[1x06] Capítulo sexto «Reposo de Gaaladar»

Cuando los protagonistas de Ylat completen una Sesión, aparecerá aquí a la vista de todo el público.
Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 16
Mensajes: 395
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

[1x06] Capítulo sexto «Reposo de Gaaladar»

Mensaje por Starkvind » 24 Sep 2019, 13:58

Fortaleza de Piedrahundida


Primera jornada de Imesto (5), Crecio.

Los recientes sucesos han sacudido la tranquilidad de Piedrahundida. Se nota en el ambiente del pueblo que el ánimo está crispado: los nuevos habitantes que se han trasladado desde las poblaciones aledañas, en los pantanos, son el blanco de disputas y trifulcas violentas. A los que muestran claramente apariencia rusalka se les acusa de robar comida y de violaciones, mientras que a los hombres lagarto directamente se les trata como basura. Otros echan la culpa de la escabrosa masacre a los Leone, que aún permanecen en el exterior de las murallas. Los esfuerzos del Consejo por alojar a los damnificados de Nidamore se echan por tierra cuando se les expulsa de los hogares que les acogieron en un principio.

A la semana de la muerte del inquisidor Rewill Borney regresa con noticias del Tribunal de Beslitz: las condiciones expuestas por Borney y aprobadas por los hermanos Orovecchio han sido aceptadas. El duelo se celebrará en el Anfiteatro Rocablanca, en Reposo de Gaaladar, y la Casa Forneustone actuará como juez neutral junto a dos próceres de las Cámaras de Varlyna.

Pero queda todavía pendiente la investigación de la Masacre en el Templo de Ylathia. Los guardias de Enyra afirman no recordar nada de esa noche, salvo que se les hizo el relevo bastante pronto. El cuerpo de la Piadosa se desintegró en lodo primordial tras ser atravesado por la vara de acero y la fé de Abelio, pero con el tiempo el cadáver ha empezado a recomponerse de nuevo. De todas formas, Leezar se ha asegurado de que no reviva por completo separando la cabeza —o lo que cree que es la cabeza— del resto de órganos. Sus investigaciones han revelado la presencia de esencia rasmálica en el interior de la supuesta santa y trazas de luz divina. Esta revelación desconcierta al mago, pero de momento no ha llegado a encontrar nada reseñable.

El regreso de Fabrizio

Antes de que finalice el último día de Narjo, ya atardeciendo, se ve como regresa la comitiva de Fabrizio por el camino imperial. Los soldados que le acompañaban tiene un rostro particularmente cansado, aunque marcado por estrías que se asemejan a la viruela. Vuestro hermano y líder, que marchó achaparrado y jorobado, llega repleto de vida y con un porte magnífico, como si hubiese pasado años esculpiendo su cuerpo. Curiosamente, ha regenerado su mano, pero era algo que esperábais. Le acompaña una mujer enjuta, de largas extremidades de tonalidad turquesa, mirada penetrante y melena negra. Unos cortes naturales en su cuello la identifica como una rusalka, procedente del Santuario de los Pantanos.


La caravana trae varios kilos de vainas de semillas lodosas, aunque Fabrizio afirma que los yarika no se han portado nada bien este año. Evidentemente, las noticias de lo que ha ocurrido, desde la supuesta revolución de Abelio, la explosión en el Templo de Ylathia, el macabro asesinato del inquisidor y el malestar que se respira en el Consejo no ha agradado nada a Fabrizio. Enfurecido por ver que su familia se está desmoronando por la propia estulticia de ésta y no por la mano de invasores, declara una reunión el mismo primer día del mes.

Queda en vuestra mano, como jugadores, arreglar todo este entuerto en el que os habéis metido por acción y/o inacción. Arrancamos tras el parón de dos semanas que hemos tenido. Como narrador, ahora tengo muy poco tiempo para dedicarle al foro, así que intentaré leer los Capítulos entre semana por la tarde-noche. Recordad que debéis hacer fluir la historia.

Preguntas
  • ¿Cómo vais a abordar el asesinato del inquisidor?
  • ¿Quienes vais a ir a presenciar el duelo en Reposo de Gaaladar?
  • ¿Realmente se ha impuesto la ley marcial, como afirmaba Gerad?
Acciones del anterior mes
  1. Crear una Cantera. Coste: 4 Madera.
  2. Entrenar a Enyra para que suba de Rango. Enyra deberá pagar 5 PD.
  3. Expandir rumores (acción de burdel) ensalzando a la generala y adornando lo ocurrido con la Piadosa. Alim o Gerad deberán realizar una Tirada de Fama de la Organización para ver la efectividad de estos rumores.
  4. Festividad para subir la moral. Gerad deberá realizar una Tirada de modificación negativa de Riqueza de la Organización.

Avatar de Usuario
Fabrizio Orovecchio
Habitante de Ylat
Habitante de Ylat
En este hilo: 5
Mensajes: 26
Registrado: Julio 2019
Personaje: Barón Fabrizio Orovecchio
Partida: Ylat
Contactar:

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Fabrizio Orovecchio » 24 Sep 2019, 14:15

Ah, la llegada al hogar, de vuelta entre las murallas de Piedrahundida. Me estiro y hago crujir mis articulaciones, lo necesito. La incipiente barriga que ostentaba ha bajado lo suficiente como para que pueda volver a verme el miembro mientras orino, y es lo primero que hago según llego a la fortaleza. Cuando todos se reúnen y me cuentan lo que ha pasado, monto en cólera. Scheziss me avisó de todo esto durante el viaje, pero la cosa ha empeorado bastante.

— ¡A partir de ahora vais a dejar de echaros las culpas los unos a los otros! — sentencio, golpeando la mesa fuertemente con mi mano reconstituída. — ¿Decís que un diablo os ha estado tentando a cometer atrocidades? ¡De cualquier otra persona me lo esperaría menos de ti, Abelio! — resoplo como un toro enfurecido. — Bien, esto no puede seguir así. Tenemos cuentas que saldar con los Buelhorn. — doy un largo trago al brebaje mágico preparado por Scheziss. La elegante sacerdotisa de aspecto sombrío se encuentra tras de mi, de pie y en silencio.

— Eres el mejor espadachín de todo el Imperio, no lo pongo en duda. Pero quiero saber que quieres hacerlo, no te veas obligado hermano Drake. — clavo mi mirada en Draconio. — Yo me encuentro en condiciones de enfrentarme a quien sea, sobretodo a ese baboso de Josah.

Sin importar la respuesta, debemos continuar el consejo. Las cuentas no están nada mal gracias a la donación de Leezar, pero aún necesitamos más.

— ¡Enyra! Eres la generala de esta Casa, pero no tienes por qué demostrarlo a cada paso que das. Recuerda que sirves a la Casa Orovecchio. — carraspeo durante un momento. Tartamudeo, pero Scheziss pone su mano en mi hombro y sé qué es lo que debo decir. — No vuelvas a cometer una imprudencia como la de revelar una masacre al vulgo. El pueblo tiene que saber que Piedrahundida es un lugar seguro.

Los demás me observan asombrados. Están sorprendidos, es normal, me ven repleto de vitalidad y seguridad. Me coloco en el asiento, me parece incómodo.

— Tenemos varios frentes abiertos que voy a enumerar. Necesito que los seis trabajéis conmigo para solucionar estos incidentes que afectan a nuestra familia. De ahí sacaremos las acciones que vamos a tomar este mes. Por supuesto, yo continuo considerando a Abelio un miembro de este Consejo a pesar de sus recientes... meteduras de pata. Pero espero que no lo vuelva a hacer, por la cuenta que le trae.
  1. Preparaciones del Duelo contra los Buelhorn. Podemos aprovecharnos del tirón y de las apuestas ilegales. Creo que Alim puede tener bastante filón aquí.
  2. Investigación del asesinato del inquisidor Borney. Lo que ha sucedido entre nuestros muros es infame y herético. Si lo que suponemos es cierto, ese tal Mogg-Shattoth puede ser el responsable, hay que buscar acólitos, cultos secretos y demás miserables que hayan podido surgir a partir de la masacre. Enyra, ahora que eres la heroína de Piedrahundida, te asignaré un nuevo escudero que me ha acompañado desde el Santuario de los Pantanos y te pondrás a ello cuanto antes.
  3. Reubicación de los nidamoreses. Después de la Batalla por Villa Musgosa, varios hogares han quedado vacíos allí. Y libres de la influencia de Gustaffon, esas tierras deben ser repobladas de nuevo. Gerad, encárgate de esto.
  4. Extinción de Mogg-Shattoth. Quiero a ese ser lejos de aquí, si hace falta destruirlo, lo haremos. Pero para ello tenéis que colaborar entre vosotros, Abelio y Leezar. Tenéis a vuestra disposición los conocimientos de Scheziss para que, entre los tres, encontréis un método para erradicarlo. No perdáis el tiempo.
Con todo esto dicho, espero que mi familia deje de dequebrajarse y se centre en lo que nos conviene: la gloria y la fama para Piedrahundida.
Si un hermano cae, la familia lo recoge.

Avatar de Usuario
Enyra Petreius

Frialdad perfecta
Oficial
Oficial
En este hilo: 11
Mensajes: 58
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Blasón (General)
Me gusta dados: 19

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Enyra Petreius » 26 Sep 2019, 13:28

Estoy en el patio dando órdenes a los soldados cuando Leandro se acerca y me susurra algo al oído. Me doy la vuelta, sobresaltada, y es cuando la veo a ella.
Starkvind escribió:
24 Sep 2019, 13:58
Le acompaña una mujer enjuta, de largas extremidades de tonalidad turquesa, mirada penetrante y melena negra. Unos cortes naturales en su cuello la identifica como una rusalka, procedente del Santuario de los Pantanos.
Starkvind escribió:
24 Sep 2019, 13:58
Curiosamente, ha regenerado su mano, pero era algo que esperábais.
— Ha ido a ver a Nilsea...

Un poco antes de que comience el consejo traigo junto a Alessia y a Leandro varias cajas con cientos de papeles. Quedan apiladas contra uno de los muros de la sala. Ocupo mi lugar y mi guardia personal no abandona la sala (como ha estado haciendo hasta ahora Alessia) pero un tanto apartados, como siempre. Guardo silencio y escucho atenta todo lo que Fabrizio tiene que espetarnos.
Fabrizio Orovecchio escribió:
24 Sep 2019, 14:15
— ¡Enyra! Eres la generala de esta Casa, pero no tienes por qué demostrarlo a cada paso que das. Recuerda que sirves a la Casa Orovecchio. — carraspeo durante un momento. Tartamudeo, pero Scheziss pone su mano en mi hombro y sé qué es lo que debo decir. — No vuelvas a cometer una imprudencia como la de revelar una masacre al vulgo. El pueblo tiene que saber que Piedrahundida es un lugar seguro.
— Siempre puede venir el enano y darme una bofetada, pero para ello antes tendría que aprender a pelear y luego traerle un taburete. *Carraspeo para no hacer aflorar una sonrisa* Intentaré ser más sutil la próxima vez, se lo prometo, Lord Fabrizio. No obstante he implantado la ley marcial, como me pidió su hermano Gerad. El brutal asesinato y las disputas y trifulcas entre los habitantes han hecho que tome esta decisión, al menos hasta estar todos reunidos y ver si es lícito continuar así hasta que todo se calme un poco o disolverla. De momento no ha habido mucha queja entre los campesinos, pero no significa que estén contentos con ello.
Fabrizio Orovecchio escribió:
24 Sep 2019, 14:15
2. Investigación del asesinato del inquisidor Borney. Lo que ha sucedido entre nuestros muros es infame y herético. Si lo que suponemos es cierto, ese tal Mogg-Shattoth puede ser el responsable, hay que buscar acólitos, cultos secretos y demás miserables que hayan podido surgir a partir de la masacre. Enyra, ahora que eres la heroína de Piedrahundida, te asignaré un nuevo escudero que me ha acompañado desde el Santuario de los Pantanos y te pondrás a ello cuanto antes.
— Se lo agradezco, Lord Fabrizio, pero ya he asignado a Leandro Bracco. Le conocerá porque ha luchado con nosotros en primera fila codo con codo en todas las batallas. Es un feroz espadachín y sabe dar muy buenos consejos. Y con respecto a su sugerencia, ya estoy en ello. *Señalo las cajas* Son todas las confesiones de los guardias que forman su ejército. De los días previos, la noche en cuestión y los días posteriores. Los hombres que estaban de ronda esa noche sufrieron fuertes dolores de cabeza, vómitos y otros, incluso, sufrieron ataques narcóticos. Nunca antes habían sufrido de estas dolencias. Ya han sido sancionados por haber caído en "la trampa" y no prestar atención a todo lo que les rodea estando en una alerta naranja como en la que estamos. Es un comienzo y me continuaré con ello en cuanto se de por finalizado el consejo y Alim me entregue toda la información recabada por él o sus hombres.

La presencia de Scheziss me perturba un poco. La miro fijamente en varias ocasiones, como cuando pone la mano sobre el hombro de Fabrizio. Al terminar de hablar la pillo mirándome fijamente (esta vez ella a mi) y puedo atisbar en la comisura de sus labios una leve sonrisa.
La muerte nos sonríe a todos, así que devolvámosle la sonrisa.

Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Experto
Experto
En este hilo: 13
Mensajes: 62
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Alim de Mostaganem » 27 Sep 2019, 16:10

Acudo a la primera reunión tras el retorno de mi padre con la misma cara pálida, demacrada, con pronunciadas ojeras que he mostrado los últimos días. Todo el mundo sabe que llevo días sin dormir decentemente; Leezar me ha ofrecido bálsamos y pociones para facilitarme el sueño, pero le he dado excusas vagas, siguiendo siempre mi camino, como si fuese medio drogado, de puro cansancio. Llego a la reunión también con un gran cargamento de papeles, como Enyra, pero mucho más desorganizado: son las declaraciones que he obtenido de campesinos y burgueses de Piedrahundida...
Fabrizio Orovecchio escribió:
24 Sep 2019, 14:15
  1. Preparaciones del Duelo contra los Buelhorn. Podemos aprovecharnos del tirón y de las apuestas ilegales. Creo que Alim puede tener bastante filón aquí.
  2. Investigación del asesinato del inquisidor Borney. Lo que ha sucedido entre nuestros muros es infame y herético. Si lo que suponemos es cierto, ese tal Mogg-Shattoth puede ser el responsable, hay que buscar acólitos, cultos secretos y demás miserables que hayan podido surgir a partir de la masacre. Enyra, ahora que eres la heroína de Piedrahundida, te asignaré un nuevo escudero que me ha acompañado desde el Santuario de los Pantanos y te pondrás a ello cuanto antes.
  3. Extinción de Mogg-Shattoth. Quiero a ese ser lejos de aquí, si hace falta destruirlo, lo haremos. Pero para ello tenéis que colaborar entre vosotros, Abelio y Leezar. Tenéis a vuestra disposición los conocimientos de Scheziss para que, entre los tres, encontréis un método para erradicarlo. No perdáis el tiempo.
Con todo esto dicho, espero que mi familia deje de dequebrajarse y se centre en lo que nos conviene: la gloria y la fama para Piedrahundida.
Después de la intervención de Enyra, que con la broma del taburete a Leezar me ha arrancado media sonrisa, pero medio minuto más tarde (mis reflejos están por los suelos), señalo los papeles que he traído:

—Ahí están las declaraciones de los testigos... Son pura basura. Los hay que han visto máquinas voladoras, luces del norte (¡en los Pantanos de Isophius!), dragones, mujeres en escobas, criaturas semihumanas... Los hay que han oído música infernal, ruidos de regurgitar, los hay que han olido ventosidades divinas... ¡Incluso algunos —hago una pausa para respirar dos veces, trabajosamente—... aseguran que vieron a Enyra, o a Drake, o incluso a mí, o a Lord Fabrizio, esa misma noche, corriendo entre la iglesia, la cocina, las cuadras...! En fin, es posible que alguno esté diciendo la verdad, pero no hay manera de saber quién. El miedo sembrado por los sucesos anteriores y la superstición se han combinado para formar un muro contra el que se estrellan todas las indagaciones.

Parpadeo lentamente, con mi mirada dirigiéndose a los otros miembros del consejo, con cara indiferente, más producto del cansancio que de ninguna pose.

—Tenía esperanzas de que las averiguaciones de Enyra entre los soldados, gente más curtida y sobria, aportaran más; pero me temo que estamos en un callejón sin salida. Quienquiera que organizase el ajust... el asesinato del inquisidor, ha demostrado, al menos, ser extremadamente inteligente.

Miro a mi padre y parpadeo, siempre con esa lentitud característica del cansancio extremo...

—No veo forma de arreglarlo. En su momento propuse una solución, pero no se aceptó. En este momento no veo cómo averiguar quién organizó la muerte del inquisidor, ni mucho menos cómo lo hizo. Así que no sé qué vamos a presentar a quien nos sea enviado a pedir cuentas. Por otra parte, sin indicios ni pistas, ni testigos fiables, y dado que todo apunta a una inteligencia sobrehumana, no me sorprendería que Mogg-Shattoth estuviese detrás de ello —miro a la tal Scheziss, a la que no conozco, pero mi instinto me dice que tenga cuidado con ella—. Espero —¡y nadie sabe hasta qué punto!— que Abelio y Leezar den con la forma de acabar con esa maldita criatura infernal.

Cierro los ojos unos segundos y me inclino hacia atrás, adoptando una posición lo menos incómoda posible en la silla. Escucho con la atención muy mermada el resto de la reunión, y si me preguntan algo, balbuceo un «¿Quééé...?» tembloroso y espero que me repitan la pregunta. En algunos instantes cierro los ojos durante varios segundos, pero antes de caer dormido pego un respingo y grito «¡Eh! ¡No...!» o algo así, pido disculpas y presto de nuevo toda la atención que puedo a la reunión.

En un momento dado, cuando alguien está hablando, abro mucho los ojos y levanto la voz, interrumpiendo a quiequiera que fuese:

—¡El duelo! Sí, me encargaré de las apuestas. Podemos ganar mucho dinero si hago correr los rumores de que Drake está malherido, y que le está dando demasiado a la bebida. Además, también ayudará a que Josah se confíe. Lógicamente es imprescindible que Drake se entrene en secreto, y ayudaría —aunque no es imprescindible—, si caminase por Piedrahundida con una ligera cojera, y simulando estar bebido.

El subidón puntual de energía que me ha impulsado comienza a ceder, y de nuevo me voy hundiendo en la silla. Pero antes de quedarme de nuevo aletargado, añado:

—Por otra parte, [DECLARO (según mi Talento) que] Josah siente un terror supersticioso hacia el color amarillo, así que todos deberíamos acudir al duelo con tantas prendas y adornos amarillos como sea posible. Incluso pagar unas monedas a gente del público que vaya a acudir libremente para que lleven ropajes amarillos. Yo me encargo de correr la voz: «quien lleve prendas amarillas recibirá unas monedas o unas vainas lodosas». Con un centenar de personas, y nosotros mismos luciendo colores amarillos, deberíamos meterle el miedo en el cuerpo sin dificultad.

De nuevo me hundo en mi silla, y vuelvo a mi estado de semisopor de toda la reunión, salvo que alguien me saque de él de alguna manera «enérgica».
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Avatar de Usuario
Gerad

Maña perfecta Ojos de serpiente
Oficial
Oficial
En este hilo: 4
Mensajes: 47
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Manto (Consejero)
Me gusta dados: 1
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Gerad » 30 Sep 2019, 12:45

Otra vez el consejo de mes. Al menos ha vuelto Fabrizio, quizá me dejen tranquilo de una vez aunque no lo creo. Escucho a mis compañeros hablar de todos los temas. Simplemente escucho hasta tener mi turno de palabra.

- Parece que es muy fácil echar las culpas de todo a Mogg-Shattoth y seguir como si nada hubiera pasado. Pero lo cierto es que de no haber sido castigado por el Inquisidor Borney, puede que yo mismo hubiera ejecutado a Abelio por la alta traición que sufrimos. ¿Nos quedamos entonces con que ese ente maligno es culpable de todo? ¿Desechamos la teoría de una venganza contra el Inquisidor como apuntó Leezar? ¿Va a ser la excusa para todo? Francamente, este consejo no está a la altura. Yo el primero.
Starkvind escribió:
24 Sep 2019, 13:58

¿Realmente se ha impuesto la ley marcial, como afirmaba Gerad?
- La ley marcial ha sido la única forma de mantener la tranquilidad tras los acontecimientos. La gente está preocupada, pero se están acostumbrando a no tener que temer por sus vidas en todo momento.

Pasamos al repaso del mes... Sin muchas ganas anuncio que tenemos la Cantera lista para empezar a producir piedra.

- El mes que viene tendremos los materiales necesarios para poder crear una granja. La única forma de acometer el trabajo este mes es que Leezar cree la piedra necesaria. De paso también podríamos destinar recursos a mejorar las aptitudes mágicas del enano. No tenemos aun recursos para la torre de magia, pero quizá sea necesario mejorar sus habilidades ante la amenaza de Mogg-Shattoth. También hay que reconstruir la capilla fuera de los terrenos de la ciudad, con los materiales que saquemos de desmontar la vieja.
Fabrizio Orovecchio escribió:
24 Sep 2019, 14:15

Reubicación de los nidamoreses. Después de la Batalla por Villa Musgosa, varios hogares han quedado vacíos allí. Y libres de la influencia de Gustaffon, esas tierras deben ser repobladas de nuevo. Gerad, encárgate de esto.
- Prepararemos unos cuantos carros para desplazarles, y les daremos ropa y alimentos para que comiencen a vivir.

Bruto me mira, le hago un gesto con la cabeza, y se marcha a orquestar los preparativos.
Starkvind escribió:
24 Sep 2019, 13:58
Festividad para subir la moral. Gerad deberá realizar una Tirada de modificación negativa de Riqueza de la Organización.
Imagen

(EDITO ESTO CUANDO SEPA EL RESULTADO)

ACCIONES DEL MES

1 - Construir granja (Si Leezar puede hacer el recurso)
2 - Subida de nivel Leezar
3 - Reconstruir capilla en el campo
4 -
5 -

Cuando acabe el consejo me reuniré en privado con Fabrizio...

Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Experto
Experto
En este hilo: 13
Mensajes: 62
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Alim de Mostaganem » 30 Sep 2019, 22:01

Tirada de Fama para expandir rumores (acción de burdel) ensalzando a la generala y adornando lo ocurrido con la Piadosa.

Imagen
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Avatar de Usuario
Enyra Petreius

Frialdad perfecta
Oficial
Oficial
En este hilo: 11
Mensajes: 58
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Blasón (General)
Me gusta dados: 19

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Enyra Petreius » 02 Oct 2019, 20:12

Me parece correcto todo lo que dice Gerad. Pero cuando se pone a hablar de números me aburro un poco aunque pongo todo mi empeño en prestar atención, esos temas nunca me han atraído.
Gerad escribió:
30 Sep 2019, 12:45
- Parece que es muy fácil echar las culpas de todo a Mogg-Shattoth y seguir como si nada hubiera pasado. Pero lo cierto es que de no haber sido castigado por el Inquisidor Borney, puede que yo mismo hubiera ejecutado a Abelio por la alta traición que sufrimos. ¿Nos quedamos entonces con que ese ente maligno es culpable de todo? ¿Desechamos la teoría de una venganza contra el Inquisidor como apuntó Leezar? ¿Va a ser la excusa para todo? Francamente, este consejo no está a la altura. Yo el primero.
— Opino lo mismo, pero de momento es lo único que tenemos. No sé si podré sacar algo en claro de toda la información recabada pero hay que intentarlo. También hay que tener en cuenta que ese ser estaba tan tranquilo en la torre y le hemos ido a molestar, quizá esta sea algún tipo de venganza por pensar que se había liberado de las ataduras mágicas pero le destruimos su vasija terrenal... No sé, estas cosas mágicas escapan un poco de mi entendimiento.

Frunzo el ceño cuando Alim salta de repente con lo del duelo, al menos parece que alguien se aburre más que yo pero hay que mantener el tipo. Permanezco atenta al resto de intervenciones de los miembros del consejo.
Off Topic
Veo el foro extremadamente parado. No sé si será por el parón o las diversas discusiones. Es una pena. Voy a avanzar un poco la trama de mi personaje. Como es algo que ocurrirá fuera de la reunión del consejo, y tras este, lo voy poniendo por aquí.
Al finalizar la reunión mando a Alessia y a Leandro con todos los papeles a mi estudio, una vez llevado todo irán poniendo en orden las cosas para cuando llegue. Yo me quedo en una de las esquinas del pasillo esperando a que la sala quede vacía. Como me esperaba los últimos en abandonarla son Fabrizio y Scheziss, salen riendo y compartiendo bromas privadas. Ella se da cuenta de mi presencia.

— Querido, id primero, no me eshperéiss. Ahora oss alcanzo.

(Arrastra mucho las eses y su forma de hablar es como si alguien de un país del este estuviese aprendiendo nuestro idioma) Se queda parada en mitad del pasillo hasta que Fabrizio desaparece al doblar la esquina.

— Cuanto tiempo, querida.
— ¿Qué hacéis aquí? ¿Los pantanos se os han quedado pequeños y apuntáis más alto? —Espeto a la recién llegada. Salgo de detrás de la esquina y me pongo a su altura mientras digo eso.
— Menuda forma de tratarr a tu madrre, esperraba una recepción un poco máss calurosha. Hace añoss que no nosh vemoss.
— Lamento recordarle que no sois mi madre .
— ¿Cómo que no? No saldríass de mi vientre, pero fui yo la que te ensheñó la mayorría de lass coshass que shabes. Todoss en la comunidad te queremoss como hija predilectta que erresh. Ademáss, ella está muy orgullosha de ti.
—¿Nilsea? ¿Te ha dado algún mensaje para mi?
—Shiento celoss cada vez que hablass de ella. La admirass máss que a tu propia madre.
— Ya le he dicho que nunca ha sido tal cosa. Y sí, admiro a Nilsea, es una heroína rusalka digna de toda mi admiración. Pero... no me desviéis del tema. ¿Qué hacéis aquí?

Scheziss carraspea y pone cara seria.

— Por orrden de Nilsea. Ella siemprre te ha tenido un eshpecial cariño, como yo, y me ha pedido que vele por tuss interesess.
— ¿Mis intereses? ¿Qué sabrás tu de mis intereses? Hace años que nos abandonaste a mi verdadera madre y a mi a nuestra suerte y no te volvimos a ver... Hasta ahora.
— Queridah, todo eshtá entrelazado. Y todo tiene un por qué. Eshtoy aquí por tu propio beneficio, no shoy tu enemiga.

Fabrizio aparece de nuevo en el pasillo. Rebosa vitalidad y la espera le aburre, quiere salir a divertirse. La rusalka me deja con la palabra en la boca. Ella nunca diría que no hombre tan apuesto y de su posición. Su presencia aquí solo podía significar una cosa pero no puedo precipitarme. Vuelvo a mi estudio junto a Alessia y a Leandro para contarles lo ocurrido.
La muerte nos sonríe a todos, así que devolvámosle la sonrisa.

Avatar de Usuario
Fabrizio Orovecchio
Habitante de Ylat
Habitante de Ylat
En este hilo: 5
Mensajes: 26
Registrado: Julio 2019
Personaje: Barón Fabrizio Orovecchio
Partida: Ylat
Contactar:

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Fabrizio Orovecchio » 02 Oct 2019, 21:51

Gerad escribió:
30 Sep 2019, 12:45
Otra vez el consejo de mes. Al menos ha vuelto Fabrizio, quizá me dejen tranquilo de una vez aunque no lo creo. Escucho a mis compañeros hablar de todos los temas. Simplemente escucho hasta tener mi turno de palabra.

Cuando acabe el consejo me reuniré en privado con Fabrizio...
Después de la reunión, permito que Scheziss y Enyra hablen tranquilamente. Es algo que no voy a poder evitar, pero no es algo que me agrade. Cuando Gerad me pide hablar a solas, refunfuño, pues mi acompañante ya está regresando de su charla con la Generala.

— Ven a mis aposentos, hermano. — contesto, no demasiado agradado.

Caminamos en silencio por los pasillos de la fortaleza. Por los ventanales del piso superior podemos ver el patio, aún con algunas manchas de las torturas que se han realizado sobre Abelio y su compañero Zur-Borath. ¿Qué clase de persona fue el inquisidor?

En la más absoluta tranquilidad de mi habitación, le revelo a Gerad lo siguiente.

— La investigación del culpable es algo que he mandado para tener entretenida a la guardia. Ya me he encargado de solicitar la presencia de un exorcista entre nuestros muros para que interrogue al espíritu del inquisidor Borney. — suspiro mientras me sirvo una copa de ron pantanoso. También ofrezco a mi hermano. — La propia muerte nos dará información del culpable. Ahora... cuéntame, Gerad. ¿Qué te aflige?

Scheziss permanece apartada, sentada en el tocador que pertenecía a Paulina, retocándose el cabello.


Lady Scheziss
Si un hermano cae, la familia lo recoge.

Avatar de Usuario
Leezar Lockbruck

Recuerdo negro
Experto
Experto
En este hilo: 20
Mensajes: 99
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Personaje: Leezar Lockbruck
Partida: Ylat
Posición: El Orbe (Mago)
Me gusta dados: 5
Me gusta recibidos: 2
Contactar:

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Leezar Lockbruck » 03 Oct 2019, 00:31

*Entro a la sala del consejo, con mejor ánimo tras estos últimos días al ver cómo mi amigo ha vuelto sano y salvo, quizás más sano de lo normal. La presencia de Scheziss y el influjo que parece ejercer sobre Fabrizio no se me pasa por alto*
Fabrizio Orovecchio escribió:
24 Sep 2019, 14:15
[*]Extinción de Mogg-Shattoth. Quiero a ese ser lejos de aquí, si hace falta destruirlo, lo haremos. Pero para ello tenéis que colaborar entre vosotros, Abelio y Leezar. Tenéis a vuestra disposición los conocimientos de Scheziss para que, entre los tres, encontréis un método para erradicarlo. No perdáis el tiempo.
[/list]
- En cuanto concluya el consejo, Abelio y yo nos pondremos cuanto antes a colaborar con vuestra invitada *la asiento la cabeza a modo de saludo* el asunto con Mogg-Shattoth y la Piadosa se está alargando ya demasiado... y es hora de cerrar este oscuro capítulo de Piedrahundida de una vez por todas...
Off Topic
Para no alargar mi post innecesariamente, abro este offtopic. Todo descubrimiento que haya realizado con respecto a la autopsia de la Piadosa como se cerró el anterior capítulo se lo habré comunicado a Gerad y Abelio, además de por supuesto a Fabrizio, a quien habré puesto al día de todo lo sobrenatural que ha sucedido.
Enyra Petreius escribió:
26 Sep 2019, 13:28
— Siempre puede venir el enano y darme una bofetada, pero para ello antes tendría que aprender a pelear y luego traerle un taburete. *Carraspeo para no hacer aflorar una sonrisa* Intentaré ser más sutil la próxima vez, se lo prometo, Lord Fabrizio. No obstante he implantado la ley marcial, como me pidió su hermano Gerad. El brutal asesinato y las disputas y trifulcas entre los habitantes han hecho que tome esta decisión, al menos hasta estar todos reunidos y ver si es lícito continuar así hasta que todo se calme un poco o disolverla. De momento no ha habido mucha queja entre los campesinos, pero no significa que estén contentos con ello.
*Sonrío de medio lado cuando suelta la chanza hacia la estatura de mi raza*

- Descuida Enyra, los de mi raza no emplean taburetes para tal menesteres, emplean hachas para que hasta los árboles más altos caigan... *miro a Alim de soslayo, pues le pareció gracioso el chiste racial* pero bueno ¿qué sabré yo de hachas siendo mago?

*No digo más y dejo que la mujer prosiga hablando*
Gerad escribió:
30 Sep 2019, 12:45
- Parece que es muy fácil echar las culpas de todo a Mogg-Shattoth y seguir como si nada hubiera pasado. Pero lo cierto es que de no haber sido castigado por el Inquisidor Borney, puede que yo mismo hubiera ejecutado a Abelio por la alta traición que sufrimos. ¿Nos quedamos entonces con que ese ente maligno es culpable de todo? ¿Desechamos la teoría de una venganza contra el Inquisidor como apuntó Leezar? ¿Va a ser la excusa para todo? Francamente, este consejo no está a la altura. Yo el primero.
*Con semblante grave asiento a lo que dice Gerad con respecto a la teoría que propuse antes de la entrada de todo el vulgo al interior del templo mancillado*

- Efectivamente, como ya expuse al consejo reunido en el mancillado Templo de Ylathia, por mucho testimonio que exista... sigo sin ver una relación clara entre el asesinato y el demonio... *haré un resumen de mis conjeturas, así que evito volver a escribir todo de nuevo para ahorrar espacio (podéis volver a leerlo en el capítulo anterior)* ahora bien, el testimonio de la niña puede ser aun así auténtico... *me toco la barba pensativo* no sería de extrañar que esa inmunda criatura gozase observando esa atrocidad perpetrada al amparo de la oscuridad... pero que ello no nos distraiga de que la motivación de ese asesinato, responde a una venganza más que a un acto demoníaco...
Gerad escribió:
30 Sep 2019, 12:45
- El mes que viene tendremos los materiales necesarios para poder crear una granja. La única forma de acometer el trabajo este mes es que Leezar cree la piedra necesaria. De paso también podríamos destinar recursos a mejorar las aptitudes mágicas del enano. No tenemos aun recursos para la torre de magia, pero quizá sea necesario mejorar sus habilidades ante la amenaza de Mogg-Shattoth. También hay que reconstruir la capilla fuera de los terrenos de la ciudad, con los materiales que saquemos de desmontar la vieja.
- Cuenta con la creación de ese recurso *carraspeo* y agradezco tu confianza con respecto a la mejora de mis aptitudes para con la defensa de Piedrahundida antes las males artes...



*Si las cosas no avanzan en el foro, tras el consejo me reuniré con Abelio y Scheziss para tratar la forma de combatir y vencer de una vez por todas a Mogg-Shattoth, así como tratar el asunto de la Piadosa. Crearé también el Recurso de Piedra en un descampado próximo a Piedrahundida, facilitando la explotación de la mena pero evitando cualquier problema con los habitantes, como hice la otra vez*
Última edición por Leezar Lockbruck el 07 Oct 2019, 10:24, editado 2 veces en total.
Hasta la persona mas pequeña puede cambiar el curso del futuro.

Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Experto
Experto
En este hilo: 13
Mensajes: 62
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Alim de Mostaganem » 03 Oct 2019, 06:19

Leezar Lockbruck escribió:
03 Oct 2019, 00:31
*Entro a la sala del consejo, con mejor ánimo tras estos últimos días al ver cómo mi amigo ha vuelto sano y salvo, quizás más sano de lo normal. La presencia de Scheziss y el influjo que parece ejercer sobre Fabrizio no se me pasa por alto*

*Sonrío de medio lado cuando suelta la chanza hacia la estatura de mi raza*

- Descuida Enyra, los de mi raza no emplean taburetes para tal menesteres, emplean hachas para que hasta los árboles más altos caigan... *miro a Alim de soslayo, pues le pareció gracioso el chiste racial* pero bueno ¿qué sabré yo de hachas siendo mago?
Con un segundo de retraso, sonrío a Leezar e inclino mi cabeza en reconocimiento a su aguda respuesta a la broma de Enyra. Siempre he sentido respeto por las hachas de los enanos.
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Avatar de Usuario
Gerad

Maña perfecta Ojos de serpiente
Oficial
Oficial
En este hilo: 4
Mensajes: 47
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Manto (Consejero)
Me gusta dados: 1
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Gerad » 04 Oct 2019, 12:17

Fabrizio Orovecchio escribió:
02 Oct 2019, 21:51


En la más absoluta tranquilidad de mi habitación, le revelo a Gerad lo siguiente.

— La investigación del culpable es algo que he mandado para tener entretenida a la guardia. Ya me he encargado de solicitar la presencia de un exorcista entre nuestros muros para que interrogue al espíritu del inquisidor Borney. — suspiro mientras me sirvo una copa de ron pantanoso. También ofrezco a mi hermano. — La propia muerte nos dará información del culpable. Ahora... cuéntame, Gerad. ¿Qué te aflige?

Scheziss permanece apartada, sentada en el tocador que pertenecía a Paulina, retocándose el cabello.
Miro de reojo a la mujer. No la conozco pero tampoco me importa demasiado.

- Me alegro de que hayas vuelto, y de que te hayas recuperado de tus heridas. Supongo que era necesario que te fueras, pero no fue en buen momento. Tenemos un problema bastante serio aquí. Desde que te fuiste, esto ha sido un caos, y el consejo que tenemos lo único que ha hecho es traer mas problemas. Empiezo a desconfiar de toda esa mesa.

Enumero todos los problemas vividos, las faltas de respeto, la traición de Abelio con todas sus consignas ante el pueblo contra los Orovecchio, las acciones sin permiso de Leezar que podrían haber supuesto la destrucción de Piedrahundida, la falta de competencia de Alim y sus espías, aparte de su falta de respeto cuando estaba al mando... Al final también llego a Enyra. Dejo claro que fue la única comprometida con la familia, pero su juventud le hizo perder los papeles en el templo, quizá aun sea demasiado joven para tanta responsabilidad.

- Todo esto sólo para dejar claro que no estoy a la altura del cargo que ostento. Estamos en decadencia. No tenemos descendientes. Si seguimos así Piedrahundida pasará a Drake si sigue vivo, y luego a mi. Y no pienso estar aquí para ver eso. Cuando vivamos una temporada de paz, buscaremos un sustituto para mi, y seguramente me marche a algún sitio donde no vea morir a mi familia.

Avatar de Usuario
Alim de Mostaganem

Maña perfecta Corredor de seguros
Experto
Experto
En este hilo: 13
Mensajes: 62
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Personaje: Alim de Mostagánem
Partida: Ylat
Posición: La Visión (Espía)
Me gusta dados: 3
Me gusta recibidos: 3

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Alim de Mostaganem » 04 Oct 2019, 15:33

Llega la noche, el momento que más temo de la jornada, desde hace ya una temporada que se me está haciendo larguísima. Me llevo una botella llena de «café» de vainas lodosas negras, para no dormirme. De nuevo. Pero cada noche me cuesta más, se me hace más larga, y la bebida de vainas es, cada vez, menos efectiva. De momento, lo compenso tomando más...

Cuando llego a mi habitación me encuentro otra nota con un mensaje críptico. También ésta flota en el aire. Me acerco para leerla, y dice «Sírveme y volverás a tenerlo todo». Tengo la certeza de que es de Mogg-Shattoth, como las otras. Pero ya he ido corriendo dos veces a Leezar y Abelio para enseñarles las notas, y cuando se las voy a mostrar, desaparecen. Sus miradas de desconcierto no me han animado a repetir: no quiero hacer más el ridículo, o empezarán a pensar que me he vuelto loco... Cojo la nota y... ¡Oh, ya no está...! ¡Ah, ahí está, junto a la cama! Me acerco, pero el texto ha cambiado: «Elimina todo el Oro Viejo, y tú serás el Oro Nuevo». Tardo cerca de un minuto en entender las palabras y comprender el mensaje, por la depravación de sueño. Sonrío sardónicamente ante la escasa sutileza del demonio. Pero la idea cruza por mi mente: «¿Qué pasaría si...?» Inmediatamente sacudo la cabeza y me sirvo un buen vaso de «café».

Me acerco a la mesa donde tengo los libros que he ido recopilando sobre la fe ylathiana, para seguir estudiando, pero no me engaño: en la última semana no he pasado ni una página. La desesperación se empieza a apoderar de mí. Tiro de un manotazo los libros al suelo, y voy a gritar cuando, inesperadamente, alguien llama a la puerta. No, son trucos de mi imaginación. Me levanto y... ¡Otra vez llaman a la puerta! No me engaño. Me acerco y abro.

—¡Hola! —me saluda una Uragana que no reconozco. A pesar del cansancio, admito que ese vestido negro... ¿De dónde lo habrá sacado? ¿Y el maquillaje? ¡Y ese pelo rojo, que tanto me llamó la atención la primera vez!

Imagen

Se aprovecha de mi falta de reacción, me empuja dentro de mi propia habitación, entra detrás de mí, y cierra la puerta. Con el pestillo. No entiendo qué...

—¿Tienes algo de beber? —me dice con voz de niñata haciéndose la mayor—. Bueno, no importa. Yo he traído algo.

Y me muestra la botella de licor. Es una botella cara. La chica tiene recursos, todo hay que decirlo. Antes de poder reaccionar, ya tengo una copa en mi mano. Sin ser consciente de ello, bebo. Luego me pregunto por qué estoy bebiendo. Después veo a Uragana de nuevo, y me pregunto qué está haciendo aquí. Pero la bebida me reconforta. Otro sorbo, y mis preocupaciones y dudas se van disipando. De repente mi mente ya no está preocupada por mis sueños inquietos, ni por las notas, ni por demonios, ni... Me siento un poco como el Alim de siempre. Pero dura poco. Ahora veo a Uragana a mi lado y está... diferente. Está tremendamente incitadora. Se mueve con voluptuosidad felina, y me fijo en sus... bueno, intento mirarle a los ojos, pero no puedo. Algo le pasa a mi cuello, y no puedo mirar tan arriba. Ella se ríe. Está mirando a mi pantalón, donde mi qadib también se ha despertado, ostentosamente, de su letargo de semanas.

No intento pensar más. Sé lo que quiero, y no sé si... Todo me da igual: sé lo que quiero, y Uragana me anima. Su mano se introduce dentro de mi pantalón, agarra mi qadib, y lo acaricia con una suave risa desconcertante. Me tumba en el sofá, se sienta a horcajadas sobre mí, y sigue contoneándose con un ritmo que me está haciendo enloquecer. Pero de otra manera. Se quita el vestido por arriba, dejando al desnudo dos pechos de marfil, con dos botones de rosa erklandesa. No son tan pequeños como yo creía, pero de una turgencia desafiante. Se agacha sobre mí para que los bese, y jugueteo con ellos. Ella gime. Mi qadib va a estallar. Abre mi pantalón de un fuerte tirón, liberándolo, y se sienta sobre él con un movimiento increíblemente diestro. Antes de poder parpadear, estoy dentro de ella. Gime de nuevo.

No puedo hacer casi nada. El funcionamiento de mi cuerpo no depende de mi mente. Ella se mueve, en un sentido y otro, me hace una especie de danza del vientre, pero sin soltar mi qadib que, por otra parte, se encuentra en la gloria, envuelto en un calor nunca sentido, en una humedad deliciosa. Su danza me enloquece. Intento recomponerme y tomar la iniciativa. O, al menos, algo de iniciativa. Algo en mi mente me dice que la aparte, pero mi mente no pinta nada en todo esto: mi cuerpo no me obedece. Ella —voluptuosa, sensual, ardiente— gime y se ríe por momentos. Se mueve de una forma incomprensible para mí. No sé si es el licor, o el «café» o simplemente que mi cabeza está demasiado aturdida para registrar su postura... Llegamos al momento en que nada importa: ella se convulsiona de una manera animal, salvaje, y me arrastra con ella. Mi almani se vierte dentro de ella, con una fuerza que me parece descomunal. Su gemido resuena por toda Piedrahundida, o eso me parece. Me quedo sin fuerzas. Me abraza, acerca su boca a mi oído, me lame la oreja, y me susurra:

—Gracias, Alim. Nunca había yacido con un möro—. El tono es dulce y sensual; no suena insultante, pero sus palabras me dan la impresión de alguien que está tachando un ítem de una lista.

Mientras yo sigo yaciendo donde me ha dejado, incapaz de moverme, ella recoge su vestido con presteza y se va. Pero desde la puerta entreabierta, se da la vuelta, me guiña un ojo, y me dice, casi en un susurro:

—Hasta mañana, Oro Nuevo.



...



Por primera vez en no sé cuántos días, duermo una noche entera, del tirón, sin sueños. No me despierto hasta primera hora de la tarde siguiente...
احذر عدوك مرة وصديقك ألف مرة فإن انقلب الصديق فهو أعلم بالمضرة

Abelio Floricarpio

Mártir de Ylathia
Experto
Experto
En este hilo: 13
Mensajes: 86
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: El Espíritu (Sacerdote)
Me gusta dados: 1

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Abelio Floricarpio » 05 Oct 2019, 23:45

Abelio va de un lado a otro subido a la silla de la caracola de un caracol gigante del pantano, ya que sigo dañando huesos rotos, moratones y cortes saturados.
Tiene un ojo deforme aún y otro medio abierto.
La babosa montura queda afuera. Entra lento al salón apoyándose en su bastón.
Escucha todo:

- "Me confirmaré con una ermita humilde en el pantano Don Fabrizio. La FE ha de ser sincera y humilde"
- "Gerad, yo no he traicionado a nadie. Debéis miraros al espejo, y valorar vuestro errores a mejorar durante el mandato en ausencia de Fabrizio. Es fácil culpar a los demás de nuestras carencias, pero tal como hizo Ylathia en La cueva de Kur Kazak durante 6 días de ayuno, meditación y sanación tras derrotar al archiduque Falrington McMardigan III de los picmetrios, conocer nuestros propios puntos débiles nos impedirán repetir errores"
- "Amigo Leezar, cooperar con vos será un placer a estas alturas para desentrañar la verdadera naturaleza de Mogg Shattoth y diferenciar si tiene que ver o no con La Piadosa. Mis últimas reflexiones al respecto me confunden. Tal vez doña Scheziss pueda ... alumbranos al respecto" (confío en que mi ya más fiel camarada, Leezar, note el retintin y como mi visión se tuerce desconfiada sobre la nueva mano de Fabrizzio arreando mi deformado semblante)
Leezar, reuníamos...ideas...antes de robarle su tiempo a la animista rusalka. "
- "a nivel personal, señor Fabrizzio, os noto...rejuvenecido. Me alegro. Mucho. Mirarme a mi, he sido severamente castigado por maniacos imperiales , muchos de mis huesos, y mis ojos, no volverán a ser lo mismo... ¿Como puedo proceder para sanar como vos mi Alteza? ¿La druidesa rusalka podría orientarme? Conozco las tradiciones de los ancestros del Marjal, los brevajes de semilla Lodosa, los polvos de semilla seca, los círculos de piedra y los tocones runicos de madera dragón, la baba de los sapo toros , los cánticos tradicionales... ¿Por dónde debería empezar para...recuperarme tan velozmente?"

Avatar de Usuario
Gerad

Maña perfecta Ojos de serpiente
Oficial
Oficial
En este hilo: 4
Mensajes: 47
Registrado: Junio 2019
Logros: 2
Partida: Ylat
Posición: El Manto (Consejero)
Me gusta dados: 1
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Gerad » 06 Oct 2019, 12:38

Abelio Floricarpio escribió:
05 Oct 2019, 23:45
- "Gerad, yo no he traicionado a nadie. Debéis miraros al espejo, y valorar vuestro errores a mejorar durante el mandato en ausencia de Fabrizio. Es fácil culpar a los demás de nuestras carencias, pero tal como hizo Ylathia en La cueva de Kur Kazak durante 6 días de ayuno, meditación y sanación tras derrotar al archiduque Falrington McMardigan III de los picmetrios, conocer nuestros propios puntos débiles nos impedirán repetir errores"
- La única razón por la que seguís en esta mesa es porque sois de la familia, pero sois familia lejana, no lo olvidéis. Sois un traidor, blasfemasteis sobre Fabrizio y todos los Orovecchio y ahora le laméis el sable.

Saco todas las declaraciones de los testigos de los incidentes de Abelio.

- Cito textualmente de varias fuentes consultadas, vos afirmasteis ante la muchedumbre :”- ¿queréis que os gobierne un tullido sin mano incapaz de engendrar herederos? ¿dejaremos que os gobierne un grupo de conspiradores formado por un extranjero o un enano mago ?"

Guardo los papeles.

- Esto es traición. Lavaos la boca antes de seguir mintiendo. Ylathia os observa.

Abelio Floricarpio

Mártir de Ylathia
Experto
Experto
En este hilo: 13
Mensajes: 86
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: El Espíritu (Sacerdote)
Me gusta dados: 1

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Abelio Floricarpio » 06 Oct 2019, 22:37

"Si no sabéis gobernaos a vos mismo, no podréis gobernar un castillo.
Tramudios 3, 25.

Brujas, demonios, luchas ducales, cadáveres... todo sólo en los días que vos estuvisteis al mando. Bravo... Gerad... Bravo!!
Culpadme a mi de vuestros errores. Adelante.
Mira mi cuerpo, ¿crees que algo me duele ya después de este martirio? El dolor me ha liberado, yo porto la verdad aunque duela.
Acaso he mentido alguna vez?? Acaso nuestro señor no quedo tullido pese a lo que hoy vemos? Acaso Leezar, discúlpame amigo , no volo por los aires el templo?
No es necesario seguir hiriendo vuestra moral.
A mi ya nada puede herirme"

Avatar de Usuario
Leezar Lockbruck

Recuerdo negro
Experto
Experto
En este hilo: 20
Mensajes: 99
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Personaje: Leezar Lockbruck
Partida: Ylat
Posición: El Orbe (Mago)
Me gusta dados: 5
Me gusta recibidos: 2
Contactar:

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Leezar Lockbruck » 07 Oct 2019, 10:30

*Miro a Abelio y a Gerad. Repito las palabras de Fabrizio*
Fabrizio Orovecchio escribió:
24 Sep 2019, 14:15
Con todo esto dicho, espero que mi familia deje de dequebrajarse y se centre en lo que nos conviene: la gloria y la fama para Piedrahundida.
- Bien... por lo que sé, ninguno de los aquí presentes sufre de sordera o de problemas de memoria a corto plazo. Nuestro señor ha sido informado de todo lo sucedido en su ausencia, por lo que no es necesario volver a crear un bucle de discusiones estériles y de egos heridos... *mi semblante es serio, propio de alguien cansado de continuar con la tónica habitual llevada a lo largo de un mes*



*Tras el Consejo, me dirijo a mis aposentos junto a la Biblioteca. Necesito descansar la mente de tantas reuniones y discusiones*

*Alim viene un par de veces hablando de notas dejadas por el demonio, pero de las cuales no dispone cuando va a enseñarlas. Todo este asunto de Mogg-Shattoth empieza a cansarme*

- Debes ser fuerte muchacho... este ser ha posado su mirada en ti ahora, pero si eres lo suficientemente fuerte, terminará por pasar y probar con otro miembro de esta casa... *resoplo* pronto me reuniré con Abelio y Scheziss, espero que con la ayuda de la rusalka acabemos de una vez por todas con esta recurrente y cansina amenaza, de manera que podamos centrarnos en otros asuntos.

*Tras hablar con Alim y generar como ya declaré el recurso de Piedra, acudiré en busca de Abelio y Scheziss para llevar a cabo nuestra reunión. Escogeré para esto la antigua habitación de cuarentena de Mario, que al ser uno de los lugares más altos y apartados de Piedrahundida, espero que sirva para evitar molestias y cotillas indeseados*
Hasta la persona mas pequeña puede cambiar el curso del futuro.

Avatar de Usuario
Fabrizio Orovecchio
Habitante de Ylat
Habitante de Ylat
En este hilo: 5
Mensajes: 26
Registrado: Julio 2019
Personaje: Barón Fabrizio Orovecchio
Partida: Ylat
Contactar:

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Fabrizio Orovecchio » 07 Oct 2019, 20:54

Gerad escribió:
04 Oct 2019, 12:17
Miro de reojo a la mujer. No la conozco pero tampoco me importa demasiado.

- Me alegro de que hayas vuelto, y de que te hayas recuperado de tus heridas. Supongo que era necesario que te fueras, pero no fue en buen momento. Tenemos un problema bastante serio aquí. Desde que te fuiste, esto ha sido un caos, y el consejo que tenemos lo único que ha hecho es traer mas problemas. Empiezo a desconfiar de toda esa mesa.

Enumero todos los problemas vividos, las faltas de respeto, la traición de Abelio con todas sus consignas ante el pueblo contra los Orovecchio, las acciones sin permiso de Leezar que podrían haber supuesto la destrucción de Piedrahundida, la falta de competencia de Alim y sus espías, aparte de su falta de respeto cuando estaba al mando... Al final también llego a Enyra. Dejo claro que fue la única comprometida con la familia, pero su juventud le hizo perder los papeles en el templo, quizá aun sea demasiado joven para tanta responsabilidad.

- Todo esto sólo para dejar claro que no estoy a la altura del cargo que ostento. Estamos en decadencia. No tenemos descendientes. Si seguimos así Piedrahundida pasará a Drake si sigue vivo, y luego a mi. Y no pienso estar aquí para ver eso. Cuando vivamos una temporada de paz, buscaremos un sustituto para mi, y seguramente me marche a algún sitio donde no vea morir a mi familia.
— ¿Un sustituto, Gerad? ¿De qué demonios estás hablando? — espeto con enfado. Scheziss se sobresalta al escuchar mi furia. — ¿Que estamos en decadencia? ¡Tú no has visto lo que era este lodazal hace décadas, insensato! Piedrahundida es una de las ciudades más prósperas del Imperio... ¡y se lo demostraremos a todos! ¡A los malditos Buelhorn, a los cobardes Forneustone...! — me acerco a mi hermano. Con mi mano restaurada le agarro de la pechera. — Y te lo demostraré a ti. — me giro y carraspeo. Scheziss me está mirando con los ojos como platos. Se ve... algo de turquesa en mis extremidades. No debería suceder. — Has hecho una gestión excelente. — me siento en el sofá que empleo para leer. Es un sofá de orejas comodísimo, repleto de pelo de cabraca esponjoso y mullido. — Lo que ha ocurrido, Gerad, no es culpa de ti ni de tus habilidades. Un líder tiene que saber a quién mandar a recoger los excrementos, no enfadarse con el burro porque los defeque. — me toco la sien con el dedo, que ya ha vuelto a la normalidad.

— Ahora ve preparando el traslado de los Leone a Villa Musgosa. Según lo que me han contado los exploradores, Nidamore ha sufrido daños mínimos pero no quiero que Bianca y sus súbditos regresen a territorio de los Buelhorn. — aprieto el puño. — Cuando Drake cercene la cabeza a ese sinvergüenza de Josah, les invitaremos a volver a su hogar a cambio de que dejen a sus jóvenes aquí. Para cuidar el pantano. Porque el pantano nunca olvida. Y tú te quedarás en la Villa para asegurarte de que se adaptan bien. No hace falta que vengas a Reposo de Gaaladar, sé que nunca te ha gustado aquel patatal.

Continúo disfrutando de mi bebida. Lo paladeo, me sabe a gloria.
Si un hermano cae, la familia lo recoge.

Avatar de Usuario
Fabrizio Orovecchio
Habitante de Ylat
Habitante de Ylat
En este hilo: 5
Mensajes: 26
Registrado: Julio 2019
Personaje: Barón Fabrizio Orovecchio
Partida: Ylat
Contactar:

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Fabrizio Orovecchio » 07 Oct 2019, 20:58

Abelio Floricarpio escribió:
06 Oct 2019, 22:37
"Si no sabéis gobernaos a vos mismo, no podréis gobernar un castillo.
Tramudios 3, 25.

Brujas, demonios, luchas ducales, cadáveres... todo sólo en los días que vos estuvisteis al mando. Bravo... Gerad... Bravo!!
Culpadme a mi de vuestros errores. Adelante.
Mira mi cuerpo, ¿crees que algo me duele ya después de este martirio? El dolor me ha liberado, yo porto la verdad aunque duela.
Acaso he mentido alguna vez?? Acaso nuestro señor no quedo tullido pese a lo que hoy vemos? Acaso Leezar, discúlpame amigo , no volo por los aires el templo?
No es necesario seguir hiriendo vuestra moral.
A mi ya nada puede herirme"
Pego un golpetazo en la mesa que hace temblar toda la sala.

— ¡ABELIO, CÁLLATE DE UNA MALDITA VEZ! — clavo mi mirada en la de mi pobre primo acongojado y herido por la tortura. Parezco un halcón a punto de devorar una presa. — ¡TIENES UNA ÚNICA MISIÓN EN ESTA COMUNIDAD Y ES ASEGURARTE DE QUE LA FÉ IMPERIAL SEA RESPETADA Y/O ADORADA! — vuelvo a pegar un manotazo en la mesa. Los vasos, platos y demás objetos que estén sobre ella repiquetean y algunos caen al suelo. Uno de mis sirvientes corre a recogerlo. — Así que se acabó. No se te ocurra volver a poner en duda las habilidades de uno de los miembros principales de la familia... ¡NO TE CORRESPONDE! Encárgate del puñetero demonio que está torturando las mentes de los más débiles. Tú que has logrado vencerle, ayuda, y deja la política para los que saben de ello.

Resoplo como un toro enfurecido.

— No se hará ninguna ermita ni se demolerá el Templo de Ylathia. Lo limpiaremos, se beatificarán a los que murieron en él y se volverá a dar misa. ¡Todos los días, sin excepción!
Si un hermano cae, la familia lo recoge.

Avatar de Usuario
Drake

Violencia gratuita
Oficial
Oficial
En este hilo: 10
Mensajes: 53
Registrado: Junio 2019
Logros: 1
Partida: Ylat
Posición: La Espada (Ejecutor / Verdugo)
Me gusta recibidos: 4

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Drake » 07 Oct 2019, 21:16

Al iniciarse la reunión del consejo no puedo evitar reír hacia dentro. Fabrizio y sus escapadas espirituales. Sus famosas escapaditas espirituales a las que solo puede ir el sólito, mírale, con su esplendida mano otra vez. Mi sonrisa se torna descabalgarle mientras con el puño en alto acaricio con el pulgar el parche de mi ojo. Seguro que esa reluciente mano se ha estrenado palpando la vulva de Scheziss, ya lo siento por Paulina. ¿Scheziss ahora forma parte del consejo o como va la cosa?

La ley marcial y la inquisición.
Permanezco callado, no me interesa discutir cada hecho de lo sucedido, lo que ha pasado pasado esta. Y me satisface observar la cantidad de papeleo que ha generado la investigación del crimen, se nota que están trabajando duramente en ello. Pero hay alguna apreciación con la que no puedo evitar pronunciarme.
Alim de Mostaganem escribió:
27 Sep 2019, 16:10
—No veo forma de arreglarlo. En su momento propuse una solución, pero no se aceptó. En este momento no veo cómo averiguar quién organizó la muerte del inquisidor, ni mucho menos cómo lo hizo.
— No... tu propuesta no arreglaba nada ni ayudaba a esclarecer lo ocurrido. Solo era una burda forma de escurrir el bulto. Por suerte y no de las mejores maneras, al destaparse tal crimen esos hombres asesinados de forma terrible han podido recibir sacro sacramento como Ylathia manda gracias a Abelio.

El duelo.
Fabrizio Orovecchio escribió:
24 Sep 2019, 14:15
— Eres el mejor espadachín de todo el Imperio, no lo pongo en duda. Pero quiero saber que quieres hacerlo, no te veas obligado hermano Drake. — clavo mi mirada en Draconio. — Yo me encuentro en condiciones de enfrentarme a quien sea, sobretodo a ese baboso de Josah.
— Lo propuse y me ofrecí por que quería evitar un derramamiento de sangre innecesario entre nuestras casas. Con la sangre de uno es suficiente, y no tengo reparo en seguir ofreciendo la mía. Salvo que el resto del consejo no lo vea conveniente, me gustaría seguir adelante con esto. Aparte de que no creo que se vea con buenos ojos, teniendo los líos que tenemos, estar mareando al tribunal con quien va o deja de ir. No suena serio. Yo lo propuse, yo iré.
Alim de Mostaganem escribió:
27 Sep 2019, 16:10
— ¡El duelo! Sí, me encargaré de las apuestas. Podemos ganar mucho dinero si hago correr los rumores de que Drake está malherido, y que le está dando demasiado a la bebida. Además, también ayudará a que Josah se confíe. Lógicamente es imprescindible que Drake se entrene en secreto, y ayudaría —aunque no es imprescindible—, si caminase por Piedrahundida con una ligera cojera, y simulando estar bebido.
— Oyes chico, creo que te estas confundiendo bastante conmigo. Si quieres insinuar patrañas sobre mi para poder ganarte unas monedas de oro, adelante, es algo que no te impediré. Pero por respeto, te pido que no me tomes por un payaso. Las triquiñuelas de burdel son cosas de los rateros y los timadores, no de mi. Lo mismo digo con esa ridiculez del atuendo amarillo, no participare en tal cosa. El resto sois libres de hacer lo que os venga en gana.
Última edición por Drake el 10 Oct 2019, 09:53, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
Starkvind
Señor Narrador
Señor Narrador
En este hilo: 16
Mensajes: 395
Registrado: Julio 2018
Me gusta dados: 9
Me gusta recibidos: 32
Contactar:

Re: [1x06] Capítulo sexto

Mensaje por Starkvind » 07 Oct 2019, 21:28

Leezar Lockbruck escribió:
07 Oct 2019, 10:30
*Tras el Consejo, me dirijo a mis aposentos junto a la Biblioteca. Necesito descansar la mente de tantas reuniones y discusiones*

*Alim viene un par de veces hablando de notas dejadas por el demonio, pero de las cuales no dispone cuando va a enseñarlas. Todo este asunto de Mogg-Shattoth empieza a cansarme*

- Debes ser fuerte muchacho... este ser ha posado su mirada en ti ahora, pero si eres lo suficientemente fuerte, terminará por pasar y probar con otro miembro de esta casa... *resoplo* pronto me reuniré con Abelio y Scheziss, espero que con la ayuda de la rusalka acabemos de una vez por todas con esta recurrente y cansina amenaza, de manera que podamos centrarnos en otros asuntos.

*Tras hablar con Alim y generar como ya declaré el recurso de Piedra, acudiré en busca de Abelio y Scheziss para llevar a cabo nuestra reunión. Escogeré para esto la antigua habitación de cuarentena de Mario, que al ser uno de los lugares más altos y apartados de Piedrahundida, espero que sirva para evitar molestias y cotillas indeseados*
Scheziss se reúne con vosotros en la biblioteca la misma noche del consejo. Voy a dar por sentado que Abelio y Leezar asisten para acelerar la trama, que se encuentra algo estancada.

— Don Leezarr, nueshtrro sseñorr Fabrritzio me ha contado que ssoiss experrto en Demonología... ¿qué classe de demonio ess Mogg-Sshattoth?

Las preguntas continúan, sobre cuál es el plano de existencia de este ser, qué se sabe de él. Sin embargo, a pesar de la información que tenéis, no parece que sepáis mucho de él. Veamos qué ocurre si superáis una tirada de Intelecto. Depende de lo que saquéis, os revelaré más información o no. Por lo pronto Scheziss os cuenta esto.

— En nueshtrrass ciénagasss exisste una antigua leyenda... — hace una pausa y se queda pensativa. Leezar o Abelio se dan cuenta de que no respira como lo hacen un ser humano normal. En los lados del cuello se encuentran una especie de aberturas similares a agallas que palpitan, hacia fuera, mientras toma aire. — Eshtass tierrass eran yermoss arrdientess, pobladass porr demonioss y serress infamesh. Hassta que la glorria de la Galerrna que Rrugehace un gesto solemne con los brazos, cerrando los ojos durante, antes de acabar. — lass inundó.

Se queda en silencio, esperando que vosotros habléis.

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados