gaznate:

"Sucia...cucaracha...sodomita.... Que Ylathia te de castigo....En las puertas de ... su.... mazmorra"

Y empujó el punzón en su nuca hasta el fondo

Me arrastró en shock, salgo al pasillo y digo

"Guardia....Guardia....encierren a Richerento....sólo....rápido
.. No lo toques.....A punta de alabarda....NO LO TOQUEIS!!!

Sujeto el documento lacrado temblando. ¿será falso? ¿sólo un cebo para llegar hasta mi Y Piedra Hundida? ¿he fallado a mi hogar?

Ylathia, iluminame!!!!
Guardo el documento aún lacrado en la manga, deseoso de que todo sirva de algo...pero no puedo más....me desmayo junto al cuerpo del impostor sangrante

Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Oficial
Oficial
En este hilo: 6
Mensajes: 49
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Alim de Mostaganem » 16 Ago 2019, 09:38

Abelio Floricarpio escribió:
16 Ago 2019, 00:33
Me arrastró en shock, salgo al pasillo y digo

"Guardia....Guardia....encierren a Richerento....sólo....rápido
.. No lo toques.....A punta de alabarda....NO LO TOQUEIS!!!

Sujeto el documento lacrado temblando. ¿será falso? ¿sólo un cebo para llegar hasta mi Y Piedra Hundida? ¿he fallado a mi hogar?

Ylathia, iluminame!!!!
Guardo el documento aún lacrado en la manga, deseoso de que todo sirva de algo...pero no puedo más....me desmayo junto al cuerpo del impostor sangrante
Llego el primero al cuerpo inconsciente de Abelio. La Visión es la primera en saber lo que ha pasado, como casi siempre. Y Richerento está buscando a toda velocidad a Drake y a Lord Fabrizio por orden mía. No he ententendido las palabras de Abelio sobre encerrar a Richerento, pero creo que es el shock.

Entro en su cámara y me encuentro el cuerpo exánime de Wilham, más o menos como me lo esperaba. Cuando un monje de Ylathia pronuncia el «cu cu tras», la sangre corre y no hay vuelta atrás, según el dicho. Me alegro de que Abelio haya tenido la sangre fría necesaria para no quedarse paralizado y actuar con bravura. Me ocuparé de que se corra la voz, sobre todo a través del burdel, a ver si aumenta un poco más su prestigio. De hecho adornaré la historia para darle un aire ligeramente milagroso, y dejaré que el cotilleo lo aumente a proporciones bíblicas.

Registro el cuerpo de Wilham, a ver qué encuentro. Sobre todo me interesa el antídoto para el veneno del que hablaba

Cojo la carta de la manga de Abelio, entro en su cámara y la escondo, lacrada como va, en un sitio seguro que yo solo sé. No me fío aún de que no haya espías en Piedrahundida, y no me parece que esa carta deba llegar a ojos indiscretos. De hecho cambio de opinión, y me guardo la carta entre mis ropas. Ya me encargaré de esconderla más tarde.

Cuando llegan Drake y Lord Fabrizio, les explico lo sucedido, e incluso les repito todo lo que ha dicho Wilham antes de morir. Si viene alguien más del consejo, también se lo cuento todo. De la carta, de momento no digo nada. La llevaré a la próxima reunión del consejo, que aconsejo a mi padre convocar en cuanto Abelio recupere la consciencia. Hago llamar a Leezar (si es que no está ya presente) para que examine a Abelio, y vea si puede recuperarle la consciencia.
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Avatar de Usuario
Gerad

Maña perfecta Ojos de serpiente
Oficial
Oficial
En este hilo: 4
Mensajes: 41
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Manto (Consejero)
Me gusta dados: 1
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Gerad » 16 Ago 2019, 10:58

Starkvind escribió:
15 Ago 2019, 01:04
Gerad, haz una tirada de modificación negativa de Riqueza. A cambio, sea cual sea el resultado, se mudarán nuevos colonos a las inmediaciones de Piedrahundida. No obstante, tendrás que describir cómo lo llevas a cabo, qué clase de personas se desplazan, etc.
TIRADA DE DEGRADACIÓN = FRACASO

Imagen

Cuando acaba la reunión, me pongo manos a la obra con mi parte de las tareas del mes. Me reúno con Marco y Bruto, y nos tiramos una mañana debatiendo las mejores medidas para atraer población a Piedrahundida. Llegamos a que dada la situación actual de necesidad, los nuevos colonos tendrán los próximos puestos de trabajo disponibles con 3 meses de reducción de impuestos, y las casas viejas en mal estado que se han ido abandonado se les entregarán para que dispongan de alojamiento, aunque necesitarán unas cuantas reparaciones. Dejar esas casas a punto necesitarán dinero. Dinero que apenas nos queda. Pero no hay otra salida. Quizá usando mi propio dinero y unas cuentas imaginativas...

TIRADA DE SOLVENCIA = ÉXITO

Imagen

Si, podría funcionar. Vamos a repasar las cuentas otra vez...

TIRADA DE DEGRADACIÓN = FRACASO

Imagen

Bruto me saca de mis ensoñaciones e ilusiones. Es imposible. Necesitamos traer a gente, y por ello, nos quedamos sin más dinero en las arcas. Tanto tiempo comprando recursos que no generamos, los meses de guerra con la mitad de gente... Al final hemos llegado al límite.

Avatar de Usuario
Leezar Lockbruck

Recuerdo negro
Experto
Experto
En este hilo: 7
Mensajes: 74
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Personaje: Leezar Lockbruck
Partida: Ylat
Posición: El Orbe (Mago)
Me gusta dados: 5
Me gusta recibidos: 2
Contactar:

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Leezar Lockbruck » 18 Ago 2019, 10:59

REVELACIONES


*Tras la reunión con el consejo me dirijo hacia la torre donde se encuentra Mario. Tras lo sucedido en Villa Musgosa y la Torre de Gustaffon, los acontecimientos de la muralla y la vuelta de Lord Fabrizio, con la consiguiente reunión del Consejo, no he tenido tiempo para ir a visitar al pequeño huérfano. Cuando entro en la sala, me entristece ver cómo le han puesto una máscara para evitar cualquier atisbo de zombificación. Sin embargo, no puedo culpar a Drake por ello, de quien me dijo el guardia de la puerta que fue su idea, pues el peligro de que no estuviese curado del todo era muy alto*

*Tras comprobar sus pupilas, pulso y respiración, proceso durante el que Mario no dijo nada, procedo a quitarle la "máscara de seguridad". El muchacho se me queda mirando con ojos vidriosos*

- Al... al... ¿al fin acabaste con él? *dice con una voz más grave de la que tuvo antes del incidente*

- Sí Mario, Gustaffon y el demonio que moraban en él al fin han sido destruidos y devueltos al oscuro pozo de donde salieron... tus padres... *me sigue costando hablar de ello* tus padres al fin pueden descansar en paz...

*Una lágrima surca la mejilla del chaval, pero por lo demás, parece mantener una frialdad increíble en un niño de su edad*

- Te lo agradezco Leezar... *me mira a los ojos* fuiste consecuente con el error que cometiste y liberaste el alma de mis padres *su voz no parece la de Mario, demasiado maduro para ser él* pero el mal aun no ha sido borrado de los Marjales de Omudax...

- Pero... pero quemamos la torre hasta sus cimientos... ahora solo quedan ruinas... *digo desconcertado*

- Sé que de verdad lo crees... Maestro... pero hay un nuevo monstruo al que deberás destruir para que la paz vuelva a estas tierras *señala un libro cerrado que hay sobre la cama de los que le deje para que tuviera algo con lo que entretenerse durante su cuarentena* el Grimorio de Gustaffon...

- Pero... ¿Cómo sabes eso? *digo asustado mientras me levanto de la silla donde estaba sentado*

- Tu poción... el elixir rojo... no tuvo el efecto deseado... al menos, no el que buscabas... no he vuelto para tener una vida plena, un futuro normal y corriente... el niño que conociste... murió en la torre... *mi incredulidad aumenta y aprieto los puños* no te lamentes Leezar, sigo siendo Mario, pero ya no soy el niño que conociste... sé que tus intenciones fueron buenas y que hiciste lo que pudiste una vez que todo comenzó a salir mal... pero he vuelto solo con un propósito... tomar venganza contra Mogg'Shattoth...

- ¿Cómo sabes su verdadero nombre? *me aproximo un paso hacia él*

- Eso no importa Leezar... una vez que toda herencia de ese demonio sea expulsada y erradicada de este plano de existencia, solo entonces, descansaré... *se levanta de la cama y mira por la ventana* lo peor lo has conseguido, pero ese ser era demasiado astuto... el fuego puede que ayudase a destruir la carcasa maligna en que se había convertido la torre, pero parte de la esencia demoníaca reside ahora en el Grimorio de Gustaffon... que como ahora sabes, consiguió escapar... parte de la consciencia residual de Mogg'Shattoth mora en él, pero no es él ¿comprendes? Ahora es una criatura por derecho propio, una criatura llena de mal y con un poder en su interior que podría resultar peligroso para la seguridad de ti y de tus amigos...

*Durante unos segundos recapacito en lo que me ha dicho Mario*

- Las Ruinas de los Hombres Lagarto... *digo al fin y el muchacho asiente*

- Mogg'Shattoth gobernó sobre esas criaturas... no es de extrañar que parte de la consciencia del demonio que aún habita en este plano a través del grimorio, le conduzca hacia el principal asentamiento de esos seres reptilianos para volver a subyugarlos bajo su voluntad, aunque esa voluntad esté tan mermada y solo sea una sombra de lo que fue Mogg'Shattoth, no deja de ser una amenaza si se le deja el tiempo suficiente de existencia...

- Entonces no hay tiempo que perder... hablaré con Enyra y Abelio, debemos acudir a las Ruinas de los Hombres Lagarto para terminar de una vez por todas con ese ser inmundo y con la amenaza reptiliana...

*El muchacho que ya no parece tal cosa, asiente y vuelve la mirada hacia la ventana*

- Quedan diez días para que la cuarentena finalice... ya queda poco...

- Lo sé, no te preocupes Leezar... tampoco hay mucho que pueda hacer ahora en el exterior... si no te importa, te pediría que al menos me trajeras más lectura... *señala el montón de unos veinte libros de buen grosor que le traje* esos ya podéis llevarlos...

*Le toco el hombro y se lo aprieto de modo cariñoso y comprensivo. Ordeno al guardia que lleve los libros a la Biblioteca y que le entregaré otra tanda*


Alim de Mostaganem escribió:
16 Ago 2019, 09:38
Cuando llegan Drake y Lord Fabrizio, les explico lo sucedido, e incluso les repito todo lo que ha dicho Wilham antes de morir. Si viene alguien más del consejo, también se lo cuento todo. De la carta, de momento no digo nada. La llevaré a la próxima reunión del consejo, que aconsejo a mi padre convocar en cuanto Abelio recupere la consciencia. Hago llamar a Leezar (si es que no está ya presente) para que examine a Abelio, y vea si puede recuperarle la consciencia.
*Cuando me dirijo a hablar con Abelio es cuando me encuentro con la problemática situación. Alim me informa de lo sucedido y me ocupo del semidesnudo Abelio. Con la ayuda de dos guardias que le depositan sobre su lecho, saco un frasco de mis ropajes que abro y acerco a su nariz. El olor es tan potente que hace que el sacerdote recobre la consciencia sobresaltado*

- Parece que los problemas nunca terminan ¿eh? *le digo cuando me mira*
Hasta la persona mas pequeña puede cambiar el curso del futuro.

Avatar de Usuario
Fabrizio Orovecchio
Habitante de Ylat
Habitante de Ylat
En este hilo: 4
Mensajes: 19
Registrado: Julio 2019
Personaje: Barón Fabrizio Orovecchio
Partida: Ylat
Contactar:

Re: [1x04] Capítulo cuarto

Mensaje por Fabrizio Orovecchio » 18 Ago 2019, 17:25

Alim de Mostaganem escribió:
16 Ago 2019, 09:38
Cuando llegan Drake y Lord Fabrizio, les explico lo sucedido, e incluso les repito todo lo que ha dicho Wilham antes de morir. Si viene alguien más del consejo, también se lo cuento todo. De la carta, de momento no digo nada. La llevaré a la próxima reunión del consejo, que aconsejo a mi padre convocar en cuanto Abelio recupere la consciencia. Hago llamar a Leezar (si es que no está ya presente) para que examine a Abelio, y vea si puede recuperarle la consciencia.
¡Menudo desastre! ¡Es que no podemos tener un día tranquilo! Estaba esperando que Lisandra, una de mis sirvientas, me preparase un té cargado para poder pasar la noche, pero veo que los problemas están ya entre los muros. Cuando veo que el lamentable espectáculo que ha provocado Abelio en sus aposentos no puedo si no cubrirme la cara desesperado.


Cuando Leezar lo despierta, me acerco a mi querido primo y le pregunto, ya casi sin ganas de seguir.

— ¿Pero qué diablos has hecho, majadero? ¡Era el maldito emisario que has estado pidiendo desde que regresamos de Xalanth! ¡Arrrrgh!

La emoción me juega una mala pasada. No logro mantenerme de pie, me tropiezo con mis propios pies y caigo encima del cuerpo exánime, montando un espectáculo lamentable producto de mi cansancio, de mi herida y de la situación que me sobrepasa. El servicio se me queda mirando atónito, mientras Drake, Gerad, Leezar y Alim me observan en silencio. Me incorporo como puedo y carraspeo.

— Disculpadme, no me encuentro bien. Gerad, Alim, encargaos de esto. Mañana salgo muy temprano hacia el Santuario de los Pantanos y no me puedo demorar.

Me despido en silencio y me marcho del lugar. No quiero saber qué ha pasado, ahora solo necesito recuperarme.
Si un hermano cae, la familia lo recoge.

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados